La meva llista de blogs

De vuelta a casa




Son las siete de la tarde. Acabo de llegar de la playa y me he sentado frente al ordenador. Voy a tratar de relatar un poco esos días de viaje que me han tenido apartado del mundo de los blogs. Y voy a empezar por el final.
Mientras escribo esto pienso que esta mañana nos hemos levantado a las seis y media en Venecia. Y después de un frugal y rápido desayuno nos hemos dirigido al muelle donde nos esperaba una lancha-taxi que nos tenía que llevar al aeropuerto de esta ciudad. A las diez ha despegado el avión que nos ha dejado en Barcelona a las doce menos cuarto. Después hemos cogido nuestro coche que nos lo habíamos dejado en el parquing del aeropuerto y a las cuatro ya estábamos en Castellón, en casa de mi hija. La hemos dejado allí y media hora más tarde llegamos al apartamento en Benicàssim. Y después de organizar un poco las cosas, me he ido a pasear por la playa mientras mi mujer terminaba de arreglarlo todo. Y paseando por la orilla de la playa me sentía raro. El aire cotidiano y fresco de Benicàssim acariciaba mi cara con una familiaridad que contrastaba con la desconfianza de las vaharadas de aire veneciano que con insolencia y descaro esta mañana golpeaba nuestros rostros a bordo de la lancha rumbo al aeropuerto. Es la magia de viajar.

El viaje lo empezamos en Barcelona. Vimos la actuación de Madonna que durante dos horas estuvo cantando y bailando sin parar. Me sorprendió que una mujer de cincuenta años tenga la forma física que tiene ella. Pero no salí satisfecho del todo del concierto porque a mí me resultó demasiado discotequero. Pero lo pasamos bien.
Al día siguiente volamos hasta Venecia. Allí nos esperaba una lancha-taxi que nos llevó hasta la plaza de San Marcos. Nuestro hotel estaba en una cale aneja a esta plaza. Después de cenar fuimos a dar un garbeo por los alrededores. La plaza San Marcos estaba llena de gente. Unos músicos joviales y cantarines amenizaban con sus orquestinas a las personas que estaban sentadas en las terrazas de los bares. Su alegre música llenaba toda la plaza de canciones populares.
Al día siguiente fuimos en tren a Firenze (Florencia en castellano). Allí estuvimos unos días respirando arte por los cuatro costados. No en vano Florencia está considerada como la capital del Renacimiento.
El Duomo (la catedral) de Florencia con su impresionante cúpula es algo que se queda grabado en la retina para siempre. Nosotros tuvimos el atrevimiento de subir los cuatrocientos treinta y ocho escalones (y otros tantos de bajada) que llevan hasta la linterna que corona la cúpula. Os aseguro que la vista que desde allí se contempla ablanda los signos de fatiga o las incipientes agujetas que uno pueda tener.
Al día siguiente cogimos un autobús y nos dirigimos a Pisa. La famosa torre inclinada nos esperaba allí desafiando a la gravedad. El conjunto monumental de la torre, el baptisterio y la catedral es algo que se ha de ver por lo menos una vez en la vida.
Después nos fuimos a Siena. Siena es una ciudad que irradia historia. Paseando por sus calles se puede saborear el señorío de esta antigua república. Su catedral es grandiosa.
Y ya por fin, de vuelta a Venecia. ¡Ah Venecia! Venecia es una ciudad diferente a todas. Una ciudad que parece engullida por el mar. Venecia está atravesada por centenares de canales de agua de mar que son las arterias viales de la ciudad. En Venecia no hay coches, hay lanchas, vaporettos y góndolas. Para desplazarse de un barrio a otro la gente utiliza el vaporetto, que es una suerte de barquito que hace las veces del metro de las grandes urbes.
Y envuelto en el cosmopolitismo de esta originalísima ciudad dimos por terminado el viaje. El periplo fue encantador y sabrosísimo, pero es bonito estar de vuelta.


22 comentaris:

Miriam ha dit...

Que lindo, que bien suena, la pasaron genial, se nota!!!
Lindos lugares han visitado, quien pudiera, quizá... alguna vez...
Y regresar siempre es lindo, el lugar propio siempre tiene sus encantos y mas cuando uno la pasó genial.
Buen regreso!!
BEsos

carlota. ha dit...

Huys que envidiaaaa me has dado , y me has recordado mi viaje de hace 22 añitos , nosotras (las amigas de entre 18 años ,yo, y 23 la más mayor)fuimos en autobús hasta Niza y de alli en tren hasta Cuneo(alli se había establecido recientemente una amiga al casarse )y después toda Italia la recorrimos en tern , fueron 21 días inolvidables .

Bienvenido de nuevo .Un beso

Adrisol ha dit...

que maravilla!!

se nota que lo has pasado super bien!!
bellas imágenes que compartes........
me alegra que estés de vuelta,aunque tal vez quisieras estar mas días........jajajjaja

besos, amigo

María ha dit...

Gracias por compartir tus vivencias personales, bonito viaje, me alegro mucho lo hayáis disfrutado.

Bienvenido de nuevo.

Un beso.

Lujo ha dit...

Hola Hola Miguel,
Me alegro que todo haya ido muy bien y vengas contentísimo. Me encantan las fotos y la luz que se desprende en ellas.
¿¿Habéis tenido anécdotas en el aeropuerto??? ¿¿¿¿Y con los italianos????...Espero que si la respuesta es positiva lo expliques en entradas posteriores.
Miles de abrazotes para ti y TODA la Family.

Miguel ha dit...

Miriam: La verdad es que a mí me gusta tanto ir como regresar.

Carlota: Me imagino tu viaje con un montón de años menos...

Adrisol: No es que no me importara quedarme algunos días más, pero tengo la secreta esperanza de volver algún día.

María: Es un placer compartir las buenas vivencias con los amigos.

Lujo: Pues te diré que el viaje nos salió bastante normalito. Sólo decirte que la gente de Italia es super simpática y acogedora.

El rincón de Chiriveque ha dit...

Precioso viaje, Miguel, encantado de que hayas tenido recuerdos y alegrías en tan encantador viaje. Yo, si Dios quiere, me marcho a Budapest este domingo.

Un abrazo.

Miguel ha dit...

El rincón de Chiriveque: Que tengas un viaje feliz y que traigas muy buenos recuerdos.

La Vero ha dit...

Venecia... allí estuve el año pasado, y me encanto. Es tan diferente como dices es la versión acuatica de una ciudad pues todo los vehiculos de ruedas en cualquier ciudad tienen su homologo en el agua de Venecia.
Es una de mis ciudades favoritas de todas las que he visitado es genial, me encanta.

Yo tambien estoy de vuelta tras recorrerme medio Girona que lo he pasado genial

Saludos!!
Un placer volver a leerte

* HADA ISOL ha dit...

Me alegra muchissimo saber que lo han pasado genial,que bonitas fotos! se nota que ha sido una experiencia muy buena e inolvidable para ustedes,como dice Miriam quien pudiera! ojalá alguna vez pueda conocer estos lugares,pero si nunca lo consigo ya los conoci de la mano de mis queridos amigos de blog! un abrazo Miguel y me alegro mucho de corazón!que tengas buen fin de semana!

Miguel ha dit...

La Vero: ¡Estuviste en Venecia el año pasado! pues entonces ya sabes lo que es esta especie de ciudad extraña que tiene brazos de mar en vez de carreteras y barcos en vez de coches.

Hada Isol: Ya sé que para los que estáis del otro lado del Atlántico Italia queda bastante lejana, pero si algún día puedes, no dejes de visitar estos lugares maravillosos, seguro que te gustarán.

Beatriz ha dit...

Feliz de verte de nuevo por este medio!

Te dejo un relajante abrazo y cálido abrazo

Beatriz

VERÓNICA MARSÁ ha dit...

Vaya, bienvenidos!
Yo comienzo este año las vacaciones un poco más tarde, a finales de agosto, ya os contaré la boda griega a la que asistiré, aunque no es la primera, seguro que será genial. Han reservado una playa y los hoteles de alrededor sólo para los invitados, en la isla de Sifnos.
Una abrassada.

Esther ha dit...

Me alegro de que os haya ido también el viaje, y de que hayas regresado para compartir...TUS BUENAS VIBRACIONES

Miguel ha dit...

Beatriz: Gracias por tu relajante comentario.

Verónica: Ya nos contarás la mega boda griega. Yo vi un reportaje por televisión de una boda griega y la verdad es que aluciné.

Esther: Gracias por tu comentario. Aquí estamos de nuevo para compartir.

María ha dit...

¡¡Hola Miguel!!

Sé que hace días que has regresado, de hecho has sido tan cielo de pasar ya a hacerme una visitilla, pero yo que estoy medio de vacaciones, tengo menos tiempo para el blog, que cuando trabajaba, porque al despacho sólo voy a ratitos para poner al día papeles, y al ordenador lo voy a ver sólo cuando puedo...
En fin, disculpas de mal pagador...ja,ja,ja.

El caso es que por fin, me haces la boca agua con tu precioso viaje por Italia, ¡¡Venecia debe ser algo espectacular!! Y la foto de Marta y la Torre de Pisa, muy divertida, le falta un milímetro para que parezca que de verdad la está sujetando...

En fin, que me alegro un montón que estés tan agustito en tu casa, que siempre es el mejor sitio del mundo cuando uno regresa de un viaje ¿verdad?

Un besazo enorme

Miguel ha dit...

María: Pues ya lo digo al finalizar el post: es bonito estar de vuelta. Es bonito regresar y alimentarse de los recuerdos que se han generado durante estos mágicos días que se ha estado lejos de nuestro lugar habitual de residencia.

Yaiza ha dit...

No he podido resisitirme a comentar.
Me ha recordado el viaje a Italia del año pasado.
Recorrimos.
Milán, Venecia, Florencia, Roma,Siena, San Gimignano, Capri, Assís, etc.
Fué un viaje inolvidable.
Roma y Florencia junto con Venecia lo mas.
Gracias por traerme estos recuerdos.

Un saludo.

Marinel ha dit...

Un viaje espléndido, y esa foto en la torre,es la típica,pero no por eso se deja de hacer,jajaja
Viajar es lo que tiene,como bien dices:es mágico.
En cuestión de horas,pasas de un lugar a otro,sintiendo esa comezón de saber que algo ha finalizado,algo que no desearías fuese así.
Pero también es bonito,¿verdad?
Me alegro de que lo hayáis pasado bien.
Besos.

Miguel ha dit...

Yaiza: A mí también Venecia, Florencia, y por supuesto Roma es lo que más me ha impactado de todo lo que tengo visto de Italia. Son sitios donde el arte se desborda.

Marinel: Pues sí, viajar tiene eso, que en un día puedes pasar de desayunar en Venecia a merendar en tu casa. Y esto es para mí precisamente la magia de viajar.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO ha dit...

Magnífico viaje. Has elegido muy bien los lugares. Conozco varios de ellos y son maravillosos. Un abrazo.

Miguel ha dit...

Fernando Sánchez Postigo: Pues la verda es que no me arrepiento en absoluto de haber visitado estos lugares, son encantadores.

Seguidors