La meva llista de blogs

¿Dos cosas a la vez...? ¡Imposible!


Este miércoles pasado tuvimos la feliz ocasión de asistir en mi instituto a una conferencia del experto en nuevas tecnologías de la Universidad Jaume I de Castellón Jordi Adell.
Jordi es un crack. Es un sabio de las TIC y además, un gran comunicador. Nos pasaron las dos horas en un pispás. Y salimos de la charla contentos y enriquecidos.
Nos habló de muchas cosas, todas interesantes, pero yo quiero hacer hincapié en un tema que paso a contaros.
Así, de sopetón, sin venir a cuento, apareció en la pantalla que proyectaba el cañón un grupo de jóvenes que estaban jugando al baloncesto. Congeló la imagen y nos hizo observar que había dos equipos. Uno de blanco y otro de rojo. Cada equipo (eran mixtos los equipos) estaba formado por cuatro jóvenes. Entonces nos advirtió que de lo que se trataba era de poner a prueba nuestra agudeza visual y concentración. Nos dijo que en cuanto le diera al play, durante poco más de treinta segundos los dos equipos empezarían a pasarse la pelota. Nosotros tendríamos que fijarnos en el equipo blanco. Solo en el blanco. Y contar las veces que se pasaran la pelota. Y puso el vídeo en marcha. Enseguida, mezclados los dos equipos, empezaron a pasarse la pelota. Y a moverse. Yo no perdía de vista a los blancos y a la pelota que pasaba de unas manos a otras. Uno, dos, tres… cuatro… cinco..., así hasta catorce, que fueron las veces que yo vi que se pasaron la pelota los componentes del equipo blanco. Y el video finalizó.
Bien, nos dijo Jordi. "¿Cuántas veces habéis contado?" ¡trece! ¡catorce!... cada cual decía la suya, aunque hay que decir que no diferían mucho las cifras. Fue un ejercicio relativamente fácil y simplón, pensaba yo. Pero entonces Jordi se dirigió serio a los escuchantes. “¿No habéis observado algo raro en la grabación?” Yo pensé, “no…”, pero una compañera que tenía sentada a mi izquierda y otra que estaba delante de mí, dijeron al unísono sin mucha convicción: “¡Hemos visto que un gorila se paseaba por delante de los jugadores…!” “¡Qué…un gorila…!” dijo un compañero que tenía sentado justo detrás de mí, y yo asentí corroborando su incredulidad. Hubo entonces un mar de murmuraciones. Unos mostrando su sorpresa y otras afirmando lo del gorila. Y es que, curiosamente, las mujeres habían visto al supuesto gorila, y los hombres, no. ¿Qué estaba pasando allí.
Jordi, pausado y dueño de la situación, terció en el conflicto. “Vamos a salir de dudas. Voy a poner vídeo otra vez. Y ahora fijaos todos bien, no miréis a los jugadores, y aguzad la vista, a ver si es verdad lo del gorila.”
Expectantes, todos pusimos la mirada en el vídeo.
Empezó el video y comenzaron a moverse los jugares pasándose el balón. Ni rastro del gorila. Y siguieron moviéndose vertiginosamente los jugadores en la pista pasándose el balón. Y de pronto, aparece por una esquina ¡un gorila! Sí, un gorila. Y tranquilamente, ajeno a los pases de los baloncestistas, en un par de segundos se fue a perder por la otra esquina. ¡Era verdad! Me quedé alucinado. Las risas y los “¡Oh….!” llenaron el salón de actos. Y entonces nos miramos los unos a las otras… ¡pero cómo pudisteis verlo! ¡yo no lo vi! ¡Claro, pensé, cómo iba a verlo si no tenía ojos más que para la pelota que iba de una a otra mano…! Pero vosotras sí que lo visteis….
Entonces Jordi nos explicó qué había pasado. Los hombres en general (hay excepciones) están muy poco capacitados para hacer bien dos cosas al mismo tiempo. En cambio, la mayoría de las mujeres pueden hacer dos cosas a la vez perfectamente. Por ejemplo, contar los pases y estar pendiente de lo que pasaba alrededor, que en este caso resultó ser un gorila.
Y vosotros, ¿hubierais superado la prueba del gorila? ¿Sois capaces de hacer dos cosas a la vez…?

39 comentaris:

Joselu ha dit...

Miguel, a duras penas soy capaz de hacer una sola cosa bien, así que me temo que no hubiera visto al gorila, aunque lo más seguro es que no hubiera sido capaz de mantener la atención en los pases y hubiera visto al gorila. Mi atención es muy particular. A veces soy capaz de ver lo que se le escapa a todo el mundo, y a la vez soy incapaz de ver lo que ve todo el mundo. Una prueba interesante. Un abrazo.

TORO SALVAJE ha dit...

Conocía el experimento.
Yo no hubiera visto ni a Jordi.

Saludos.

Luis Antonio ha dit...

Las mujeres, sin duda, son mejores observadoras que los hombres y son capaces de hablar y escuchar al mismo tiempo...cosa que a mí me parece totalmente imposible.

Lourdes ha dit...

No sé, pero ya te digo que yo estoy siempre "en misa y repicando", así que...
Vamos, tampoco es cuestión de generalizar, pero hablo con mi experiencia personal. Soy muy observadora y estoy pendiente de todo siempre. No puedo evitarlo. Aunque esté haciendo una cosa, tengo los demás sentidos en todo lo demás que me rodea.
Me han dicho que eso es mú malo para el estrés. Pero yo creo que me estresaría más si no lo hiciera... :)

Pero vaya, que si vosotros mismos lo habéis podido comprobar con la prueba de Jordi, más claro...


Besos, Miguel!!

LOLI ha dit...

Tesoro hace una año que hice esa prueba y no vi al gorila te lo busco y te diré exactamente porque es,no es por el sexo nadie lo ve.Quizás esas chicas hasta ya conocieran el video ;)

Besazooooosssss

Fernando Manero ha dit...

Desde luego, yo tampoco lo hubiera visto, más atento a los detalles que al contexto, más dispuesto a lo que el conferenciante pedía que a otra cosa que no estaba en el guión. Al parecer, es verdad. Las mujeres tienen mejor perspectiva espacial que los hombres, saben ver el bosque mientras nosotros nos deleitamos en los árboles hasta que se cae la rama y nos damos cuenta que las cosas van más allá de lo que tenemos a primera vista. ¿O no? Un abrazo, gran maestro

Miguel ha dit...

Joselu: Es que hay personas para todos los gustos. Y facultades para todas las posibilidades. Es muy peligroso generalizar, ya se sabe, pero se ha demostrado de forma positiva que la mujer es más competente en el ejercicio de hacer dos, o más cosas a la vez (Julio César, dicen, era capaz de dictar cinco misivas simultáneamente, de temas diversos, sin perder la concentración, pero esto es una excepción, claro...) Ayer, sin ir más lejos, me disponía a descorchar una botella de vino mientras cenábamos, y mi mujer iba a decirme algo, y yo, institntivamente le dije, espera que estoy con el sacacorchos y no puedo escucharte, y ella se echó a reír. Pero era verdad, me costaba fijar su atención mientras manipulaba el sacacorchos. Así es, que ya ves, yo, de una en una, y pasito a pasito.

Toro Salvaje: Ni yo. La verdad es que no sé dónde se puso en estos treinta segundos que duró el vídeo.

Luís Antonio: Hablar y escuchar al mismo tiempo... se me antoja difícil ejercicio..., pero sí las mujeres lo hacen.

Lou: Tranquila, pequeño diablillo, que eso es una virtud, nunca un defecto. Y el estrés, ¿quién está libre de él en estos tiempos que corren...?

Loli: No, no, no conocían el vídeo. Por lo menos eso fue lo que nos dijeron luego. Pero también debo decirte que hubo una chica que me aseguró que no vio al gorila... o sea, que no es algo que se cumpla al cien por cien, pero los resultados son significativos.

Fernando: Te diré una cosa para empezar. Y es una pregunta que algún día estudiaré: ¿son más manipulables los hombres que las mujeres? Pudiera ser. Y te lo digo porque Jordi nos "manipuló". Nos dijo que centráramos nuestra atención en una determinada rama, y que nos olvidáramos del bosque, por donde seguía la vida. Y caímos (los hombres) en su manipulación. Nos olvidamos de todo, y solo fijamos la atención en la dirección que él dirigía.

Antonio ha dit...

Digo como Joselu y Toro Salvaje: Me cuesta tanto concentrarme en algo que seguro que no hubiese visto ni el vídeo.

Miguel ha dit...

Antonio: La verdad es que yo admiro a las personas que son capaces de concentrarse en algo que se le indica, aunque no sea de su interés. A mí, por lo menos, me cuesta concentrarme sí ello no me interesa.

Castilla ha dit...

Circula por ahí un power point bastante gracioso que hila con el tema que nos propones. Científicamente parece que está probado que las mujeres son capaces de centrar o ejecutar varias cuestiones a la vez. Lo que pasa es que con el tiempo-¡el tiempo otra vez!-disminuye esa capacidad de concentración, observación y/u acción. La mente se vuelve más perezosa y si estás en algo es difícil hacer otra cosa o atender a una tercera. A mí al menos me pasa, no sé si a todo el mundo. La presentación lo denominaba -DADE_déficit de atención...no me acuerdo de lo otro...¡en qué estaré pensando yo ahora!
Abrazos.

María ha dit...

Jajaja MIGUEL,

la verdad es que no estoy muy segura de si sería o no capaz de ver el gorila de tu vídeo, pero te puedo asegurar, que soy capaz de hacer has cinco y seis cosas a la vez por imposible que pueda parecer.

Te voy a poner un ejemplo, en ocasiones tengo abiertas en le ordenador hasta cuatro pestañas, de manera que leo jurisprudencia, a la vez voy redactando una demanda y en ratitos cuando me agobio mucho, abro un blog y me pongo a comentar, pero hasta rizando el rizo a todo esto que te cuento... me aterriza mi hijo en el despacho, con los verbos irregulares en inglés, y mientras sigo con todo, se los pregunto o si no es mi hijo, me pasan una llamada y contesto, mientras mis dedos teclean y mis ojos leen...¿ahora comprendes por qué a veces escribo tan rematadamente mal pareciendo disléxica perdida y cometiendo más faltas de ortografía que ni sé? nadie puede hacer perfecto muchas cosas a la vez, pero a veces la necesidad ahorca:-)

Eso sí, puedo pasar durante un mes seguido por delante de una tienda que han abierto y ni me entero:-) algunos tenemos una mente de lo más ácrata :-)


Muchos besos MIGUEL y...
Feliz resto de sábado y el domingo enterito.

Vanessa ha dit...

jaja!! sin duda yo hubiera superado la prueba!! A veces me sorprendo yo misma de todas las cosas q estoy haciendo a la vez!Pero mi mente se cansa poco, supongo q tengo q saturarla para acabar agotada al final del día..
Besoss!

LOLI ha dit...

Aqui está el video vuelvo mañana a contarte ;)
BESAZOS

LOLI ha dit...

Es normal no ver al gorila si hubieras puesto el video antes de contar la solución te aseguro que ni Maria ve al gorila :)Te piden que cuentes los pases de los de blanco y te dicen que sólo veras el video una vez,entonces te concentras en los chicos de blanco y es normal no ver al gorila. La mayoría de las personas están concentradas contando los pases de los jugadores, y de forma inconsciente su cerebro descarta la información "innecesaria". Esto nos sucede a diario, la cantidad de información que nos llega por la vista al cerebro es tan grande que inconscientemente hay una tendencia a filtrarla, en mayor o menor grado, y procesar solo aquella que consideramos necesaria, descartando el resto.

BESAZOOOOSSSSSSSSS

Novicia Dalila ha dit...

Ya vi ese video hace tiempo y, efectivamente, necesité visualizarlo dos veces para percatarme del gorila... Debo ser la excepción que confirma la regla... :'(

Un beso, Miguel

Miguel ha dit...

Castilla: puede que sí, que con los años, esa faculotad vaya perdiendo fuerza, pero lo que está claro es que las féminas tenéis muchas facultades que superan a los machos. Lo que pasa es que no siempre se os reconocen.

María: Lo de la mente ácrata me lo apunto. Esto supongo que querrá decir que es libre del todo para fijarse en lo que le apetece. No está mal eso.

Vanessa: Seguro que eres una ujer de tomo y lomo (en el mejor sentido de la expresión)

Loli: Eres un sol Loli. Te mereces un beso así de grande... y lo digo porque sin tú saberlo me has sacado de un pequeño apuro. Este tema se lo comenté a los alumnos de mi tutoría y les prometí que buscaría el vídeo, pero no lo he encontrado. Y tú, así, de golpe me lo regalas... gracias...
Por otra parte, estoy de acuerdo contigo, por lo menos a mí me pasa así. Yo filtro la información y solo me fijo en una determinada cosa, el resto, lo desecho.

Novi: Sí, puede ser. Ya te dije que en mi instituto también hubo chicas que no lo vieron al gorila, pero fueron las menos...

cristal ha dit...

En general opino que las mujeres somos mucho más observadoras y capaces de apreciar los detalles de las cosas que suceden a nuestro alrededor.

Si me gusta más la radio que la televisión, es porque la primera me permite hacer un montón de cosas mientras la escucho.

Un abrazo, Miguel.

Esther ha dit...

Yo hago muchas cosas a la vez, por eso enfermo, no lo aconsejo.

Genial el experimento y genial la conferencia por lo que leo. Pronto las llamarán "Como ser un/a pequeña Ana Ovando" ;).

Miguel ha dit...

Cristal: Pues yo, a veces, cuando estoy escuchando algo interesante de la radio, tengo que dejar de hacer lo que estoy haciendo para escuchar la radio, si no, no me aclaro...

arda ha dit...

jeje, yo desde que soy madre incluso hago 3 o 4 a la vez!!

De todas formas, para mi la diferencia radica más en las personas que en el sexo de las personas...

bsos y abrazo a la vez (pq soy una mujer ;D )

LOLI ha dit...

Pues me alegro muchisimo,es un placer haberte servido ;)Me guardo como un tesoro tu beso.Gracias a ti.

Yolanda ha dit...

Curioso experimento, Miguel. Conocía otros de corte parecido, pero no éste. A veces reflejan la realidad, otras no. Mi marido y yo ,por ejemplo, no seguimos ese patrón en general. Él es mucho más observador que yo, incluso cuando conduce ve más cosas que yo de pasajera. Ayer, sin ir más lejos, tuvimos que ir al tanatorio por la muerte de una familiar mía cuyo apellido desconocía, por lo que tuve que buscar su nombre en la lista de salas; nos fijamos en que había perodistas con micrófonos y cámaras, por lo que supusimos que habría muerto algún famoso. Mi marido ya lo sabía porque había visto el nombre de Florinda Chico entre los fallecidos; yo sólo buscaba el nombre de Carmen, por lo que los demás no me interesaban. "Visión panorámica", dice él. En cambio, yo soy capaz de recordar todos los números de teléfono de cantidad de familiares y amigos, mientras que él sólo recuerda el de sus padres, y gracias. Será por eso que nos complementamos tan bien...
Un abrazo, colega.

Yolanda ha dit...

Ah, se me olvidaba: las mujeres somos capaces de realizar varias cosas a la vez, lo hacemos continuamente. Vigilamos lo que hemos puesto en el fuego mientras echamos suavizante a la lavadora, preparamos la cena sin olvidar lo que vamos a comprar mañana, hacemos los bocadillos sin perder de vista las mochilas, por si falta algo... Mis alumnos se asombran cuando llamo la atención a alguno sin levantar la vista del papel o sin dejar de escribir en la pizarra, porque identifico sus voces incluso cuando susurran. Habilidades de profe que, encima, es mujer. Reconozco, eso sí, que a la hora de conducir somos en general incapaces de interpretar un mapa o el dichoso GPS, como aseguraba el título de un libro hace tiempo.
Un abrazo, colega.

Vane ha dit...

Pues va a ser verdad eso de que nosotras sí que podemos hacer dos cosas a la vez y vosotros no! Vaya, nunca se me hubiese ocurrido una idea tan buena para comprobarlo!
Besines

Miguel ha dit...

Esther: Hay que saber dosificarse, y tomarse las cosas de esta vida con pausa, y si tienes la facultad de hacer más de una cosa a la vez, te aconsejo que vayas por partes. Lo de Ana, muy bueno, es que es un encanto de persona.

Arda: Pues es cierto, yo conozco muchas madres que hacen dos cosas a la vez. No sé si es instinto maternal, o facultad natural. Pero también hay que tener en cuenta que esto también depende de las personas.

Loli: He puesto el vídeo a los críos, y ha sido un éxito. Se lo han pasado muy bien y se han reído mucho. Gracias, y otro beso.

Yolanda: Bueno pues es verdad eso de la visión panorámica. A mí me cuesta tener esta visión, y lo de pelar patas y estar pendiente del fuego, decididamente te diré que no. Pero, en cambio, sí que soy capaz de escribir en la pizarra y reñir a fulanito que está hablando. ¿Ves? ahí sí que he cultivado esta habilidad. No lo había pensado.

Vane: Pues, sí. Comprobado. Las mujeres pueden hacer, la mayoría, dos cosas a la vez. Los hombres (la mayoría) no.

La chica de los sueños de cristal ha dit...

Espero haberla podido superar en aquel momento! Pero no sé.. imagino que como todo, aquí también hay excepciones. Es igual que los que dicen que las rubias son tontas... habrá tontas, y habrá listas. Pero menos mal que hay excepciones :D

Miguel ha dit...

La chica de los sueños: Claro que hay excepciones. Pero hay también mayorías. Y en este caso, por lo menos lo que comprobamos nostros, es que la mayoría de las mujeres lo vieron, y mayoría de los hombres, no. Fue muy curioso.

Castilla ha dit...

A lo mejor una variable que hay que introducir es la capacidad del "disco duro"...Me explico, aunque es algo fácilamente constatable. Si esa parte del cerebro ( ni idea cuál es) en la que "almacenamos" la capacidad de diversificar nuestras actuaciones y hacer varías cosas a la vez. está "colapsada" por algún problema, por alguna preocupación que centra toda tu atención, es casi seguro que eso de hacer tres cosas a la vez (hacerlas correctamente, se entiende) se convierta en imposible. Ni siquiera si esas acciones son automáticas. Supongo que la mente tiene que estar debidamente configurada para diversificar tareas de cualquier índole.
Un abrazo cordial.

Miguel ha dit...

Castilla: Pudiera ser así, de esta manera. Pero lo cierto es que hay personas más capacitadas para la orientación espacial que otras, y no se puede hacer nada por cambiarlo, y en este caso parece que va por los mismos derroteros, es decir que es una facultad innata.

Cris ha dit...

Vi ese video hace tiempo y yo sí que vi el gorila...
:)

Besos!

Miguel ha dit...

Cris: Se nota que eres una mujer...

Raúl ha dit...

Difívil, sí. Conocía el curioso experimento.

Miguel ha dit...

Raúl: Pues sí que es difícil. Dos cosas a la vez, es difícil hacer.

disancor ha dit...

Feliz fin de semana.
Un saludo cordial.

Miguel ha dit...

disancor: Igualmente

María ha dit...

Me pasa como a mi tocaya, que puedo hacer varias cosas a la vez, pero en cambio, soy poco observadora y muy despistada, que a lo mejor han cambiado algo y paso montones de veces delante y no noto el cambio.

Un beso.

Miguel ha dit...

María: Eso es porque tienes la facultad de poder concentrarte en varias cosas, pero si no quieres, no te concentras.

La Hija de Zeus ha dit...

Confieso que yo una vez hice ese ejercicio y no lo vi.. Y SOY MUJER!!

un abrazo

Miguel ha dit...

La hija de Zeus: Las excepciones son las que confirman la regla.

Seguidors