La meva llista de blogs

Las dos Españas




Hacía poco que se había muerto Franco. Se hablaba en la prensa de una Ley para la Reforma, y de un referéndum. Estoy en casa de mi primo Toni. En la habitación estamos Toni y yo sentados en sendos sillones. En el fondo de la sala está nuestro abuelo Andreu. Tiene un puro caliqueño en su boca que provoca intermitentes bocanadas de humo. La habitación está llena de humo blanco. Estamos hablando, mi abuelo calla. Parece no escuchar. Mi primo y yo estamos hablando sin ton ni son. Hablamos por hablar. Y de pronto surge el tema de la política casi sin querer.
-Aunque parezca ingenuo –dijo mi primo- te diré que si todos pensáramos igual, no habría conflictos. Todos estaríamos de acuerdo con todos. Ni derechas ni izquierdas. Todos iguales.
-Pero –le contesto- tendrían que ser todos de izquierdas o todos de derechas, con lo cual, una posibilidad (la de ser de izquierdas, o ser de derechas) se eliminaría.
-Sí, pero como todos aceptarían las ideas del que manda, la gente estaría feliz. Con lo cual me es igual que sean todos de derechas o de izquierdas, lo importantes es que todos piensen igual.-Me contestó muy seguro de lo que decía mi primo.
-Esto es imposible. Fíjate, aquí somos dos y cada uno piensa diferente. Yo estoy por la pluralidad, y tú por todo lo contrario. Además, vas contra la lógica, lo que propones es imposible, solo puede conseguirse por la fuerza.
-Sí- me contestó Toni- ya lo sé. El régimen de Franco, como todas las dictaduras, es una buena muestra. Pero yo te estoy hablando en términos de utopía. Ya sé que esto que digo no es posible, pero si lo fuera, habría paz. La culpa de todas las guerras son las opiniones diferentes, y las maneras diversas de ver las realidades políticas.
Entonces, de improviso, intervino nuestro abuelo.
-Yo esto lo solucionaba muy pronto. Está claro que hay rojos y azules. Hay dos Españas. Unos que son  de izquierdas y otros que son de derechas. Y como no pueden vivir juntos porque se pelean, pues yo cogería el mapa de España y trazaría una raya por la mitad. Y diría, a ver, los de izquierdas, los rojos, aquí, todos juntos, nombrad un presidente de la República y a vivir. Y a la otra parte, los fascistas, y junto con ellos, todos los de derechas. Así bien separados, sin que se mezclen. Así no habría problemas. Porque si se juntan, ya ves lo que pasa.

30 comentaris:

Bertha ha dit...

Es de una lógica aplastante lo de tu abuelo una forma de pensar como mí padre y por semejanzas hasta fumaba caliqueños tambien.La realidad en mí vida: mí madre es vasca, mí padre catalán pero de lo pobres (como decía él) de los fututs y, yo vivo en Canarias donde hay una mezcolanza de muchos puntos del Sur y todos, todos tienen la solución...En el archipiélago que son 7 islas unos son de derechas y los otros de izquierdas y no veas como se parte aquí el bacalao.Además por proximidad las influencias de América Latina llegan primero(Cuba-Venezuela) que es dónde esta el mayor foco de canarios emigrados y la ciudad de San Antonio que la fundaron los primeros Canarios...

Todos opinan y soluciones n.i.n.g.u.n.a.

Un abrazo Miguel y que sigas disfrutando de estas bien merecidas vacaciones mirando el mar(como diría Bonet de San Pedro)

P.S: y mí madre es de los niños de Guernica que tuvieron que salir para francia.En mí casa política y religión X.

Marinel ha dit...

En mi modesta opinión,no es ni será nunca tan sencillo.
Primero,porque para que la utopía de tu primo se hiciese realidad,el que manda haciéndonos felices,lo haría porque veríamos en él justicia,equidad, prosperidad etc,etc,etc
Si no,¿en qué basaríamos la felicidad, en la obediencia absoluta y por imperativo?

Y tampoco creo que la opción separatista de manera tajante,aún por voluntaria, pudiese ser la opción,porque destroncaría familias,amistades, cariños que han convivido reprimiéndose o tolerándose precisamente por ese afecto, pero que al separarse podría convertirse en regomellos internos abocados a rencores,miedos, remordimientos,etc,etc,etc
Con lo que la felicidad tampoco sería factible.

Más bien deberíamos ser todos capaces de tolerar con respecto.
Sería también ideal, poder elegir a cada uno de nuestros representantes sin importarnos su procedencia, a través de una especie de pruebas de honradez de las que después se haría un seguimiento permanente.

Y en fin...podría divagar más,pero el desaliento o la desesperanza va haciendo mella en mí a marchas forzadas.
Como creo que le ocurre a la mayoría del país.
Besos.

Novicia Dalila ha dit...

A veces la experiencia y la edad simplifican las cosas, quizás llevándolas a límites imposibles. La propuesta de tu abuelo no sería factible. Lo primero, porque lo de "divide y vencerás" se haría patente, y lo segundo, porque debemos ser capaces de convivir sin matarnos....
Por esa regla de tres, pues se les hace un guetito a los vascos y catalanes independentistas y yastá... No. Hay que saber convivir y compatibilizar formas de pensamiento. Sería un signo de civilización importante.

Un beso, Miguel

Diego ha dit...

Quizá se solucionaría con sentido común, cultura, etc.
Además pienso que más de lo que creemos muchas personas están de acuerdo con los demás, lo que pasa es que no lo saben. Se identifican con los dos grandes partidos del país y hasta el fin con ellos. Como si representaran siempre la izquierda y la derecha!
Abrazo veraniego

V ha dit...

No estoy de acuerdo.

Divide y perderás.

Lo que hay que hacer es intentar que la gente esté al tanto de las cosas en la medida de lo posible. Y educación, mucha educación.

Si estas dos cosas se cumpliesen, ya veríamos de qué color somos todos en realidad.

Un beso, Miguel.

TORO SALVAJE ha dit...

Yo ya me cansé de las dos Españas.
Si pudiera me iría y no volvería.
Pero no puedo irme.

Saludos.

María ha dit...

Simplificar tanto, algo tan complejísimo mi querido MIGUEL, ni aun en la mente más calenturienta, me temo sea posible. Ni siquiera entre los que comparten una misma ideología, religión o creencia del tipo que sea existe acuerdo absoluto en todo. Siempre hay lineas más moderadas y más extremas dentro de una misma corriente.

Además ¿de verdad crees que en la España de hoy existe la división entre derechas e izquierdas? yo no lo creo.. sinceramente me parece que hace mucho que esa división es irreal del todo.

Hay gente tan reaccionaria a la izquierda, como a la derecha, tan malvada y estupenda a un lado, como a otro y tan diferentes entre sí, que casi te diría que dependiendo en qué facetas de la vida que tomes, uno puede ser las dos cosas a la vez:-) Nada es blanco o negro, nunca lo ha sido en realidad, ahora, menos que nunca.

Aun partiendo España en dos, no habría paz en ninguna de las dos, como en ninguna parte del mundo. España no es diferente a ninguna parte del mundo, conflictos los hay y desgraciadamente los habrá siempre, si no es por un motivo será por otro.

Yo vivo al lado de Portugal y veo que más menos es idem... ya sabes diferente, pero igual ;-)


Un beso muuuy grande MIGUEL.

Miguel ha dit...

Bertha: Si es que eso de las diferentes opiniones es nuestro pan de cada día. Y para ello no hay solución. Yo creo que, por lo que cuentas, tú has asimilado muy bien las dos posturas.

Marinel: La utopía, por definición es algo irrealizable, y eso es lo que es la idea tanto de mi primo como de mi abuelo. Pero, bien pensado, pensar nos marca. Y trae consecuencias a veces nefastas.

Novi: Tienes razón. Lo de mi abuelo es aquello de romper la baraja. Lo mejor está en la pluralidad, en mezclarnos todos, los de todos los colores, y aceptar las derrotas y los triunfos. En otras palabras, en la tolerancia.

Diego: Es lo que pasa, que nos puede el corazón y la razón la dejamos de lado. Y votamos a unas siglas que las hemos hecho nuestras sin saber bien qué consecuencias puede traer este voto.

V: A lo mejor, es lo que tú dices, no somos tan diferentes. Pero en la práctica, cada uno tiene su ideología. Y de eso se aprovechan los partidos políticos.

Toro: No, no te vayas, Toro, que aquí, a pesar de todo, se vive bien.

María: Te doy toda la razón. No es posible la teoría simplicista de mi abuelo. Siempre habrá luchas ideológicas, aun dentro de una misma tendencia.

Bertha ha dit...

...no me queda otra Miguel: trabajo con un material y unas personitas con muchos problemas.Por lo que a mí me interesa la parte valores y lo demas lo campeo cómo buenamente puedo.

Pero sí en mí familia ha sido una constante estas divisiones y hacen sufrir mucho a quien no tiene parte ni culpa.

Myriam ha dit...

¡Una pena y con lo linda que es España!. Los extremos se tocan en la transigencia.

Pero yo si creo que hay miles y miles de personas moderadas y pluralistas y cada vez más.

Un abrazo

Myriam ha dit...

PD y solidarias

Yolanda ha dit...

Miguel, yo he vivido (y sigo viviendo) esas dos Españas en mi propia piel. Mi familia es de derechas a más no poder (mi padre admiraba a Hitler y decía que Blas Piñar quedaba a su izquierda, imagínate...) y yo lo fui, qué remedio, y convencida además, hasta los veintitantos años: iba a la Plaza de Oriente, conocí a Blas Piñar, vestí el uniforme de Fuerza Nueva... Increíble, pero cierto. ¿Qué pasó? Que conocí mundo, otras personas, otras formas de pensar, y pasé a romper con la religión, la derecha y todo lo que representaba, que era y sigue siendo muchísimo. Los conozco muy bien, no me van a engañar. Sé de lo que son capaces y me dan miedo y asco. Dicen que existe una derecha moderada y razonable, pero yo no la conozco. Quizá pueda representarla Rodríguez de Miñón, por ejemplo, pero no muchos más. El que se sale del guion es apartado, en uno y otro bando. ¿Que si siguen existiendo? ¡Por supuesto! No creo que se acaben nunca, va en nuestros genes. A veces llegamos a entendernos, pero no es habitual. Mira lo que pasa ahora: ¿A alguien pueden extrañarle las barbaridades que están haciendo? Se les veía venir, pero lo peor es que muchos están conformes y hasta les justifican. Si de ellos dependiera, por supuesto que no habría dos prtidos: con uno, el suyo, vamos que chutamos, y si no t egusta, te jodes y te aguantas o te vas. Creen que el poder es suyo por ley natural, y cuando no lo tienen consideran que se lo han usurpado. Para qué van a preguntar al pueblo lo que quiere, ellos lo saben de sobra. Una sola lengua, una sola ley, un solo partido, nada de diecisiete reinos de taifas pidiendo mejoras en contra del vecino. En Vigo como en Albacete, todos igual. El País Vasco volverá a ser Vascongadas, Cataluña será la mala de la película (para muchos nunca ha dejado de serlo), Andalucía será el paraíso turístico lleno de vagos que siempre fue... Al tiempo, ya verás... De momento, algo nos va a igualar sí o sí: tendremos que pagar muchas medicinas íntegramente en Bilbao, en Almería o en Madrid, a menos que algunos planten cara y digan que nones. Esto va mal, muy mal...
Tú disfruta de la playa, aquí nos derretimos sobre el asfalto y tenemos un bochorno sólo comparable al que sentimos cuando hacen su (escasa) aparición Rajoy, Mato, Guindos, Aguirre, Barberá o Botella, madre mía, qué sarta de burradas y de injusticias pueden llegar a soltar por esas boquitas...
Cuídate y descansa. Un fuerte abrazo, colega.

Angie ha dit...

No es tan fácil como hacer una línea divisoria porque el fondo de la cuestión es dominar al otro e imponer determinados ideales sobre los demás.

Besos.

Miguel ha dit...

Bertha: Pero lo que importa es ser tolerante. Comprender que puede haber distintas maneras de pensar.

Myriam: Pues sí. Sí que hay personas moderadas. Las extremistas son las que dan miedo.

Yolanda: Lo de las dos Españas puede que vaya con nuestros genes. Y puede que como decía Machado "una de las dos España ha de helarte el corazón" Es decir, que si no están con una, esta contra ella. En la Guerra Civil se vio hasta donde pueden llegar las diferencias ideológicas. Creo que algo aprendimos de ella, aunque algunos parece que no lo han aprendido.
Pues aquí el verano ha llegado en todo su esplendor. Yo, ahora mismo vengo de pasear por la playa, me encanta pasear a estas horas crepusculares.

Angie: Ya lo sé. Lo que pretende en el fondo el extremista es eliminar la ideología contraria.

Tropiezos y trapecios ha dit...

Las dos Españas siguen existiendo...y probablemente lo sigan haciendo durante mucho tiempo. Supongo que es díficil que algo como una guerra civil vuelva a producirse, ahora tenemos mucha más educación y hay menos analfabetismo pero día a día vivimos el enfrentamiento verbal y España sigue separada.

Las fronteras siempre traen más problemas, lo demuestra la historia, hacer esa separación sería como crear un muro de Berlín o algo así como la franja de Gaza.

No creo que el problema sea tan grave en nuestro caso (o quizá sí) a lo mejor según vayan pasando los años las heridas cicatricen y vuelva a existir una única España...aunque no lo sé, realmente nunca he creído en patrias ni en fronteras, el mundo debería ser solo uno.

Las nacionalidades solo han traído desigualdad y separatismo.Esa es mi opinión.

Un saludo.

Oski

Luis Antonio ha dit...

El aroma de los caliqueños es horrible. Compadezco a los que lo sufren...

No me gusta la solución. Tenemos que aprender, y algo se ha logrado, a convivir con ideas distintas sobre todos los asuntos. Nos falta ejercicio de la tolerancia, del respeto y de la comprensión.

Los conceptos de izquierdas y derechas son más que obsoletos. Hoy tiene más sentido hablar de conservadores y progresistas...

Si se dividiera España en dos, algunos optaríamos por el exilio de ambas...

Un abrazo

Miguel ha dit...

Oski: Pues algo de lo que tú dices era lo que pretendía mi abuelo, para que no existieran fronteras él creaba una.

Luís Antonio: Yo, la verdad, no sabría por cuál de las dis optar.

Gemma ha dit...

Yo creo Miguel que la ideología política ya no importa a casi nadie. Se ha desvirtuado tanto que los ideales han tomado un nuevo rumbo. El capitalismo hizo su respectiva masacre ideológica y ahora en realidad, nos importa un pimiento que quién nos resucite sea de izquierdas o de derechas, lo que necesitamos es que alguien de una puñetera vez lo haga. Qué piensan las nuevas generaciones, las que cumplen mayoría de edad después de la burbuja inmobiliaria, los chicos que no han vivido socialmente esa lucha de colores? ellos han vivido una masacre económica al tiempo que han visto un uso de lejía y detergente en camisas asombrosamente alterables, después de esta, sólo nos queda ayudarles en todo lo que podamos. Qué importa un rojo o un azul cuando el poder económico pesa sobre ambas cabezas? los dos han sido derrotados por un ente más poderoso que cualquier ideología...

Ya estás de vacaciones?

Un beso

María ha dit...

Deberíamos ser todos más tolerantes, no discutir por ideas, y respetar la la libertad de pensamiento de los demás, creo que es lo mejor.

Un beso.

PD.- Somos campeones, pero vaya vaya... no sabía yo la cantidad de euros que se van a repartir con este triunfo, gracias por decírmelo.

Diana Puig ha dit...

Estos días pensaba también mucho en mi abuelo, me hace mucha falta, éramos parecidos en ciertas cosas, pero con muchos más años por lo que sabría aconsejarme bien. Me encantan las historias que se cuentan entre abuelo-a, nieto-a, siempre se aprende algo, pero siempre.
Un abrazo Miguel, cuídate.
didi.

Miguel ha dit...

Gemma: Antes que nada te diré que sí, que ya estoy de vacaciones. Aunque debo decirte que desde junio que estoy en el lugar de vacaciones, en el apartamento de Benicàssim. Por otra parte, es verdad que hoy en día, en España (y en el mundo) lo que priva es el dinero. Lo otro, las ideologías, han pasado a un segundo plano.

María: La felicidad (la que nos dio la selección española ayer) tiene un precio... Y sí, deberíamos ser más tolerantes. La historia nos lo enseña.

Didi: A mí me parece muy interesante la relación entre nuestros mayores. Siempre nos aportan ideas refrescantes.

Gemma ha dit...

Pues que las disfrutes mucho. Ya te leí que estabas en Benicàssim pero no sabía si a cuenta de vacaciones. Un abrazo a ti y a tu familia.

Anònim ha dit...

Ah¡ discutiríamos igual...
Seguro que sí¡
Nacemos humanos,morimos humanos.
Bess¡ Buen verano playero o piscinero

Anònim ha dit...

Ah¡ discutiríamos igual...
Seguro que sí¡
Nacemos humanos,morimos humanos.
Bess¡ Buen verano playero o piscinero

Anònim ha dit...

Soy Mar,la que sale como anónima.No entiendo porq no sale mi nombre.
Esto de la informática...

MAR ha dit...

Se me lee ahora? jejeje

MAR ha dit...

Ahora sí¡ ya no soy anónima...
Bess

Miguel ha dit...

Gemma: Gracias. Nosotros venimos a Benicàssim el día uno de junio (aunque aún trabajemos) y nos vamos el veintitantos de septiembre) Aquí se está de lujo.

Mar: Bueno, por fin. Es que la informática tiene eso. Pues mi veraneo es playero. Y por otra parte, te diré que estoy de acuerdo contigo. El ser humano es discutidor por naturaleza.

Myriam ha dit...

(si que dan miedo esas personas, Miguel, que se tocan en la INtransigencia, como quise decir antes y me comí las dos letras primeras, por lo visto tenía hambre cuando te escribí jajajja)

Miguel ha dit...

Miguel: Tienes razón la intransigencia es la madre de todas las disputas (o guerras)

Seguidors