La meva llista de blogs

Viaje a Irlanda


Acabo de llegar con mi mujer y mi hija de Dublín. Hemos pasado una semanita en esta preciosa ciudad irlandesa y me vuelvo a incorporar a la actividad bloggeril.
Me gustaría contaros algunas cosas de este pequeño viaje.
En primer lugar os diré que lo que me ha llamado poderosamente la atención (aunque ya lo sabía) es su clima. Nada que ver con el de España, y menos con el de mi tierra (Castellón, en la costa mediterránea). Todos los días que estuvimos allí las nubes reinaron en el cielo dublinés. De vez en cuando le daba por llover. Y los chubasqueros y las chaquetas no nos las pudimos quitar en todo el viaje, porque allí, en pleno verano hace frío. Los romanos, dicen, desecharon la idea de conquistarla precisamente por eso, por su eterno invierno, según los romanos explican en sus crónicas. No resultaba una isla interesante para poder asentarse a vivir con la tranquilidad del clima al que estaban avezados los romanos. Pero bueno, esto forma parte de su encanto, y así hay que tomarlo. De todas maneras tengo que decir que para visitarla, de maravilla, pero para vivir allí, no sé si me adaptaría a estar días y días sin ver el sol.
Dublín es una ciudad muy bonita y práctica. Llena de amplias avenidas y calles peatonales. Dotada de todos los servicios (bares, tiendas, etc.) que uno se pueda imaginar. Y, aunque suene a tópico, la gente es acogedora y amable. Las calles dublinesas respiran un ambiente pacífico y cordial.
Me gustó mucho la zona que ellos llaman el “Temple bar”. Es un distrito de la ciudad repleto de pubs. Los típicos pubs irlandeses, llenos de gente bebiendo su “guinness”, escuchando una estupenda música, ya sea en vivo o en disco, pero siempre de una calidad tremenda, que a uno le invita a entrar, relajarse y tomarse una cerveza… después de otra… (la verdad es que allí se bebe mucho)
Un día hicimos una excursión a un condado cercano a Dublín (Wicklow). Una guía muy diligente, atenta y simpática, nos llevó por lo que es la Irlanda profunda. Verde, verde y verde a rabiar. Precioso. Nos contó algunas cosas interesantes de los irlandeses, un pueblo marcado por las invasiones (normandos, vikingos), por el dominio inglés, y olvidado en cambio, por las grandes culturas antiguas (griegos, romanos, árabes). Respecto al sometimiento a Inglaterra hay que apuntar que Irlanda perteneció a la corona inglesa hasta el año 1948, y aún hoy existe, como todos sabéis, el IRA que reclama para Irlanda la zona de dominio inglés de Irlanda del Norte.
También nos habló de las constantes invasiones de normandos y vikingos. Que no hacían más que saquear a los pobres irlandeses. Tanto les saquearon entre unos y otros que el idioma irlandés (el autóctono) aunque es oficial en Irlanda, no lo habla más que un cinco por ciento de la población. El resto habla inglés, como es sabido. Por eso Irlanda está en esta época del año repleta de estudiantes de ESO que van allí a pasar unas semanas con una familia irlandesa para perfeccionar el idioma de Shakespeare.
Otra de las cosas interesantes que nos contó nuestra guía fue que los vikingos no llevaban un casco con cuernos. Yo ya lo había leído en algún sitio, pero lo que no sabía es que la expresión de “llevar los cuernos” tiene su origen en una costumbre vikinga. Nos contó que el jefe vikingo tenía la potestad de acostarse con la mujer que él quisiera (aunque estuviera casada, lo cual, lejos de ser un oprobio, constituía un orgullo para el marido, pues su mujer había sido elegida por su belleza por el jefe), pues bueno, cuando el mandamás ponía el ojo en una chica, lo que hacía era colgar un cuerno en la puerta de la vivienda de la mujer nominada. El marido ya sabía que aquella noche su mujer se acostaría con el jefe. Y de ahí viene la expresión llevar los cuernos o ser un cornudo. Bueno, yo tengo otras versiones, pero ésta me gusta más.
En otro orden de cosas, me llamó la atención que en Irlanda el agua es gratis. No hay recibo del agua; hay tanta, que es gratis. Esto está muy bien, pero por el contrario, ya no me gustó tanto saber que allí no tienen seguridad social, que siempre que uno va al médico tiene que pagarse de su bolsillo la consulta, que por cierto, no es barata.
Espero que esta minúscula crónica de nuestro viaje os haya resultado amena. Y si alguien no ha estado en este país, le recomiendo que lo visite, es, sencillamente, diferente, encantador.

33 comentaris:

Vanessa ha dit...

Siempre he querido viajar allí, espero no quedarme con las ganas, y más ahora después de todo lo q has contado y lo bonita q es la foto, más ganas me han entrado de ir. Y además me gusta mucho más el frío q el calor, así q eso de no ver el sol lo llevaré bien!
Besos!

El rincón de Chiriveque ha dit...

Hola Miguel y bienvenido seas. Me ha encantado tu crónica y espero visitar Dublín algún día. Este año la ciudad que voy a conocer va a ser París, dentro de muy poco, en apenas diez días...

Me ha gustado lo que comentas del irlandés, la verdad es que así suele ser, el perro grande se come al chico... Pero, vamos, a nadie sensato se le ocurriría reimplantar el irlandés y dejar fuera de la oficialidad al inglés, que es la lengua que mueve mucho dinero, por ejemplo con los erasmus que mencionas...

Lo del agua gratis no lo sabía, lo del médico pues vaya, si voy ya veo que la tarjeta sanitaria europea no me servirá de nada jeje... Un abrazo, amigo.

Miguel ha dit...

Vanessa: No te lo pienses más, si es así como tú dices, Irlanda te encantará.

Chiriveque: Puedes ir tranquilo, que la tarjeta médica nuestra sí que vale. Fíjate, para ellos no es gratis la sanidad y para nosotros sí. París, también lo he visitado, y es otra historia, pero con un encanto especial.

Lourdes ha dit...

Pues sí que me ha llamado siempre la atención Irlanda, sí. Pero ahora, con lo que tú cuentas, mucho más.
Ves? Pero es que me echa para atrás lo del frío. Aunque, bueno, con el calor que hace últimamente, dan ganas de irse pa'llá y disfrutar de los días fresquitos...


Un beso, Miguel!!!

Yolanda ha dit...

Qué pinta tan estupenda tiene esa semana irlandesa, Miguel. No hay nada como poner distancia para ver las cosas de otra manera y conocer otras tierras y otras gentes. Siempre es positivo el cambio, sobre todo si te vas del tórrido Mediterráneo a la verde y húmeda Irlanda, tan distinta en todo a nosotros. Se libraron de la invasión romana y mantienen sus raíces prácticamente intactas. Qué cosas tan curiosas cuentas... Seguro que tienes material para varios posts. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.
Un abrazo, colega.

Joselu ha dit...

Pasamos tres semanas la que entonces era mi novia y yo tres semanas en Irlanda. Salimos rápido de Dublín y nos fuimos al oeste, a Connemara cuya capital es Galway. Nos fuimos a las islas Aran en tienda de campaña y nos asomamos a los acantilados de Moher, además de Doolin. Visitamos pubs, cementerios celtas y degustamos el salmón y la carne irlandesa. Es un país que me gustaría volver visitar. Me encanta el clima. Tienes razón en la inestabilidad incluso en pleno verano. El cielo cambia de color un montón de veces al día y el verde es el color dominante por doquier. Hay una peli extraordinaria que te recomiendo que se llama Hombres de Aran de O'Flaherty, creo que es el director. Da igual si es versión original o doblada. La vi en Inismore y me la compré. La he visto muchas veces. Da idea de la dureza de la vida en la Irlanda del pasado. Además tienen los irlandeses una facilidad lingüística extraordinaria. Eran irlandeses Jonathan Swift, Oscar Wilde, Bran Stocker, Yeats, Joyce... entre otros muchos. Un país entrañable para mí. Un abrazo.

Alu ha dit...

El típico encanto irlandes, ¿cómo desprenderse de él? Que me gusta, es decir poco.

Marinel ha dit...

Pues no estaría mal visitarla,desde luego.
En la foto se os ve felices,pero algo heladillos,¿eh?
A mí me encantaría viajar por todas partes,la verdad.
Ver mundo es uno de mis sueños congelados.
Lo más lejos que he ido es a Francia y lo que tú dices...preciosa,pero no sé si para vivir...
España es un lugar muy lleno de vida,de sol y mar.
Y en todas partes hay cosas más positivas que aquí,pero también las hay negativas,¿verdad?
Me alegra mucho veros tan felices y saber que habéis difrutado tanto.
Besos para los tres.

Novicia Dalila ha dit...

¡¡¡Que envidia me daisssssssss¡¡¡
Es uno de los destinos que tengo pendientes y acabo de terminar un libro sobre la vida de James Joyce, quizás el irlandés más internacional, y ya ha terminado de convencerme, así que te agradezco muchísimo tu personal tour por aquellas tierras mágicas.
Muchas gracias
Un beso

Miguel ha dit...

Lou: No te acobarde el frío, forma parte de su encanto.

Yolanda: Irlanda es única. De veras. Te puede gustar o no, pero tiene algo que la hace única. He aprendido muchas cosas, la verdad.

Joselu: Si ya estuviste en Irlanda, seguro que te habrá gustado refrescar tus recuerdos. Nos hicmos fotos junto a la estatua del creador de Ulises, y vimos la estatua recostada sobre una roca de Oscar Wild enmedio de una vegetación frondosísima... una pasada.

Alu: ¿Te gusta Irlanda? es un sitio encantador.

Marinel: Sí, sí que se nos ve heladillos, es que hacía un viento y caían unas gotas de lluvia que no veas..., pero bien, muy bien el viaje.

Novicia: ¿Has escrito un libro sobre James Joyce...? enhorabuena. Pues allí en Irlanda es todo un héroe....

cactus girl ha dit...

QUé foto más buena y qué envidia que me dáis..

Tengo unas ganas de conocer ese país que no veas...aunque siempre termino en otro sitio distinto al que no quiero ir.

No sé por qué será..

Cosas de ser géminis, supongo!

Me alegro de que hayas disfrutado de tu viaje y no me recuerdes más a los nenes de mi clase que te matooooooooooooooooo!

Un beso

Luis Antonio ha dit...

Irlanda, en su conjunto, es bonita pero puede llegar a resultar monótona por su uniformidad. Dublín me dejó un cúmulo de recuerdos y de imágenes mucho más rico. En Belfast pude ver de forma palpable la división que áun existe entre católicos y anglicanos. El tema de la división está todavía muy lejos de un acuerdo.

Bonita y entrañable foto, Miguel

Antonio ha dit...

Me encanta Irlanda: Estuve hace muchos años en Dublín, en Galway y en Derry (con excursión a la Calzada de los Gigantes). Me gusta la cultura irlandesa, quizá llevado por muchos más tópicos que realidades. Y el clima es una bendición cuando vas a pasar unos días desde este sofocante Mediterráneo.
Un saludo.

Miguel ha dit...

Cactus girl: Te lo recomiendo, cuando puedas, ves (¡pero sin tus niños...! ja, ja, ja) seguro que no te defraudará.

Luís Antonio: Sí, es verdad lo del conflicto del IRA aún queda lejos de resolverse, pero en Dublín no se respira ese clima. A mí me produjo una gran sensación de paz.

Antonio: Es verdad, Irlanda es bonita, así como su clima, por el gran contraste con nuestro clima.

Belén ha dit...

Es un país que quiero ver, pero chico... a ver si me lanzo!

Besicos

Adrisol ha dit...

que lindo lo que contaste!!
es una forma de compartir tus vivencias y conocer algo nuevo e inalcanzable para mí..

gracias por haber dejado esas profundas palabras en mi casa que hicieron tanto bien a mi corazón dolido..
miles de abrazos
miles de gracias!!

Miguel ha dit...

Belén: Pues lánzate, te lo recomiendo.

Adrisol: Me alegro que regreses a este mundo de los blogs, esto quiere decir que quieres seguir con tu vida. Ánimo y adelante.

LOLI ha dit...

Como no vas a ser el profe preferido de los alumnos si es que lo explicas todo tan ameno que da gusto,hasta podrias hacerme un examen que seguro que te saco un diez(no lo he sacado en EGB en mi vida)
Pues mira casi prefiero que me cobren el agua y no tener que pagar las visitas medicas,jajajaja.
Muy interesante tu viaje la de cosas que he aprendido!!!

Por cierto yo tampoco podria vivir en un lugar donde no sale el sol,él me da la energia que necesito.

Gracias por tus palabras en mi casa, has resumido perfectamente lo que queria decir y me ha costado tanto.Gracias de corazón.


Sabes Aaron ha sacado todo sobresalientes y hasta ha sido felicitado por el director ;)

BESAZOS GRANDES

PD:Creo que Novi se refiere a que acaba de leerlo ;)

fernando ha dit...

Todos los que van a Irlanda hablan maravillas de aquel lugar. Y encima el fresquito se agradece en un mes tan caluroso. un abrazo.

Miguel ha dit...

Loli: Gracias por tus confortantes palabras. Me he alegrado un montón con las notas de AArón. Dale un besazo de mi parte.

Fernando: Sí, sí, es bueno hacer un paréntesis y refrescarse un poco. Pero yo prefiero estos calores de por aquí y ese sol.

Novicia Dalila ha dit...

Lo que dice Loli, Miguel: Acabo de leerlo. De hecho, hasta que no lo he leído, no sabía apenas nada de James Joyce....

Un beso y feliz semana, Miguel

Miguel ha dit...

Novicia: Gracias por tu comentario. Me alegro de que te haya servido de algo este post.

María ha dit...

Hola MIGUEL,

hace tiempo que tenía pendiente esta visita, pero hasta el viernes que me licenciaron jajaja he estado con le agua al cuello tooooodo el tiempo.

Verás casualmente, justo ahora tengo a mi hija en Edimburgo, que como tu Irlanda, brillan por la ausencia de sol, nosotros que vivimos en Galicia deberíamos estar más acostumbrados a ese clima que vosotros y sin embargo a las nubes negras y a la lluvia, es difícil resignarse. Ella, no sabes cómo despotrica de eso y la comida que por lo visto en Escocia, es de lo más peculiar. No conozco Irlanda, pero la cultura celta me apasiona, de hecho vivo en una de las zonas colonizadas por ellos e imagino, que tenemos por ello, muchas cosas en común. de todos los anglosajones seguramente los de sangre más caliente son los irlandeses, quizá por ello, junto con los italianos, son los que más se semejan a nuestra idiosincrasia.

Me encanta vuestra foto, parece y de hecho seguro que refleja, la familia feliz que sois.

Un besazo muuuuy grande irlandés:-)

Miguel ha dit...

María: Así que tienes a tu hija por Esocia... pues por lo visto el clima es similar al de irlanda. Yo no sé si me acabaría por acostumbrar, pero la verdad es que es un país encantador.

Recuerdos perdidos ha dit...

Hace doce años pasé un mes por aquellos lares aprendiendo inglés con una beca del MEC. Era la primera vez que salía al extranjero, después de aquel vieje mi sueño era viajar, ver otras personas y otras tierras. Además conservo dos amigas; justamente este mes, después de doce años, nos veremos de nuevo y pasaremos unos días recordando la juventud.

Yo tampoco podría pasar toda mi vida en Irlanda, unos años sí. Los que vemos el sol a menudo no podemos vivir sin él.

Un saludo.

Miguel ha dit...

Recuerdos perdidos: Efectivamente, yo necesito del sol. Un día sin sol, vale, pero todos los días sin ver el sol me deprime.

LOLI ha dit...

Mira lo recuerdas?

LOLI ha dit...

Este es mas cortito pero no se te ve ;)

Miguel ha dit...

Loli: ¡Qué ilusión me ha hecho ver estos vídeos...! ¡claro que me acuerdo...! Al año siguiente me fui a Benicàssim, y estos niños los tuve (a Aarón también) en el instituto. Ha sido un precioso recuerdo. Gracias.

LOLI ha dit...

;)Gracias a ti.

Si encuentro algo mas ya te lo mando,es que estamos haciendole un video a mi niño para su cumple,no veas que recuerdos , que pena que crezcan tan rapido¿verdad?

UN BESO DE SU PARTE Y OTRO MIO

María ha dit...

Es un país que no conozco, quizá algún día pueda visitarlo, de momento no tengo planes.

Pero tengo familiares que han visitado todo aquello e hicieron fotografías, aquello es precioso, aunque el clima, no tiene nada que ver con el de España.

Un beso, Miguel.

Miguel ha dit...

María: Sí, pero el clima forma parte de su encanto.

amelche ha dit...

Parece que hemos estado los dos en Irlanda este verano, pero yo en la otra orilla, en el oeste.

Seguidors