La meva llista de blogs

La edad ideal



Es muy propio de la gente mayor querer parecer más joven. Pero a edades muy tiernas se tiende a querer ser mayor.
Parece una contradicción. Y a lo mejor lo es.
Tal vez se busca una edad intermedia e indefinida, el justo medio.
Lo cierto es que si se pregunta a alguien sobre cuál es la edad idónea de un ser humano, la edad en la que se es más feliz, se obtendrán las más variadas respuestas.
Dante decía que los treinta eran la mitad de la vida. Hoy esto ha quedado obsoleto. Hay quien ansía alcanzar la cifra de mayoría de edad, hay quien suspira por tener la edad de jubilación…
Yo pienso, pues, que esto de la edad es muy relativo. Siempre lo he pensado así. Siempre hasta que leí un informe sobre el particular. Un estudio donde aseguraba que objetivamente la edad más feliz del ser humano son lo ocho años.
Enseguida puse mi mente a viajar en el tiempo. Estamos en el año 1966. Estoy cursando tercero de primaria, luego, tras el verano, cuarto. Soy feliz. Mis maestros, Don Vicente y Don Antonio son unos excelentes profesionales que me instan a aprender y a ser mejor persona. Mis amigos nunca me abandonan. Todo el tiempo lo pasamos jugando en la calle. Mil juegos que me hacen ser feliz. No hay tiempo para otra cosa que no sea jugar. Correr, correr y divertirme. Pronto me comprarán una bicicleta. Hace poco que mi padre trajo una televisión a casa. Esto es una maravilla de las maravillas. Veo (en un precioso blanco y negro) los dibujos animados de "Los Picapiedra". Las series “El túnel del tiempo” y "Viaje al fondo del mar", el concurso "Cesta y puntos" y hasta a veces, me dejan ver “Historias para no dormir”. También, mientras cenamos, sale por la tele Franco inaugurando pantanos. Es una España feliz. Así nos lo hacen ver en el Telediario. Mi padre me cuenta historias de la mar. Él es pescador. A veces me lleva en la barca. La vida es bella.
A lo mejor tendrán razón los que han hecho este estudio. ¿Estáis de acuerdo?


24 comentaris:

Lourdes ha dit...

Bueno, aunque yo tb tuve una infancia más o menos feliz, no creo que mis 8 años fueran la caña tampoco.
Es verdad que tenía supuestamente menos preocupaciones por aquel entonces, pero yo te puedo decir que mi edad ideal fueron los 28-30 años.
Me hubiera estancado allí toda la vida, vaya.
:)


Besos, Miguel!!

María ha dit...

Yo creo que cada edad tiene su encanto, un tópico, pero cierto.

En lo único en lo que nunca estoy de acuerdo es cuando se dice que la mejor época es la de estudiante. No es verdad o en todo caso depende de la responsabilidad que tenga cada uno cuando estudia. Aun recuerdo la tortura de unos exámenes orales tipo oposición en derecho civil, de varias horas por persona con público, a los que íbamos cuando todo el mundo estaba de vacaciones, con un calorazo terrible, cada tarde subir a la facultad a esperar turno hasta que salía tu bolita ( esto, durante cuatro cursos) veía unas vacas pastando en los prados cercanos al campus y pensaba ¡¡qué felicidad, quien fuera vaca!! ;-)

Jamás olvidaré lo mal que lo pasaba...

A parte de esto, mis 8 años también fueron preciosos, no tenía un padre pescador como tú que me llevara en su barca ¡¡qué afortunado!! pero fui muy feliz. En general mi infancia la recuerdo con muchísimo cariño, así que puede que tenga razón ese estudio... después en la adolescencia las hormonas se ponen locas y todo se ve diferente ;-)


Solo sé algo, no volvería atrás nunca, me gusta el hoy, mucho más que el ayer, por bueno que fuera:-)



Muuchos besos MIGUEL

Diego ha dit...

Estoy bastante de acuerdo.
No sé dónde escuché o leí, y me uno a esa afirmación, de que el propósito de toda persona para lograr la felicidad sería volver a esa edad de niño. Éramos papeles más en blanco; a partir de la niñez nos van cargando, condicionando, incluso envenenando con todo tipo de valores contradictorios en una sociedad no siempre generosa y honesta.

Irse quitando las capas hasta llegar a la inocencia y bondad del recién nacido...

Un abrazo

http://www.youtube.com/watch?v=GeP2HySwmK4&feature=fvwrel

Bertha ha dit...

En mí caso lo alargaría hasta el ingreso pués fuí una niña feliz.



Claro: que los que hemos tenido la inmensa suerte de poderlo ser pués lo vemos muy normal...Pero en otros paises a esta edad ya estan bastante explotados los pobres...

Te digo una cosa: no tengo nostalgia de esa edad, los 8 años aunque fuí muy feliz.Pero mí época de juventud es la época más feliz de mí vida todo eran ilusiones.Era una época que España era próspera y todo tenia otro color...

Un abrazo Miguel.

Miguel ha dit...

Lou: Yo pienso que esto es muy subjetivo. Todas las edades tienen su aquél.

María: Yo también sufrí bastante en mi época de estudiante, aunque la recuerdo con mucho cariño. Pero hoy no me cambiaba por ninguna otra edad. Y eso que ya voy siendo un poco mayor.

Diego: Es que la edad de niño es muy corta. Viéndolo desde la perspectiva de toda una vida son solo unos pocos años. Y por eso son tan especiales.

Bertha: Yo, la verdad, no sé en qué época de mi vida quedarme. Si acaso la actual.

Lore ha dit...

Me quedo con la que tengo Miguel, mi niñez fué linda, pero me faltó algo muy importante y, volver... no quiero.
Sin duda me quedo en esta, estoy segura que cuando sea mayor seguiré pensando que esta ha sido la mejor.

La vida es bella sin duda, mientras no te apalea.

Besos Miguel

Miguel ha dit...

Lore: La vida, es verdad, no siempre nos muestra la mejor cara. Y eso no va con edades. A lo mejor eso es lo que hace que una edad sea más apetecible que otra.

Gemma ha dit...

Cómo volver atrás sabiendo que ya no somos los mismos? es un riesgo que no podemos correr porque al regresar al ahora, correríamos el mismo riesgo de no ser los mismos que ahora. Pero quien pudiera volver para estar de nuevo con ellos...por un instante...

O dos.

Feliz noche.



TORO SALVAJE ha dit...

A esa edad yo lo pasaba mal.
Bien en la calle.
Mal en casa.

Saludos.

Miguel ha dit...

Gemma: Sí, eso estaría bien, poder volver allí, a aquellos tiempos pasados... y luego, volver.

Toro: Es que esta edad es muy propicia para jugar en la calle. Luego, cuando uno se hace mayor, la posibilidad se desvanece.

MAR ha dit...

Que memoria tienes¡ yo, no recuerdo bien mis 8 años
De todos modos, tuve una infancia divertida
Bss,Miguel

midala ha dit...

Mi infancia fue muy bonita y especial.Viví en un país cálido...donde el sol siempre estaba en el horizonte, no había móviles...ni bicicletas...ni ordenadores...pero había plataneros y animales por doquier.Yo,sin dudarlo, volvería a mis 6 años.
Un besito

Miguel ha dit...

Mar: A mí me gusta recordar. Y la verdad es que gozo de bastante buena memoria.

Midala: ¿En qué país fue? Da muy buena impresión.

Hada Isol ♥ ha dit...

A mis 8 años tenia cossas lindas y cosas feas,cn rspecto a mispadres me daban todo aun lo que no pedía,mee sentaba los días decalor bajo la mora conun bowl lleno de gelatina con frutas solo para mi,con una manguera en mis pies que me refrescaba,admirando a mis aptos mandinga era el más lindo! tenia muchos amiguitos en las carreras de triciclos no las ganaba nunca porque cuando auien se caia yo me bajaba a ayudarlo luego hasta el salvado se burlaba de que sea tonta más yo me sentia orgullossa y les decia que habia ganado la carrera de la vida,estaban vivos casitodos mis abuelos,mis hermanos eran solteros y mi familia era feliz,solo me ensombrecian episodios en casa de unan tía ya conocia ls cosasbuenas y malas,laa gente que hace feliz y te amay la que te daña porque si,de todos modos mis 8 años tuvo mucho de feliz,yo creo que el mejor tiempo es este que vivo,mis hijos son niños,estoy feliz,tengo todo por delante,mis padres viven,tengo 40 años y me siento plena,mañana no se si tendretodo esto aasi qe mi mejor tiempo es hoy,y porsupueesto los recuerdo duces de todos los buenos momentos a lo largo de mi vida!un abrazo me encantó recordar mi niñez gracias por llevarme alli!

LOLI ha dit...

Según como fuera tu vida a los 8 años...yo empecé a ser feliz cuando fuí madre...bueno en cuanto supe que estaba embarazada de Aaron,ahí fué lo mas de lo mas :)

BESAZOS

El dia 14 a la huelga,eh? ;)

Yolanda ha dit...

Miguel, no sé si existe una edad ideal. Algunos dicen que el mejor día es el de hoy porque estás vivo para contarlo. Creo que más que de la edad hay que hablar de épocas o circunstancias personales. Para mí fue especialmente gratificante el periodo en que conocí a mi marido, nos casamos y nació mi hijo. No es que haya pasado épocas malas, por fortuna, es que aquellos años fueron muy especiales. Viví intensamente la infancia de mi hijo, éramos felices, por eso me indigna y entristece tanto ver cómo hablan algunos progenitores de sus criaturas, cómo les tratan. Una colega mía oyó cómo una madre decía a su hijo a la salida del colegio: "Pasa de mí. Déjame vivir mi vida". ¿Qué clase de madre es ésa? ¿Qué concepto tendrá de ella su hijo? Malos tiempos para todo, para todos, pero eso no justifica disparates como éste.
Estoy de bajón, colega, no sé cómo voy a salir... Un fuerte abrazo.

juan antonio ha dit...

¿No se como he llegado aquí? pero ya que estoy voy a hacer un comentario.

Somos de la misma quinta, como se decía hasta hace poco. Y la verdad es que no recuerdo los 8 años, y si y mucho estas series de TV, ¡me chiflaba! viaje al fondo del mar y Bonanza y el Virginiano...¡ostras!todas yankis

Y abusando de tu memoria, había una que era de unos extraterrestre con unos cabezones impresionante, que no recuerdo como se titulaba, igual

Miguel ha dit...

Hada Isol: Hemos recordado junto. Y esto es bonito ¿no? El presente, no obstante, es mejor.

Loli: Cada tiempo tiene sus cosas. Y las circunstancias personales de cada uno son las que mandan.

Yolanda: ¡Arriba ese ánimo colega! En los tiempos malos hay que sacar fuerzas de flaqueza. Aunque sé que no es fácil. Pero después de la tempestad viene la calma ¡seguro!

Juan Antonio: Pues ahora mismo no me acuerdo de la serie que dices, de Bonanza y el Virginiano claro que sí.

V ha dit...

Yo de los ocho lo que mejor recuerdo es una piojera brutal que cogí. Y como tomaba la comunión mi madre no quiso cortarme el pelo y no veas para deshacerme de los pijos...

También recuerdo haber visto granizar por primera vez y a la Srta. María sacar una mano por la ventana para coger un pedrusco helado y enseñárnoslo a todos.

No sé si estoy muy de acuerdo con lo de la edad. A mí me gustan todas, suerte cumplirlas, suerte vivirlas. Cada una tiene lo suyo y a mí los 32 que voy a cumplir... me encantan.

Un besote, Miguel.

Miguel ha dit...

V: Los treinta y dos años años son magníficos. Yo lo añoro. Y es que yo añoro casi todas las edades.

Clares ha dit...

Para mí, personalmente, no ha habido una edad más feliz que otra. Mi vida ha sido una mezcla de felicidad y de insatisfacción, de alegría y melancolía, incluso a los ocho años. Ese fondo no ha cambiado nunca. No hablaría de edades felices, sino de épocas, o mementos. Realmente lo que ocurre es que no creo que exista algo así abstracto llamado felicidad. Quizás soy un poco pesimista.

Miguel ha dit...

Clares: Yo creo que todas las edades tienen sus pros y sus contras. Pero si lo miramos objetivamente, a lo mejor hay alguna edad donde las responsabilidades son mínimas y el estrés también. Y es por eso que los ocho años es una edad objetivamente feliz. Pero para gustos, los colores.

Luis Antonio ha dit...

Mi mejor edad es la que tengo ahora. Las edades pasadas son historia y las venideras son inciertas...
Disfrutemos lo que tenemos. Digo...

Un abrazo, Miguel

Miguel ha dit...

Luís Antonio: Pues casi que te voy a dar la razón...

Seguidors