La meva llista de blogs

¿...Irse de España?




Hoy mi mujer no se encontraba muy bien. Le dolía la garganta. Tenía pus. Tenía, pues que ir al médico. Y así hizo.
A media tarde vino del médico.
Nada de importancia, pero tiene que tomarse antibióticos. Paciencia.
Me comenta que el médico ha tardado más de la cuenta en atenderle porque ha venido una paciente con unas recetas en la mano diciendo que en ninguna farmacia le han encontrado el fármaco de la receta.
Cuando mi mujer ha entrado por fin en la consulta, el médico estaba cabreado. Muy molesto. Hay que recordar para los que no estén al corriente, que en la Comunidad Valenciana las farmacias están en huelga indefinida porque la Generalitat les adeuda casi quinientos millones. Sus razones, pues, tienen, creo yo, para estar en huelga. Pero la verdad es que para el ciudadano de a pie es un incordio buscar la farmacia que esté de servicios mínimos, además de que algunos medicamentos, como es el caso que nos ocupa, empiezan a escasear.
Pues bien, el médico le ha contado que está harto, muy harto de todo lo que está pasando en España. Sin ir más lejos, le ha dicho, a sus dos hijos los ha mandado a estudiar al extranjero, como primera medida para que luego se queden a vivir allí. No quiere que vivan (según sus palabras) en un país de ladrones. Y luego le ha espetado, “y yo porque no puedo irme, pero en cuanto me jubile me voy de este país de mierda…”
Y yo me pregunto: ¿Hay para coger el petate y marcharse de España…? ¿Qué opináis?

27 comentaris:

Bertha ha dit...

Pués la verdad que esto es un dilema...Si te quedas: te condenas a vivir en una mediocridad y tus hijos sin un futuro...Si te vas te haces la pregunta al revés: cómo me puede ir y que será de mís hijos...Porque si todos salimos en la mísma dirección se vuelve a comerte los mísmos errores sobre masificación poca calidad de vida trabajos de m...etc etc etc.

A ver que pasa el domingo en Catalunya, a ver que consecuencias trae.Porque si es sí: esto puede producir un efecto dominó y las demás regiones querran que se les considere tambien...

No sé Miguel estoy con las manos atadas.Pero me da rabia que no nos pongamos más en nuestro lugar y obligar a los que nos han esquilmado y llevado a este callejón sin salida.Que devuelvan lo que tienen en Paraisos Fiscales y cuando los jueces se revelan por las medidas de Gallardón es que estamos completamente desprotegidos en cuanto a derechos...Que vergüenza de País...(Hay que matar la bestia sino nos comerá a todos...)

Un abrazo.

Hada Isol ♥ ha dit...

Yo pienso que cada uno tiene derecho a decidir esto,aqui mucha gentes se fue,pero de las experiencias de ellos se que vivir una cultura diferente no es fácil para todos y en muchos casos el desarraigo se sufre mucho.Además en todas las ciudades y pueblos del mundo hay diferentes dificultades,habrá que elegir bien,es una pena cuando ves partir mucha gente porque tu país está mal, eso lo vivimos y sufrimos mucho aqui,pero cuando las cosas se ponen mal no todos se quedan a remarla! Yo elegi quedarme y tratar de construir una Argentina mejor pero eso ha sido muy duro también!

Luis Antonio ha dit...

A muchos les sobran motivos para renegar de este país. El problema es saber a dónde se pueden marchar...

Un abrazo, Miguel

Miguel ha dit...

Bertha: Efectivamente hay que hacer algo para que los de arriba no acaben comiéndose a los de abajo.

Hisol: Tienes razón. Una posibilidad es la de luchar desde dentro para hacer fuerte el país.

Luís Antonio: Es verdad. ¿Saben seguro los que quieren irse que en el extranjero van a encontrar facilidades?

Yolanda ha dit...

Es una ola imparable, Miguel, una ola de destrucción de ilusiones, de esperanzas, de ganas de luchar por lo que merece la pena. E un año hemos retrocedido de una manera alucinante en apoyos sociales, se ha ido a la mierda ese colchón que nos protegía y nos daba seguridad de uno u otro modo. Entiendo a ese médico, cómo no. En todos los trabajos estamos igual, cabreados por la situación y acojonados por el temor a perderlo. Una madre de Valencia le dijo a mi marido el otro día que su hijo debe llevar al colegio o IES, no recuerdo muy bien, el papel higiénico de casa. Y así estamos, ya ves, secundando huelgas y acudiendo a manifestaciones, a ver si se enteran d euna vez de lo mal que lo están haciendo. Nadie pide que le den casa y comida gratis, pero quiere una mínima seguridad y una dignidad a la que todos tenemos derecho. Pero nada, los de arriba siguen a lo suyo. ¿Hasta cuándo? ¿La solución es marcharse? ¿A qué país? Siguen llegando pateras llenas de gente desesperada, muchos acaban en fosas comunes y otros ya sabemos dónde van. ¿Y nosotros? Una colega mía dice que deberían eliminar el programa "Españoles por el mundo" por mostrar una imagen sesgada de la emigración. A todos los que salen les van las cosas de fábula, lo mismo en Chile que en Japón, ideal de la muerte, oye. ¿Dónde están los fracasados, los que duermen en la calle hasta que consiguen un trabajo de mierda, los que debn volver con las orejas gachas y más problemas, si cabe? Ésos no salen en ninguna tele, no cuentan, hay que ocultarlos. Dan ganas de irse, desde luego, pero eso es lo que quieren, que dejemos de dar la lata y vayamos a aporrear la puerta de Merkel y demás. Yo creo que no debemos irnos, que hay que quedarse y luchar, pero todo tiene un límite y muchos ya lo están rozando. Algún día alguien tendrá que pagar por todo esto...
Un fuerte abrazo, colega.

María ha dit...

Yo creo que sí, sobre todo los jóvenes, porque aquí no tienen futuro una vez que han terminado la carrera, porque no hay trabajo, y en Alemania y otros países se gana bastante bien y hay muchas ofertas de trabajo, precisamente el otro día leí una en la que se buscaban cincuenta enfermeras con una remuneración bastante alta.

Este país de la noche a la mañana se ha quedado sin nada, yo creo que han robado demasiado porque hace unos años España era un país rico ¿a dónde está el dinero? no lo entiendo.

Un beso.

Marinel ha dit...

Me parece absolutamente frustrante vivir en un país para ricos,elitista e indiferente al pueblo,cuyo peor pecado es tener unos dirigentes,(que han votado en mayoría,tal vez esperanzados)nefastos.

Lo cierto es que cada día nos van cortando más y más,subiéndonos los precios más y más, quitándonos derechos más y más...
Llegado el momento, seremos tan pobres, habremos retrocedido tanto a un pasado funesto y tercermundista,que cuando queramos coger las riendas,o halla alguien capaz de arreglarlo,será demasiado tarde para muchos que habrán huido con toda la razón del mundo.

Yo misma,muy a mi pesar y con el corazón dolorido, comentaba con mi hijo la posibilidad de que mande curriculums al extranjero,porque aunque trabaja en radio de colaborador, está en el aire todo el entorno periodístico y hay que mirar por el futuro que ahora es inexistente.

Imagina la pesadumbre si se va algún día,pero es que esto se va haciendo insostenible...

Besos.

Novicia Dalila ha dit...

Pues es una pena pero me temo que, al paso que vamos, va a tener que ser así. Nosotros igual ya no tenemos oportunidades fuera para labrarnos un porvenir y tardaríamos demasiados años - más de los que nos quedan - para alcazar un status similar al actual, aparte de que la edad que tenemos va en nuestra contra tanto como aquí, pero los jóvenes, nuestros hijos, creo que el que pueda, tendrá que hacerlo si no quiere morirse de asco en los próximos 10 años.
Es triste pero es así. Al menos así lo veo yo.

Un beso, Miguel

Miguel ha dit...

Yolanada: Yo también eliminaría el programa "Españoles en el mundo". Hay quien piensa que tras la frontera está Jauja (y esto es ampliable a los que vienen aquí). Pero a lo de irse de España, yo respondo que no, que hay que quedarse y luchar por una sociedad mejor. Esta es la misión del ciudadano democrático.

María: Hay que luchar (democráticamente) por que en España se nos gobierne con decencia. Eso es todo.

Marinel: Pues sí. Es triste y me da rabia, pero este país nuestro está diseñado para ricos. y a eso no hay derecho.

Novi: Tú lo has dicho, y es verdad. El futuro está fuera de España, está en los países ricos.

Lourdes ha dit...

Lo cierto es que es muy triste. Que la gente se tenga que ir fuera porque en este país no ven ni una oportunidad de trabajo ni de ná.
Y qué hacemos? Irnos todos y dejar que el país termine de hundirse?
Es jodío el tema, la verdad. Y da mucha pena.


Un beso, Miguel!

María ha dit...

Yo nunca podría vivir lejos de este país, por mal que esté me siento bien aquí, es mi casa. Es cierto que está sucia, desordenada, es cierto que da pena ver todo lo que ocurre, pero si abandonamos lo que queremos ¿qué nos queda?

Entiendo que para algunas personas es imposible permanecer aquí porque se le cierran todas las puertas y hay que buscarse la vida como sea y donde sea, en los años 60 millones de españoles emigraron y volvieron... nunca escuché al regreso de esa gente el desprecio con el que hoy hablamos de este país y estaba tan mal o peor que ahora ¿qué nos ha ocurrido?

La gente sale preparada, con carreras universitarias, hablando tres idiomas, antes con una maleta atada con cuerdas e ignorantes del todo ¿por qué tenemos tan mala memoria? hemos estado mil veces peor que ahora y hemos sobrevivido ¿por qué este derrotismo?

Nos hemos anclado en la crítica destructiva constante, en recrearnos en todo lo malo que es mucho de acuerdo pero ¿por qué nadie busca soluciones, alternativas? toooodo se vuelve negatividad, nos regocijamos en la visión catastrofista que se empeñan en trasladarnos y lo siento, pero yo no pienso caer en eso.

Cada día, cada uno, desde su minúsculo lugar puede hacer algo por ayudar, por poco que sea todo sirve... No pienso matar jamás a un moribundo, lo siento eso no puedo hacerlo. No me gusta lo que ocurre, pero no pienso colaborar a alimentar el terror que parece que es lo que nos quieren meter en le cuerpo.



Muuchos besos MIGUEL, espero que tu mujer ya esté mejor de la garganta... y si me permites yo le hubiera dicho a su médico, de gracias que puede estudiar su hijo fuera, seguro que su padre no lo hubiera podido hacer con usted hace años, no reniegue jamás de la mano que le ha dado de comer.

Miguel ha dit...

Lou: Pues irnos todos no, pero si alguien encuentra una manera de vivir más digna fuera de España... pues eso, que se vaya. Lo malo es que tengamos que haber llegado a esto.

María: Excelente comentario, María. Me has convencido. Te doy la razón en todo. Por cierto, mi mujer ya casi que está bien del todo. Los antibióticos han hecho su efecto, gracias, cielo.

TORO SALVAJE ha dit...

Yo si pudiera me iba hoy mismo.
De verdad.
Aquí no hemos visto nada aún de la que se nos viene encima.
Vamos a ser más que pobres, vamos a ser un país de pena.

El optimismo enfermizo no les sirve a los seis millones de parados y millones de jubilados con míseras pensiones.

Aunque reconozco que queda muy bien cara a la galería.

Pero de positivismo barato y de palabras que se lleva el viento no vive nadie.

Saludos.

Gemma ha dit...

Hay bastantes casos como el del médico, casos cercanos y no tan cercanos. Después de estudiar una carrera, un máster, y tirar cientos de currículums sin que te llamen creo que esto de coger el petate no es curarse en salud, es me voy que aquí me gangreno.

Por supuesto cada uno hará lo que mejor le convenga o se sienta capaz, pero que mal no lo veo, es una experiencia que te puede cambiar la vida, no pierden nada porque aquí ya lo tienen perdido.
Sentimentalismo, añoranza...claro, como todos los inmigrantes que aquí vinieron, todos dejaron sus casas, sus familias, para un futuro mejor. Que tengan suerte.

Un beso, Miguel.

Recuerdos perdidos ha dit...

Las situaciones personales nos empujarán a unos a irnos y a otros a quedarnos. Es una pena ver como amigos instruidos se marchan, pero si aquí no hay forma de avanzar habrá que hacer el petate.

Saludos, de nuevo
:)

Clares ha dit...

Por el momento, yo estoy bien aquí y asumo las dificultades, sobre todo las que surgen cuando el ánimo se te cae a los pies viendo lo mal que lo está pasando la gente, y no porque hayan vivido por encima de sus posibilidades, sino porque "otros" se han forrado por encima de las posibilidades de todos y por encima de cualquier principio y valor. Esto que está pasando aquí es una vergüenza, como para irse corriendo. Este país cada cierto tiempo expulsa a sus hijos más valiosos, los más valientes, los supervivientes natos, los inteligentes, y luego trata de reconstruirse en beneficio de unos pocos. Ya te digo, yo, a pesar de todo, me quedo, pero a mi alrededor hay mucha gente joven que se va, algunos para no volver. Algo habrá que hacer; creo que no basta con quejarse.

MAR ha dit...

Yo me quedo.
Mi hija acaba al año que viene la carrera(trabajo social) desde luego, si sigue así la cosa, se tendrá que ir.Y el de 15 años, pues lo mismo
Es una pena que por culpa de unos mamones, estemos así
Pero no dicen, que España, es diferente, pues toma ya¡
Bss,Miguel

MAR ha dit...

Miguel: me olvidé comentarte, que el médico tiene suerte...bueno¡ más bien sus hijos
Qué hijos de cualquier operario, se puede permitir el lujo de estudiar fuera???? también hay que mirar eso.
bss de nuevo.

Miguel ha dit...

Toro: Cuando uno en España llega a plantearse el irse del país, es cuando uno llega a comprender el tema de las pateras...

Gemma: Siempre es triste irse del país que te vio nacer, pero a veces, puede más la situación social y política. En España, se puede vivir bien, y de hecho hay gente que vive bien, pero hay otra masa de gente (los parados) que entiendo que quieran buscar otras salidas. La postura del médico la entiendo menos.

Recuerdos perdidos: Tienes razón. La lucha por la vida no sabe de fronteras.

Clares: Ya hubo un tiempo en que loa gente se tenía que marchar de España. Parece ser que ahora asistimos a un movimiento similar. Pues si no hay más remedio... se emigra a un país más rico y más honrado que este nuestro, y ya está.

Mar: Te habrás dado cuenta que esto que le pasa al médico se podría encuadrar dentro de la llamada "revolución de los privilegiados"

Little ha dit...

Pues... yo creo que sí hay que marcharse. Ahora mismo lo veo todo tan negro... Quizás porque mi hermana también se ha tenido que marcha, ¡qué remedio!

Miguel ha dit...

Little: A lo mejor esa es la única opción.

Joselu ha dit...

Vivimos en nuestra propia piel lo que tantos países en el mundo viven con enorme desgarro. Producen nuestra universidades y escuelas técnicas los más hábiles licenciados o técnicos que no tienen ninguna salida en este país que mantiene una tasa del más del 50 por ciento de la población juvenil en paro. En pocos años hemos pasado de la euforia y la soberbia al hundimiento de toda ilusión. En Cataluña parece que creen que librándose del lastre de España esta tierra saldría adelante. Cada uno busca su salida particular. Los jóvenes emigrando, y los menos jóvenes anhelando otro futuro. Yo a mis hijas les hablo a menudo de que probablemente tendrán que emigrar. Europa está en profunda crisis, no solo España. El bienestar logrado redunda en demérito de nuestras esperanzas. El problema es que el sistema político está dañado profundamente, y no hay modo de salir de una jugada perfecta que nos lleva a la nada. Vivimos los que otros han vivido antes. Unos se quedarán y otros se irán. A todos nos ha cambiado la vida.

Angie ha dit...

Hay que defender lo que es nuestro. Nos lo están quitando. Me aferro a mis raíces porque son las mías, y mi familia y mis amigos y todo lo que tengo lo tengo aquí.

Siempre he considerado que trabajar en otros países supone una enorme riqueza para la formación de una persona, por miles de razones, pero eso que concibo como desarrollo perosnal e individual no quiero que se convierta en un destierro permanente porque en el propio país no hay oportunidades.

Ha costado mucho esfuerzo y dinero formar profesionales como los que tenemos para que ahora se los lleve la Alemania de Merkel. Nos está arruinando el país y se lleva nuestro talento, algo sumamente valioso, un tesoro que es nuestro y al que no podemos renunciar. La cuestión es que lo vamos asumiendo y aceptando poco a poco, como algo inevitable.

Hay mucho lugar para el enfado, demasiado.

Besos.

Miguel ha dit...

Joselu: Así es. La vida nos ha cambiado. Y cada cual busca la mejor salida según sus posibilidades. Antes eran los más pobres los que emigraban, ahora son los más preparados. Los pobres, se quedan. Efectivamente, algo está cambiando en este país.

Angie: Sí, hay un desasosiego claro en la sociedad española. Y hay quien lo pasa mal. Pero en África aún están peor. Y muchas veces no son bienvenidos aquí. De eso debemos tomar nota.

Myriam ha dit...

LO que opino que ese médico le faltó el respeto a Sole. Además le debería de haber pagado la consulta que no le pagó a un psicólogo. ¿Por qué Sole tenía que recibir toda la mierda que tiró el médico, cuándo a esa hora era la responsabilidad del médico de cuidar, curar, contener al paciente que en busca de su ayuda acudía a él?

V ha dit...

Yo he venido quince días de vacaciones, así que supongo que con eso ya tienes mi respuesta. Pero te voy a dar la que me dio a mí una amiga en el mes de Octubre. Ella está en Suiza -es investigadora-: Casi me siento culpable de cobrar lo que cobro aquí, acostumbrada a no llegar nunca a fin de mes. Si vuelvo, será para ver a mi familia y a mis amigos. Porque España, ese país que nos ha tratado a patadas, no se lo merece.

Yo tengo aquí a alguien que me hace volver, y tener también la cabeza aquí, y las miras puestas aquí. Pero ya empecé otra carrera y la verdad, no sé qué pasará, pero si no estuviese esa persona, no volvía. Y no te haces la idea de cuánto me costó marcharme.

Un beso, Miguel.

Miguel ha dit...

Myriam: Pues si quieres que te diga la verdad, algo de eso pensé yo, pero me lo callé. Como hubiera tenido que callar el médico.

V: La verdad es que la felicidad y la vida se busca, pero se encuentra donde uno menos se lo espera. Pero no por eso hemos de estar dando lecciones de cómo se tiene que enfocar la vida.

Seguidors