La meva llista de blogs

¿De usted... o de tú?



-¡Hola. Buenos días! ¿Qué os pongo?
El camarero, un chico joven, se había acercado a nuestra mesa con gesto resuelto y jovial. Apenas nos acabábamos de sentar.
-Yo quiero una cerveza.
-Yo también.
-¡Marchando, dos cervecitas!
El camarero se fue hasta la barra.
Enseguida volvió con una bandeja con las dos cervezas y una tapita.
-¡Aquí tenéis!
-Gracias.
El camarero se fue a atender a otras mesas. Mi amigo y yo, los dos superamos la cincuentena, nos quedamos hablando de nuestras cosas. Y de pronto, mi amigo me suelta:
-¿Te parece bien que los camareros te tuteen?
-¿Cómo…?- la pregunta me había cogido en fuera de juego.
-Que digo yo, que si te parece correcto que un camarero se dirija a los clientes hablándoles de tú, como ha hecho este.
-Bueno, pues si te digo la verdad, ahora que lo pienso, es verdad, nos ha tuteado desde un principio. Y no me he sentido mal. Es más, me ha gustado. Me ha hecho sentir más próximo, más familiar. Como si nos conociéramos de toda la vida…
-Lo malo es eso, que yo a este camarero es la primera vez que lo veo. Y yo soy un cliente. Y, además, tengo edad para ser su padre. Luego, no sé a qué viene esa familiaridad gratuita.
-Mira, yo tengo compañeros de clase que obligan a sus alumnos a hablarle de usted. Y es más, él habla de usted a sus alumnos. Dice que lo hace por marcar distancias y territorio. A mí no me cabe en la cabeza que yo a un alumno mío le pueda hablar de usted. Me parece algo forzado.
-De todas maneras, yo creo que lo mejor que podemos hacer, ahora que estas razones nuestras salen en la red, es que sean nuestros amigos blogueros quienes opinen. A mí me parece muy importante lo que ellos y ellos piensan.
-Me parece estupendo. Espero sus comentarios.


22 comentaris:

Lore ha dit...

¡Al fin!!!
Mira Miguel, yo hablo a casi todo el mundo de tú, excepto a personas muy mayores que pueden no entenderlo, y también quizás por ese respeto que imponen. Yo conozco a personas que hablan de Ud. a sus padres...XD.
Pero bueno creo que lo importante no es el tú, ni el Ud. lo importante es el respeto siempre, seas mayor o seas muy joven, lo demás...no importa.

Un beso Miguel y buen domingo.

Clara ha dit...

Personalmente no me gusta que me traten de usted. Recuerdo la primera vez que alguien lo hizo y me sentí mayor.
Pero tengo que reconocer que yo trato de usted a algunas personas (y no puedo evitarlo, intento lo contrario y no me sale).
Estoy de acuerdo con lo de hacerte sentir mas cercano, es real y da muy buenos resultados.
Buena reflexión Miguel
Un abrazo

Miguel ha dit...

Lore: Totalmente de acuerdo, lo importante es el respeto, y el respeto igual se consigue hablando de tú que de usted.

Clara: Es que si te hablan de tú, casi sin querer, se acercan las posturas.

Bertha ha dit...

Depende en la región que te encuentres por ej;YOo vivo en Canarias désde hace unos años y se suele hablar de ud.Una cosa que me chocó muchísimo fué que cuando yo llegue los hijos trataban de ud a los padres: ya se ha ido perdiendo afortunadamente es que parece que estas marcando territorio.
Con mís compañeros me suelo tutear y mis pupilos a mí tambien pero porqué yo no les obligo a que me hablen de ud.En cambio cuando yo: me dirijo a ellos les digo de ud.-Por ej: no han estudiado nada les parece correcto eso a uds? y cuando me dirijo al alumno le hablo de tú.

Pero que se sepa que aquí se suele hablar muy similar a hispanoamérica unas veces con terminaciones venezolanas y otras cubanas.En Venezuela hablan de ud y en Cuba tutean.

-En cuanto al tutéo si no se hace con segundas hasta gusta!.Y, lo mísmo con uds, que puede ser dicho con rintin y, aveces ofende...?.Todo tiene la importancia que se le quiera dar.

Pero no hace tanto en los pueblos los hijos trataban de ud a los padres.

Un abrazo Miguel.

PS:feliz día de la madre para todas:))

Bertha ha dit...

...rintintín:)

Joselu ha dit...

Supongo que sabes que el tratamiento de usted es preceptivo en la sociedad francesa en las relaciones interpersonales, salvo que haya una gran amistad o familiaridad. De hecho, es un motivo de sanción el que un alumno tutee a un profesor.

España es un país extraño porque en su evolución desde los años sesenta en que el tratamiento de usted era obligado. se pasó al tuteo generalizado como forma de anarquismo social o síntoma de abolición de todas las fronteras.

En el ámbito educativo yo prefiero el tuteo por parte de mis alumnos. Lo considero más afectuoso y cercano, pero no dejo de considerar que es una manifestación de proximidad que no debía corresponder. El otro día una exalumna de hace quince años me abrazó y dedicó afectuosas muestras de simpatía combinándolo con el tratamiento de usted. Fue una sensación conflictiva porque por un lado había cercanía corporal en sus besos y caricias pero por otro lado, distancia.

Yo utilizo siempre el usted con los padres de mis alumnos y con los profesores de mis hijas. Creo que es lo que toca.

Y ciertamente, un camarero no debía dirigirse tuteando a los clientes, del mismo modo que yo no debo tutear a los padres o madres de mis alumnos. ¿Por qué esa confianza?

Sentimos que el usted nos envejece y por eso tendemos a esquivarlo. Tal vez si el usted fuera más generalizado no lo sentiríamos como ese síntoma de respeto hacia una persona mayor.

Pienso que el tratamiento de usted debería estar más extendido socialmente, y no solo por cuestión de edad, sino por respeto, al estilo de Francia donde se trata de usted a los alumnos y nadie se siente agradido ni es artificial.

Un cordial saludo.

Bertha ha dit...

...me lo ha quitado de la boca Joselu en Francia eso tiene una sanción no se puede tutear a ningun profesor.Lo se de buena tinta y lo he vivido...pero lo dicho todo tiene un matiz.

Perdón por la intromisión

VivianS ha dit...

Hola Miguel.
Luego de leer el texto, leí los comentarios. Realmente, y me voy a sentir sapo de otro pozo, creo que tu amigo tiene razón. Cuando no hay ningún vínculo creo que el “usted” es más adecuado, al final es un servicio y el camarero no era el parrillero en un asado entre amigos. La cordialidad no tiene nada que ver en esto.
No sé, son apreciaciones.
Esto también me sucede en lo escolar, el profesor es el profesor. El nombre es para afuera del establecimiento educativo.
El exceso de confianza me aturde. ¿Estaré vieja-amargada? Jaja
Te mando un abrazo.

Miguel ha dit...

Bertha: Sí, es cierto, eso depende de la cultura del país o región donde uno esté. Y claro, uno se acostumbra a ello. A mí, por ejemplo, nunca me ha salido hablarles de usted a mis padres, y en cambio, mis padres sí que le hablaban de usted a mis abuelos.

Joselu: En España se ha llegado a una situación en la enseñanza pública en la que lo normal (no digo que sea lo correcto) es que los alumnos tuteen al profesor. Yo, a mis profesores (de la enseñanza pública) les hablaba de usted y además les ponía delante el don. Pero los tiempos han cambiado. Y ahora prima el tuteo, dejando el usted para determinados ámbitos (médico, notario...). A mí me gusta hablar a los padres de tú. Eso sí, primero les pido permiso. Y me gusta que los padres me tuteen. Será por la enseñanza que he recibido.
Por cierto, este año, a principio de curso hubo un alumno nuevo que venía de la privada, que me hablaba de usted, y sus compañeros se reían de él. Y él me decía que es que en el otro instituto estaba prohibido tutear a los profesores. Hoy me tutea con total normalidad.

Vivians: Estoy de acuerdo contigo. Todo está bien hasta que se convierte en excesivo. Y a mí los excesos me aturden.

Lourdes ha dit...

Huy, a mí no me mola nada que me hablen de usted. Pero ea, yo, a gente mayor siempre suelo hablarles de usted la primera vez que hablo con ellos. Luego ya ellos me indican que les tutee y lo hago...
Es que, verás, seguramente, si tú y yo nos hubiéramos conocido primero en persona, tb te habría hablado de usted desde el principio. Pero por aquí, lo primero que hice fue tutearte, así que ya no lo voy a cambiar.
Pero en mi vida cotidiana, a la gente que veo mayor que yo pues eso, que sí, que les hablo de usted. Y de hecho, algunos de ellos han llegado a ser después amigos míos de los de verdad.
(Me has pillado. Es que estoy escribiendo una entrada sobre uno de ellos y se me ha escapado). jajajajaja

De todas formas, estamos en lo de siempre. Se puede ser respetuoso y hablar con corrección tuteando o hablando de usted, no?

Besos, Miguel!!

MAR ha dit...

Hola Miguel¡
Pues depende del sitio, de la persona...
Cuando voy a comprar ropa y las niñas-dependientas me llaman de usted, me pongo de los nervios...jejeje)))
Desde luego, a las personas mayores que yo, le hablo de usted( siempre y cuando no sean conocidas)
Y lo mismo le he inculcado a mis hijos
Un día fuimos al médico mi hija y yo, la consulta, era para ella, le habló de tú, me sentí muy mal.Delante del médico le dije que sin conocerlo, y siendo mayor, debe hablarle de usted.
Además, cuando acabe la carrera( Trabajo Social) y algún día trabaje, debe hablar con respeto y de usted a las personas con las que trate.
Bss y feliz día¡

Miguel ha dit...

Lou: Pues yo creo que las personas tenemos que ser respetuosas. Y hay un sexto sentido que te indica de la conveniencia o no de tutear a ciertas personas. Y de ahí depende que quede bien hablar a una persona de tú o de usted.

Mar: Eso es. Hay situaciones en las que se ha de hablar, de entrada, de usted; después, si viene al caso se puede tutear...

Yolanda ha dit...

Miguel, poquísimos alumnos me han tratado de usted, pero nunca me ha importado. Como casi todos, considero que el tratamiento no influye en el respeto. Sí me molesta, porque me parece una falta de delicadeza, que un dependiente me tutee sin conocerme de nada. Quizá consideren que me "rejuvenecen", pero más parece una burla. Y no digamos si añaden algo así como "bonita" o "guapa" o me llaman "señorita", como hizo ayer un empleado de un banco de esos que te asaltan en pleno centro comercial para venderte no sé qué maravillosa tarjeta. Hay quien considera que llamar a alguien de usted está pasado de moda, yo más bien creo que piensan que estamos en la época de "todo vale", y así nos va... No he vivido la etapa en la que había que tratar de usted a los padres y mayores de la familia, pero eso no impidió que sintiera siempre miedo hacia mi padre. En otros años sí había motivo para temer a los padres, con o sin tuteo. Ahora eso es lo de menos, lo normal es que los chavales se dirijan a sus padres con una insolencia y un descaro que todavía me escandaliza e indigna.
Un compañero mío siempre trató a los alumnos de usted, quizá porque era canario, y todos le adoraban.
Un fuerte abrazo, colega.

María ha dit...

Obviamente el respeto nada tiene que ver con el pronombre de cortesía que se use, depende del uso y tono en el que se emplee y sobre todo de las costumbres.

Como dice BETHA en Canarias y Huelva sobre todo, es costumbre usar de manera habitual el Vd., con o sin confianza se tratan de Vd. En Francia se usa el uted por obligación, igual que en Japón mirar a los ojos resulta ofensivo. En el ejército se usa el Usía o Vuecencia y en el juzgado se trata de Señoría, a los jueces. En el fondo son fórmulas usadas para marcar distancias y categorías en el de trato, en mi opinión no es un respeto sentido, ni ganado, es impuesto, obligado por el protocolo excesivamente riguroso de determinados ambientes o culturas. Hay personas que necesita la seguridad que dan estas fórmulas porque les molesta la proximidad, se sienten inseguros en ella. A mi personalmente me ocurre lo contrario, aborrezco todo lo que suponga distancia forzada y estiramiento, en mi profesión por ejemplo, si entre colegas alguien se dirige a otro tratándole de Usted, segurísimo que es un pedante insufrible. Los profesionales de prestigio suelen ser gente extremadamente cordial, por el contrario los que no conoce ni Rita, suelen llegar con el Usted en la boca y sus alardes y hazañas a continuación. Solemos decir que son de los que duermen con la toga puesta:-)

Yo misma uso el Vd. cuando me siento insegura, si no, es rarísimo.. solo lo uso de manera habitual con personas mayores y dependiendo de como sean, si son humildes siempre les trato de Vd. suele darles tranquilidad, si no, les pregunto y si no les molesta, les tuteo, en general, salvo casos raros la gente agradece la cordialidad, que nada tiene que ver con la familiaridad mal entendida o la falta de respeto, ni el uso del Usted o el tuteo.

Además qué te voy a contar a ti MIGUEL, si sabes que aquí ando siempre desparramada del todo, yo creo que se nota que es con cariño, por eso no molesta, que yo sepa.

Muuchos muuchos besos tuteados o de Vd, pero con toodo el cariño.


Feliz noche.

Psicomata ha dit...

Que gusta que me traten con respeto. Y si puede ser de respeto con tú, mejor!

Miguel ha dit...

Yolanda: Yo creo que todo está en el respeto. A partir de ahí se puede aceptar tanto una cosa como la otra.

María: El cariño es tuteo. Por eso cuando alguien me tutea, quiero pensar que lo hace por cariño.

Psicomata: Yo creo que esto es lo ideal.

TORO SALVAJE ha dit...

Me temo que en ámbito comercial, tiendas, bares, etc. lo de tutear a las personas mayores tiene objetivos económicos.
Si fuera de forma cariñosa a mí no me importaría.

Saludos.

Miguel ha dit...

Toro: Estamos de acuerdo. Hasta aquí llega el negocio.

Marinel ha dit...

Yo he estado en atención al cliente mucho tiempo y la experiencia te enseña a diferenciar a quienes puedes tutear o no.
En mi opinión, ese pronombre,adherido al respeto y educación,no tiene porqué molestar.
Sin embargo hay ciertos límites,nos guste o no,para demostrar tales conceptos.
Sencillamente,hay gente a la que no se puede tutear sin preguntarle primero el hacerlo o hasta que te lo ofrezcan...
A mí me gusta que me tuteen,ya ves,me hace sentir bien esa familiaridad.
Besos de tú a tú a no ser que prefieras lo contrario,claro!
:)

Miguel ha dit...

Marinel: De tú, de tú, claro... A mí también me gusta que me hablen de tú. Pero eso, la verdad, te lo dice la situación y las personas. Según en qué situaciones, prefiero que me hablen de usted.

Luis Antonio ha dit...

Ni el "Vd" ni el "tú" son sinónimos de respeto o de confianza excesiva. Por encima del formulismo está el respeto o su carencia.

Personalmente utilizo el tuteo con personas a las que conozco y con las que siento cierta proximidad y el Vd. con las demás, tegan una u otra edad.

Un abrazo

Miguel ha dit...

Luís Antonio: Pues eso mismo, el respeto, esa es la palabra clave. Lo demás son meros formulismos.

Seguidors