La meva llista de blogs

Cuestión de idiomas


Al lado de mi casa hay una tienda de estas que pone “abierto 365 días”. Y es verdad. Está abierta todos los días, y además tiene un horario muy amplio. Abren por la mañana a primera hora y no cierran hasta las doce de la noche.
Esta tienda nos viene muy bien porque venden desde tabaco hasta pan y bebida, pasando por la prensa y todo tipo de primeras necesidades de papelería...etc. Lo cierto es que más de una vez nos ha sacado de un aprieto.
Los empelados se turnan a lo largo del día. Yo conozco hasta cuatro. Yo suelo ir por la mañana a comprar el periódico y casi siempre coincido con una dependienta jovencita que es rumana. Pues bien, multitud de veces la he visto, mientras ojeaba la prensa, que estaba departiendo con alguien que también era rumano. Y entonces les oía hablar en su lengua. Hasta aquí todo normal. Pero es que, indefectiblemente, cada vez que me acerco hasta el mostrador para pagar, la chica y su interlocutor o interlocutora se pasan a hablar en castellano entre ellos. Yo estoy por decirles que no cambien, que sigan hablando en rumano tal como lo estaban haciendo hasta que yo me he acercado. Pero no, nunca he llegado a decirles nada. Cuando me voy, oigo que vuelven a hablar en rumano.
¿Por qué hará eso esta dependienta? ¿Se lo tendrá mandado su jefe (que es español)? ¿O es que considerará esta chica que seguir hablando su idioma delante de un español es de mala educación?
No sé, ella tendrá su motivo. Desde luego. Yo soy valenciano parlante. Y también castellano parlante. Pero mi idioma habitual y natal es el valenciano. Cuando he ido a un sitio donde solo se habla castellano, la verdad, es que me he sentido también como la chica del mostrador.

¿Qué pensáis sobre este tema?

23 comentaris:

MAR ha dit...

Pienso que está muy bien educada.
Mira que si le pides algo en castellano o valenciano, y te dice en rumano: no me queda,llevé este otro producto(todo en rumano)
sales de allí, como medio atonta@
O no?
Bss Miguel¡

Lourdes ha dit...

Pues yo creo que es por educación. Intentar hablar en un idioma en el que todo el mundo se entienda, es lo ideal.
A mí me pasa cada vez que voy a Barcelona. Siempre me encuentro con gente que es muy considerada y me habla en castellano.
:)

Besos, Miguel!!

Myriam ha dit...

Pienso que lo hace por buena educación. Así de simple, Miguel.

Un beso

Myriam ha dit...
L'autor ha suprimit aquest comentari.
Myriam ha dit...

Yo estoy acostumbrada a estar en grupos que hablamos varios idiomas y siempre buscamos de hablar en el idioma que todos entiendes y si se acerca otra persona que no habla el que estamos hablando, enseguida cambiamos de idioma (al que él entienda) para incluirlo.

Yolanda ha dit...

Miguel, hace muchos años, treinta y tantos, estuve en Castellón y en Valencia y recuerdo que me desagradó comprobar que varias personas hablaban en valenciano (aunque muchos opinan que no es sino catalán) delante de quienes no lo entendíamos. Me pareció una falta de educación tremenda. Cuando estuve en Barcelona no encontré nada similar,a pesar de su fama. Si se daban cuenta de que no eras catalán te hablaban en castellano. Y en el País Vasco jamás he tenido nigún problema con la lengua. En las tiendas, autobuses, hospitales, tanatorios... te hablan en español sin poner mala cara. Hay quienes opinan que la riqueza idiomática es una barrera, otros piensan lo contrario. Lo que me parece mal es ofender a otro hablándole en una lengua que ignora, por los motivos que sea. La lengua es una seña de identidad, que llevada al extremo conduce al fanatismo y la intransigencia. La rumana de la tienda seguramente obedece órdenes, o tal vez es muy considerada con sus clientes. En todo caso, no se le ocurre hablar a los clientes en rumano. ¿Por qué no hacen lo mismo los que aquí en España son naturalmente biligües? Cuando la política contamina tanto la actividad cotidiana, mal vamos...
Feliz fin de puente, colega. Un fuerte abrazo.

Toni Solano ha dit...

También puede ser que, cuando iban al instituto, les dijesen que era de mala educación hablar en rumano en el aula. Sabes que es algo habitual, aunque a mí no me importa a no ser que detecte que se hace con mala intención.

Bertha ha dit...

Es correcta en su forma de proceder.Yo tambien soy bilingüe y como dice Myriam si estamos en grupo hablamos el que sea común.

Un abrazo Miguel



Marinel ha dit...

He escuchado en muchas ocasiones que hablar en un idioma distinto ante gente que no lo habla ni entiende, es síntoma de mala educación.
Lo cierto es que depende, como siempre, de con quien des, porque sí hay personas que se ofenden y quienes no.
Yo soy castellano parlante y valenciano parlante, mi familia,todos sin excepción, hablan castellano y mis hermanos mayores aún con cierto vago acento andaluz, pero yo lo aprendí desde pequeña y lo hablo cada día.
EL marido de mi hermana es "valencianot" de Llombai y entre él y yo no sabemos hablarnos en castellano y hay veces que se nos mira de reojillo.
En fin, que depende. En resumidas cuentas, supongo que por la buena educación debe ser lo de la rumana.
Besos.

Joselu ha dit...

Hablar delante de uno en una lengua que se desconoce, sabiendo la común, puede dar lugar a múltiples interpretaciones que van desde la sensación de mala educación o menosprecio de la persona que está delante a la sospecha de que puedan estar hablando de uno. En mi instituto hay alumnos marroquíes o pakistaníes que hablan con malévola intención de sus compañeros en sus lenguas no comprendidas por el resto. Lo cual abre sospechas fundadas de la mala intención que tienen. Supongo que lo normal es hablar la lengua común para que no haya lugar a pensar que hay menosprecio o intención aviesa. En Cataluña es muy raro que los catalanes no cambien al castellano cuando tienen a alguien que no habla el catalán. Es un reflejo inconsciente abierto a también interpretaciones también variadas como podría ser hacerle sentir cómodo o también hacerle sentir que es diferente y que no pertenece al país. Imagino que las dos se mezclan.

Miguel ha dit...

Mar: Yo creo que lo que pasa es eso: que está bien educada.

Lou: Eso es lo que debería ser. Es decir, hablar un idioma (si es posible, claro) que lo entendieran todas las personas que pueden escucharlo. Por eso, creo que la dependienta hace muy bien.

Myriam: Sí, sí, es por educación. Y eso me parece de maravilla.

Yolanada: El valenciano es catalán. Lo que pasa es que en lo que es la Comunidad Valenciana (o País Valencià) se habla una variedad dialectal del catalán que se llama valenciano. Igual que en las islas Baleares que se habla otra variedad dialectal, o en algunos otros lugares del ámbito de lo que se conoce como "Països catalans" (o sea, todo el ámbito lingüístico del catalán) que tienen una serie de variedades (sobre todo a la hora de la pronunciación) que hace que se consideren variedades dialectales. Pero no dices ninguna incorrección si afirmas que en Castellón hablamos catalán.
Por otra parte te diré que aquí en Castellón, como en todos los sitios, hay gente fanática e intransigente, que piensa que ellos están en su casa. Y por lo tanto tienen derecho a hablar su lengua (y no les falta razón). Los demás tienen el deber de aprenderla. Y claro, esto es una verdad a medias (no hace falta explicar por qué) y a veces se llega a situaciones rocambolescas. Como por ejemplo, ir a un comercio donde el dependiente te contesta en castellano y se le exige que te atienda en valenciano (llámale catalán, si quieres) y entonces, si no es esto posible, uno se va a otro establecimiento.
Yo conozco gente (profesores de instituto) que nunca, pero nunca, dejan de hablar en valenciano. Y si su interlocutor le contesta en castellano (porque lo entiende, pero no se atreve a hablar el valenciano) pues tiene lugar una conversación de besugos: uno en catalán y otro en castellano.
Yo creo que a veces, nos gusta complicarnos la vida.

Toni: En clase los alumnos tienen mucho cuidado de hablar en rumano. Y si esto sucede, enseguida surgen las quejas.

Bertha: Estoy de acuerdo contigo.

Marinel: Yo creo que todo esto no es cuestión de política, sino de educación.

Joselu: Yo considero abiertamente de mala educación que alguien, delante de quien no le entiende, hable un determinado idioma. Es como si se hicieran "escuchitas" al oído delante de alguien. Esto es de mala educación. Así sin más.

TORO SALVAJE ha dit...

Opino que están asustados y por eso cambian a español.

Tienen miedo de nosotros.
Y los entiendo.

Saludos.

Miguel ha dit...

Toro. No lo había pensado. Pero yo quiero pensar que es por educacion

Angie ha dit...

Me parece que la chica rumana lo hace por educación pero en este caso me llama la atención que cambie a otra lengua para hablar con su compañero puesto que tú eres un cliente y no entras directamente en su conversación. Me resulta curioso.

Como ya se ha dicho más arriba, creo que lo lógico es utilizar la lengua que todos entienden, precisamente para que no haya malentendidos de ningún tipo.

V ha dit...

No sé si lo harán por gusto o por obligación, sólo sé que hablar en otro idioma, frente a alguien que no lo habla y cuando sí puedes hablar en un idioma que comprenda, es de mala educación. Otra cosa es que no sepas.
Esto lo he observado mucho estando fuera. Había veces en las que en el grupo había franceses, portugueses, ingleses, hindúes, etc. Y personalmente, me molestaba mucho que entre los españoles -que solíamos ser mayoría- los hubiese que hablasen en castellano cuando podían hacerlo en inglés o al menos intentarlo.

Así que sea cual sea el motivo, me parece estupendo que dejen el rumano y pasen al castellano cuando te tienen delante.

Besos, Miguel.

Miguel ha dit...

Angie: Pues yo pienso como tú. Hay que utilizar (si se puede) la lengua que conozcan todos los presentes.

V: Totalmente de acuerdo contigo Verónica.

Novicia Dalila ha dit...

Yo creo que eso es educación pura y dura. Sin más. Y eso les honra.

Un beso, Miguel

Miguel ha dit...

Novi: Pues sí. Y creo que la chica hace muy bien.

María ha dit...

¿Qué pienso de esta chica rumana MIGUEL? que es muy considerada, eso pienso. A mi no me importa el idioma que hable nadie, siempre que se sienta cómodo, de hecho siempre he pensado que los que llegamos a una tierra, somos los que nos tenemos que adaptarnos a sus costumbre y cultura. Así lo he hecho desde que vivo en Galicia. No hablo gallego pero lo entiendo perfectamente, así que prefiero que ellos lo hable cómodamente y yo adaptarme a ellos. Eso sí, si no entiendo un idioma agradezco que me faciliten las cosas si pueden, eso se llama.. hospitalidad y cortesía.
Por cier, siento mi retraso, últimamente el despacho me tiene absorbida completamente al querer dejar terminado todo para poderme ir a casa en Navidad... ahora subo a saludar contigo a Papá Noel jaja... quería decirte además MIGUEL que no podía estar más de acuerdo con lo que te leí en casa de Luis Antonio, cómo se nota que eres un graan profe de historia...mi querido profe de historias))

Muchos muchos besos y subiendo...

Miguel ha dit...

María: Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices sobre los idiomas. Y con lo otro, con lo de profes de historia, pues nada, que muchas gracias.

Alís ha dit...

Si bien no es necesario, porque es una conversación entre ellos que tienen derecho a hacer en su idioma, sí es un gesto, más que buena educación (no serían maleducados no cambiando al español), que hay que agradecer el que se cambien a un idioma que conoces para que, supongo, no te sientas incómodo.

Si todos nos respetáramos más, como tú a ellos y ellos a ti, el tema de los idiomas generaría menos problemas.

Un beso

Miguel ha dit...

Alís: Tienes toda la razón del mundo.

María ha dit...

jajaja ¡¡A la vez !! ¿te das cuenta MIGUEL? hemos coincido a la vez... Mmmmm cómo me gusta sentir la magia de la Navidad...que te/ os acompañe sieempre.

Seguidors