La meva llista de blogs

Votar a los 16 años


Andaba la otra tarde paseando por la calle cuando veo un grupito de chicos que parece que están poniendo un cartel en una farola. Desde lejos acierto a leer la palabra “moto”. Están afanándose en colocar bien el celo para que su consigna quede bien sujeta. Me hago el remolón y espero a que se vayan para leer la misiva que han dejado colgada en plena calle.
Ya se han ido. Tranquilamente me acerco a ver qué era aquello de la moto, que aparece con letras enormes, como un reclamo,… y me encuentro con lo siguiente:
“Si a los dieciséis años podemos conducir una moto, también podemos elegir a nuestro presidente”
O sea que aquellos jovenzuelos lo que estaban pidiendo es el derecho de voto. Que se rebaje a los 16 años. Primero fue a los 21, luego a los 18, y ahora, ya hay quien pretende que sea a los 16.
Pues bien, con todos mis respetos diré mi opinión. No, muchachos, no. Para votar hay que madurar un poco más. Yo tengo alumnos de 16 años, que no tienen ni idea de política. Ya sé que habrá quien sí tenga sus opciones, pero creo prematuro poder votar a esa edad.

Me gustaría saber vuestra opinión.

27 comentaris:

María ha dit...

Si me pongo en plan racional, obviamente pienso como tú mi querido MIGUEL, pero...

¡Fíjate lo que está ocurriendo con el voto de nosotros, supuestamente maduros! salen los mismo de siempre y ahí estamos enrocados sin opción posible de salirnos. A lo mejor una avalancha alocada de hormonas saltarinas votando no estarían mal jaja ¡todo patas arriba!...aunque solo fuera por probar qué podemos perder ¿hay alguien que pueda hacerlo peor de lo que lo hacen los políticos al uso, votados por maduros al uso?

Por mi.. que voten, que voten todos los locos de los manicomios, lo que sea con tal de barrer y hacer limpieza general:))
Y si a alguien le asusta lo fácilmente manipulables que son a estas edades que me digan si nos nos manipula a todos igualmente.. ¡el acné juvenil al poder! jaja


De esta me expulsas de clase ;))
Muchos muchos besos MIGUEL.



PD
Por ser primer ¿me perdonarás mis locuras?

Lore ha dit...

Es complicado Miguel, pero es que se les da la oportunidad de reconocer hijos, de casarse por su propia decisión y manejar su matrimonio, y no tienen la posibilidad de votar, esto es algo a lo que yo no encuentro explicación. ¿No crees que esto les ayudaría a ser más conocimiento, para crecer más civicamente? Es una opinión que tal vez parezca descabellada, pero...los que tenemos edad para ello, ¿lo estamos haciendo bien?
Ya ves Miguel que es lo que estamos haciendo.
Espero que no me expulses a mi tampoco jajaja.

Besos.

Lore ha dit...

Quiero decir a tener más conocimiento...

Bertha ha dit...

De dieciseis y de dieciocho claro que no todos maduran de igual forma Se tendría que hacer un maremo de quien esta apto.Primero si sabe para que sirve el voto y, después las consecuencias de votar: pero me sumo a las anteriores entradas...que es, lo que falla(la edad,el desconocimiento,las consecuencias,etc).Los de mí aula solo estarían aptos la tercera parte.

-No es una reflexión descabellada la de estos muchachos.Pero...matizando.

Un abrazo Miguel.

MAR ha dit...

Hoy, mi hijo cumple 17 años.
Si dejásemos el país,en manos de él y sus colegas...madre del amor hermoso¡
Lo más que yo le doy, es un voto de confianza y punto..
O, quizás, fuese mejor?
Es cuestión de probar.
Como siempre,buenos tus post.
Bss

Soledad Ramos ha dit...

No ho tinc massa clar. El vot universal és desitjable però perillós: la majoria de la població( independentment de l'edat) no està "preparada políticament" per a votar. Així ens va, manipulats i governats per una classe política que s'aprofita de la ignorància de la gent. Però hi ha, hui per hui, algun sistema millor? Per mi, que voten!

María ha dit...

Qué bien me cae tu SOLE jaja un besito para ella.

Es que ese es el asunto, no se trata de edad, se trata de conciencia cívica, de interés en lo que significa la política de un país, de saber el valor que tiene o no un voto y cómo se utiliza en la actualidad por los partidos mayoritarios que están impidiendo que votar sirva para algo más que para hacer el paripé en las urnas cada cuatro años.

Con 16 años no sabrán lo que quieren, pero quizá sí lo que no quieren y esto que hay ahora no lo quiere nadie. Creo que en esto estamos todos de acuerdo.

Por eso decía la tontería de arriba, que salte todo el sistema, que se hundan de una vez los partidos mayoritarios arrasados por los barbarillos de 16 años y sus locuras. Empecemos de nuevo o dará igual quien vote, todo seguirá tal cual.

.. Sigue sonando a locura, pero es que fuera de ella esto no tiene solución :))


Más besos MIGUEL, ya no te doy más la paliza:))

Lourdes ha dit...

De todas formas, ¿qué quieres que te diga? Conozco gente de 50 años que de madurez, lo justito ná más, eh? Y esos sí pueden votar, así que...

Lo que pasa es que a los 16 años se puede abortar, se pueden casar, se pueden tener niños... No sé, parece que con 16 se puede ser maduro para unas cosas y para otra no.
Al fin y al cabo, los supuestamente maduros votamos ahora y ya vemos lo "chungo" que anda todo. Igual peor no podría salir la cosa. Digo yo.
:)

Besos, Miguel!!

Novicia Dalila ha dit...

Para mí los 16 años es demasiado pronto para todo lo que habeis dicho (tener hijos, abortar, conducir, votar...). Aunque quizás votar sea lo menos malo.

Un beso, Miguel

Alís ha dit...

Pues para el buen ojo que tenemos los adultos para elegir a nuestros presidentes, tal vez los adolescentes tengan algo que enseñarnos.
El problema, creo yo, no es tanto de quién vota, sino de cuáles son las opciones para votar. Mientras eso no mejore, mal vamos.

Un beso

Miguel ha dit...

María: Por esta vez no te expulso... y no te expulso porque tus "locuras" me parecen muy cuerdas. Y a mí me gusta escuchar opiniones que llegan directas del corazón. Me gusta la espontaneidad y la sinceridad. Y si encima hay una chispa de gracia, pues ¡de categoría! que decimos por aquí.
No creo que la clave esté en la edad. Y así me desdigo de lo que afirmaba en el post. La clave está en la sensatez. Y de eso andamos justitos en nuestro país.

Lore: Pues tal vez esta posibilidad les hiciera madurar. Todo sería cuestión de probar.

Bertha: A lo mejor, bien pensado, son más sensatos o más sinceros que los resabiados adultos... que ya están encorsetados en una ideología desde hace años.

Mar: Entre todas me habéis hecho cambiar el discurso. Creo que no estaría mal probar, a ver qué pasa.

Sole: Et done la raó; sí, sí, que voten. A veure què passa. Potser ells estiguen menys contaminats i tinguen menys prejudicis que la gent adulta i la gran. I Pot ser que voten de cor, i no segons una ideologia enrailada en el seu cor, veges tu a saber per quines raons i quines circumstàncies...
M'has convençut, Sole.

Lou: Tienes razón. El quid de la cuestión está en saber cuándo se adquiere aquello que se llamaba en mi niñez "uso de razón" que entonces se delimitaba a los siete años. De ahí que se tomara la primera comunión al cumplir siete años. Y yo me preguntó: Cuándo surge el uso de votar... Yo me respondería que hay gente que nunca adquiere ese uso... así que, ya ves no es problema d edades...

Novi: Tienes toda la razón. Hay algo de incongruencia cuando se pueden hacer tantas cosas y en cambio se les niega el derecho a voto.

Alis: Si tuviéramos opciones buenas, pero buenas de auténtica garantía, esta democracia sería otra cosa.

arda ha dit...

Me gusta la idea de esperar hasta poder leer el cartelito, yo también lo haría,es ese punto de curiosidad.
Creo que está bien que los chic@s tengan las ganas de votar, de participar. Deberíamos animarlos pero no empezar votando a presidentes. Dentro de un mundo más asociacionista por ejemplo, que tomen sus decisiones y que voten. No te parece?

Miguel ha dit...

Arda: No estaría mal que se les enseñara desde pequeños a ser críticos y consecuentes con sus decisiones. A lo mejor, llegados a los 16, ya estarían más maduros para votar.

V ha dit...

Estoy de acuerdo, incluso los 18 me parece demasiado pronto. Y en algunos casos, toda la vida me parece también demasiado pronto.

Un beso, Miguel.

Joselu ha dit...

No sé los muchachos que conoceréis de dieciséis años, pero los que yo conozco no tendrían el más mínimo interés en votar. El desinterés por la política que yo detecto es mayoritario y abrumador. Tal vez en decisiones fuertemente pasionales y sentimentales sí que se posicionarían en parte. Pienso en un hipotético referéndum por la independencia de Cataluña. Hice una votación virtual sobre el tema en una plataforma de Edmodo y votaron mayoritariamente los alumnos de cuarto de ESO. Sin embargo, la política oficial, esa que tanto todos detestamos y abominamos, la política real del día a día, la de Rajoy, Cospedal, Rubalcaba, Cayo Lara, etc, no creo que les interesará y no les llevaría a votar. El sistema democrático tal como lo tenemos no es atractivo, está todo predeterminado entre dos partidos o los adláteres nacionalistas que gobiernan cada región. Además su incoporación no tendía ningún impacto electoral. Su voto, salvo en cuestiones muy pasionales (que hay pocas o ninguna) sería minoritario y estaría dividido como el resto de los sectores de edad.

La democracia es aburrida. Uno ve una sesión en el parlamento y siente como se le cae el alma a los pies. La política real son los reglamentos incomprensibles para casi todos. El mastodonte político es tan pesado que es imposible de mover. Las motivaciones y realidades políticas se escapan de los conocimientos de los ciudadanos salvo en cuestiones que sacan a la calle y llevan a la lucha por su carácter contra el poder: las mareas blancas o verdes.

Me temo que la incorporación o no de los dieciseis añeros no tendría ninguna repercusión real.

Un abrazo.

Miguel ha dit...

V: Yo me he hecho un lío. Después de ir leyendo vuestros comentarios ya no me atrevo a pronunciarme, la verdad.

Joselu: Puede que tengas razón. Yo me planteo la siguiente cuestión: ¿todos los dieciéisañeros votarían, o solo una parte...? Esa es otra cuestión. A lo mejor no hay una clamor tan grande como parecía rezar aquel cartel que yo leí, y la gente que piensa en política a esas edades puede que sea más bien escasa. No lo sé.

Marinel ha dit...

Pues supongo que tienes razón, pero no es menos cierto que lo de la madurez en el voto dista muy lejos de la realidad o yo al menos no la siento así.
Si no cómo se entiende que a pesar de los pesares, esto en teoría maduros que votamos, volvamos a tropezar una y otra vez con las mismas piedras en una inmensa mayoría???
O somos mas inmaduros de lo que parecemos o aparentamos o somos tontos de remate.
Así que no sé yo si no nos darían una lección los chavales!!!
Besos.

Miguel ha dit...

Marinel: Pues a lo mejor llevas razón. He hablado últimamente con gente de esta edad y en política no van más desencaminados que ciertos adultos.

Angie ha dit...

Pues me pilla un poco que no me atrevo a juzgar con elementos de peso. Tener 16 o 29 no es garantía de madurez para votar. Nosotros nos quejamos del voto último, pero ¿se quejan igual los del PP, salvo a los que se la han jugado también a muchos de ellos?
Yo francamente, me alegro mucho de poder votar, o al menos de decidir si lo hago o no, también hubo un tiempo en que a las mujeres no se nos permitía. Y desde luego hemos ganado mucho desde entonces, je, je. Así que lo de los chicos, lo vamos a ir viendo...

Besos, Miguel.

TORO SALVAJE ha dit...

Bueno, no te preocupes.
La democracia de aquí es una farsa.
Da igual que voten.
Como si votan los perros...

Partiendo de que no hay separación de poderes. De que la justicia está podrida y de que los medios de comunicación adoctrinadores de los votantes están subvencionados y en manos de los políticos todo da lo mismo ya.

Saludos.

Miguel ha dit...

Amgie: La verdad es que a todo se acostumbra uno. Y si hasta ahora no han votado y pasa lo que pasa, pues a lo mejor si votaran...

Toro: Tal vez tengas razón. Nada cambiará si no cambian los que tienen que cambiar para que cambie todo.

Yolanda ha dit...

¿A qué edad puede decidir una persona su futuro? Hay una edad legal para conducir un vehículo, diferente en cada país, otra para casarse, otra para votar, otra para trabajar... ¿Recuerdas cuando teníamos que tener 21 años para ver ciertas películas? Y no hace tanto, aunque no todos lo sepan. Ahora ese límite ha desaparecido y se limitan a poner "recomendado", así de aséptico. ¿Y todo lo demás? ¿Puede un chaval de 16 años elegir a sus representantes políticos? Anda que los que doblamos o incluso cuadruplicamos esa edad atinamos mucho... No, Miguel, lo importante no es la edad, sino la formación. ¿Cuándo y cómo somos realmente capaces de razonar y discernir? Ya sabrás que según estudios médicos la adolescencia se ha adelantado al menos dos años con respecto a generaciones anteriores. No hay más que ver cómo se visten, se pintan o actúan los y las criaturas de once o doce años. Físicamente maduran antes, y algunos también lo hacen en el aspecto intelectual, pero no es la norma, al menos por lo que yo veo cada día. Al sistema le conviene convertirles cuanto antes en consumidores, y de ahí a darles potestad para votar hay un paso. Son fáciles de convencer, no hay más que ver qué tipo de música les gusta. En cuanto alguien les prometa lo que quieren oír le harán caso. Lo de aprender a pensar... ya veremos. En la nueva ley no le dan prioridad. Blanco y en botella...
Un fuerte abrazo, colega.

Gemma ha dit...

No todos están preparados y no es cuestión de hacer discriminaciones por tanto creo que los 18 es una edad razonablemente justa porque hasta ahora así ha sido para todos.

Por qué menear la perdiz? si es por interés político que se esperen. Hay que saber esperar y ser consecuente con los que a los 16 no pudieron votar.

Gemma ha dit...

Besos!!

Miguel ha dit...

Yolanda: Pues estoy en tu línea de pensamiento. La juventud siempre ha sido muy manejable. Y hoy, con el internet, más que nunca, así es que si pudieran votar, pues ya ves. Pero lo cierto es que los adultos no nos libramos de ello, o sea, que estoy hecho un lío. Estoy por darle la razón a Toro y decir que la democracia en España es una farsa y que igual estaría bien que votasen los perros...

Gemma: No sé qué responderte... Después de leer vuestros comentarios he llegado a la conclusión que no es más válido un voto de un adulto de 90 años que uno de 16...

Luis Antonio ha dit...

Si tuviese la certeza de que los que votamos actualmente poseemos esa madurez que reclamas a los de dieciséis años, te daría la razón, pero como tengo serías dudas a tal respecto, no me importa que puedan acceder al derecho del voto.

Cualquier persona está en condiciones de informarse, tener un mínimo de criterio y de sentido común para votar responsablemente, pero me temo que pocos votan con esta base tengan la edad que tengan...

Un abrazo

Miguel ha dit...

Luís Antonio: Pues sí. Yo creo que el problema es que la edad no da madurez para votar. Y ese el problema.

Seguidors