La meva llista de blocs

Después de la lluvia...


Esta tarde le ha dado por llover. He llevado a mi madre al dentista con el sol animando la tarde. Es cierto que en el cielo había nubes. Pero no le hemos dado importancia. No hemos cogido el paraguas. Por la mañana ya había llovido. No era cosa de que se pusiese a llover por la tarde…
Pero cuando hemos salido del dentista, ha empezado a llover. Y ha llovido con ganas. Un aguacero que no ha parado hasta una hora más tarde.
Después de la lluvia he sacado a pasear a la perrita de mi hija. Lluna, así se llama la perrita, me ha llevado al parque que hay al lado de mi casa.
El parque estaba vacío de niños. La hierba estaba mojada. La tierra, blanda. Los árboles rezumaban lluvia. Los pajarillos gritaban alegremente frases ininteligibles. Los patos se paseaban pesadamente por todo el parque. En los bancos no había nadie sentado. Tal vez el parque estaba triste. Pero el sol asomaba sin disimulo tras una nube que se derretía a ojos vista.

Un rayo de sol vespertino cegó mis ojos. No me he puesto las gafas de sol. Las gotitas siguen cayendo de las hojas puntiagudas de los árboles. Parece que llueve, pero no. Es el árbol que se despereza. El sol cada vez es más amarillo. La vida, casi como quien no hace la cosa, vuelve a la normalidad. Y uno, sin darse cuenta, aprieta los dientes de pura satisfacción, mientras imperceptiblemente asiente con fuerza a los dictados que le ofrece la naturaleza…

9 comentaris:

Hada Isol ♥ ha dit...

Miguel que alegría saber que estás bien, me había preocupado pero al saber que es por falta de tiempo pues es genial !!! Ya pasaré a leerte más tarde!!!! Un abrazo para ti y los tuyos!

Bertha ha dit...

¡Hola Miguel bienvenido!, ya veo que sabes disfrutar de cada momento eso demuestra que estas a gusto contigo mismo bienvenido .

¡Feliz día de San Valentin!

Un abrazo.

Miguel ha dit...

Hada: Muchas gracias Isabel.

Bertha: Hay que disfrutar de cada momento que se nos ofrezca. No hay que despreciar las buenas ocasiones para ser feliz.

María ha dit...

Mi querido MIGUEL, qué bieeen que has vuelto a tener tiempo de contratos aquí con ese delicioso ensimismamiento tuyo una tarde de lluvia... ( rara lluvia ahí, porque si aquí llueve nadie pensaría como tú jaja ya llovió por la mañana, no necesito paraguas; )
Siempre que me quejo de la lluvia aquí ( aunque cada vez menos porque llevamos dos años que nada que ver Galicia y sus interminables lluvias con lo que llueve ahora) es justo por esto, los cielos oscuros se instalan durante semanas y semanas sin permitirnos ver un rayito de sol... si la lluvia fuera tal cual cuentas, un ratito y vuelta a brillar el sol.. adoraría la lluvia... por eso en tu texto suena deliciosa ... preciosa esta frase .. "Los árboles rezumaban lluvia" Mmmm... muy bonito.

Muuuchos, muchos besos... y gracias por no olvidarnos a pesar de tus quehaceres !

TORO SALVAJE ha dit...

Tú sabes apreciar la hermosura de lo cotidiano.
Eso es un don.

Saludos.

Marinel ha dit...

La belleza de los detalles que cada día nos rodean y pocas veces nos paramos a observar detenida y satisfactoriamente como has hecho tú.
Besos.

Miguel ha dit...

María: Los árboles se sacudían la lluvia de sus hojas, es verdad. Y el sol volvía a aparecer detrás de unos edificios. La tarde cobró naturaleza mediterránea. Y si no fuera porque el calendario me dice que aún no, diría que ya es primavera. Porque aquello fue una lluvia de primavera... ¡qué bonito!

Toro: Y no desaprovecho, o intento no desaprovechar la hermosura que lo cotidiano nos ofrece. Lo otro, las adversidades las penas, las malicias.... no me interesa.

Marinel: Los detalles son las partes de un todo que se llama felicidad.

Luis Antonio ha dit...

Cada vez me gustan más las frases cortas bien hilvanadas. Como las tuyas...
Nací en tierra de secano. Por eso añoro y disfruto de la lluvia cuando esta tiene a bien hacer acto de presencia.

Un abrazo

Miguel ha dit...

Luís Antonio: Pues te pasa lo que a mí. La lluvia es recibida en mi tierra como algo insólito. Pero cuando sale el sol, se agradece...

Seguidors