La meva llista de blogs

Asertividad


Esta semana hemos terminado las clases de autoestima que ha impartido una psicóloga del Ayuntamiento de Benicàssim a los alumnos y alumnas de primero de E.S.O. La última sesión la dedicó a hablar de la asertividad. Me pareció interesante y es por eso que quiero compartirlo con vosotros y vosotras


Las personas fundamentalmente podemos expresarnos ante una determinada situación con uno de estos tres estilos de comunicación:

Pasividad: Este estilo de comunicación es propio de aquellas personas que evitan mostrar sus sentimientos por temor a ser rechazados o incomprendidos o por temor a ofender a otras personas. Son personas que infravaloran sus propias opiniones y necesidades y dan un valor superior a las de los demás.

La persona pasiva, si un vecino le molesta porque tiene el volumen del televisor demasiado alto, se callará, se aguantará y no dirá nada al vecino.

Agresividad: Consiste en sobrevalorar las propias opiniones y sentimientos, obviando o incluso despreciando las opiniones y sentimientos de los demás.

En el caso anterior, la persona agresiva no dudaría en ir a casa del vecino, y con malos modos y amenazas, instar a que baje el volumen del aparato de televisión.

Asertividad: La persona asertiva está abierta a la opinión y derechos de los demás, pero hace valer su propia opinión y sus propios derechos. Parte del respeto hacia los demás y hacia sí mismo, aceptando que la postura de los demás no tiene por qué coincidir con la propia y evitando conflictos, sin por ello dejar de expresar lo que quiere de forma directa, abierta y honesta.

En el caso citado, la persona asertiva iría a casa del vecino y con buenas palabras le haría ver que la televisión se oye desde su casa y que esto le molesta, entonces le invitaría a razonar que tal vez esto sea por tener el volumen del televisor demasiado alto.

En resumen, la persona asertiva es recelosa de sus intereses y derechos y vela porque estos no sufran merma alguna. Pero esta actitud no redunda en continuos conflictos con aquellas personas que de una manera u otra tratan de lesionar sus derechos. La asertividad consiste en definitiva en solventar estos agravios sin agresividad y sin violencia, pero con firmeza.

Por si queremos analizarnos un poco y ver cómo andamos de asertividad, añado a continuación el decálogo de los derechos de la persona asertiva:

1-Derecho a ser tratada con respeto y dignidad.
2-Derecho a tener y expresar sus propios sentimientos y opiniones
3-Derecho a ser escuchada y tomada en serio.
4-Derecho a juzgar sus necesidades, establecer sus prioridades y tomar sus propias decisiones.
5-Derecho a decir “NO” sin sentir culpa.
6-Derecho a pedir lo que quiera, dándose cuenta que también las otras personas tienen derecho a decir “NO”.
7-Derecho a pedir información y ser informada.
8-Derecho a obtener aquello por lo que ha pagado.
9-Derecho a decidir qué hacer con sus propiedades, cuerpo, tiempo, etc., mientras no se violen los derechos de las otras personas.
10-Derecho a superarse, aun superando a los demás.

23 comentaris:

* HADA ISOL ha dit...

No sabes Miguel cuanto me costó ser asertiva! aun me cuesta! mi autoestima siempre fué baja,a veces tengo períodos en que me poongo así,pero por fortuna puedo revertirlo,tambien me pasaba que me dejaba pasar por encima con los demás y me hacían tantas cosas que llegaba un punto en el que estallaba y entonces era un debacle amigo mío! en este mundo blogger hice mucho aprendizaje,incluso aqui en tu blog,porque recuerdo ese post en el que hablabas de las personas que influían negativamente en nuestras vidas,y referías a que lo mejor es alejarse de ellas,fué un aprendizaje para mi que te agradezco mucho,día a día soy más asertiva y me siento muy feliz,es más los demás están mejor conmigo y yo con ellos,que buen post amigo,lo voy a copiar a una carpeta que llevo para cuando no tengo internet,me servirá mucho,un abrazop y buen fin de semana!saludos a Marta!

Adrisol ha dit...

creo que lo que explicas puede ser el equilibrio perfecto....aunque cueste tanto alcanzarlo!!

profunda tu entrada, amigo.
me gusta para reflexionar!

un abrazo enormeeeeeeeeeeeeee y buen finde

Clares ha dit...

Creo que se trata de un trabajo personal que cada uno tiene que hacer desde la infancia, pero que la educación en este sentido hace muchísimo. Una mezcla de carácter y educación. La asertividad se asienta en una alianza equilibrada entre la comprensión e inteligencia y la afectividad. Es también, cómo no, una forma de la sensatez, y pertenece a mi parecer al campo del saber vivir. Cada persona hacemos nuestro camino en ese sentido. Cuesta, pero vale la pena. Ese curso que les han dado a los alumnos y alumnas me parece importantísimo. Sería una propuesta para hacer algo parecido el año que viene en mi centro. Lo comentaré. Un abrazo, colega.

Miguel ha dit...

Hada Isol: Me alegro de que te hayan servido positivamente estos posts. Tienes razón al decir que cuando una persona es asertiva, cuando hace valer sus derechos, las demás personas te tratan mejor. Esto es un hecho.

Adrisol: Sí, esto que se expone en el post es un equilibrio perfecto. Pero las personas tenemos que apuntar hacia allí, hacia el equlibrio, aunque nos cueste.

Clares: A mí me parece importantísimo enseñar a los alumnos y alumnas a ser personas. A veces se nos olvida eso. Y estos cursillos, que se imparten en nuestro centro desde hace cinco años, ayudan a esto. Son totalmente recomendables.

Yolanda ha dit...

Cuesta mucho aprender a ser asertivo, tolerante, razonable, comprensivo... Y se puede enseñar, desde luego, aunque no en un cursillo de dos días. Es una labor continua e interminable, pero una ayuda externa como ha sido vuestro caso siempre se agradece. Vivimos en un mundo que no fomenta estas actitudes, al contrario. Recuerdo que hace unos años alguien nos propuso una actividad para trabajar la igualdad entre chicos y chicas. Una de las actividades consistía en elaborar una lista con profesiones para ambos sexos, y uno de los chicos propuso "puta" para las chicas.
Aún hay mucho que hacer en educación. Mientras al menos nos lo planteemos vamos bien.
Un saludo, colega.

VERÓNICA MARSÁ ha dit...

Bueno, saludos y voy a meter la pata como siempre... pero cuando me hablan de psicólogos, ya saben todos que saco als uñas. Perdón Miguel, parece que tus asersitivades y post positivos no concuerdan con esta etapa de mi vida.
Yo actuo de forma distinta atodo esto: Me callo no por temor, sino porque ya he recibido bastantes pasteles haciendo de abanderada por la vida, por prudencia y porque. Actuo de forma agresiva cuando me rebasan las reivindicaciones que llegan a oídos sordos y suele funcionar, de tanto en tanto, enseñar las uñas. Y hago oir mis derechos en las hojas de reclamaciones y algunos sitios más. En psicología todo es relativo... entre cuatro tópicos estandarizados no cabemos todos y menos cuando tratamos de ubicar los conflictos, experiencias y vivencias en una cuadrícula. Bueno, ya sabes que hablo de psicólogos de sillón y no de situaciones límite. Un besito y gracias por despertar e interconectar las neuronas somnolientas de mi cerebro. Un abrazo y como te respondo en mi blog, hasta el martes que tomaremos un cava fresquito por Martuli sin escayola y de buen humor!!!

Arwen ha dit...

Muy buena entrada para reflexionar..lo intento por todos lo medios de ser asertiva pero cuesta mucho controlar el caracter cuando alguien hace algo muy injusto...pero bueno poco a poco se consigue...besitossss

Miguel ha dit...

Yolanda: Tienes razón, estas actitudes se tienen que trabajar en el día a día y no sólo en una sesión. Pero yo muchas veces en clase hago mención a estas enseñanzas y algo se consigue.

Verónica: En el fondo la persona asertiva es alguien que no hace más que reclamar sus derechos y esto es totalmente legal. Pero hay formas y formas. Yo creo que tú sí que eres asertiva, lo que pasa que ser asertiva no te garantiza que te vas a encontrar con buenas personas...
Gracias por preguntar por Marta. A ver si el martes le quitan la escayola...

Arwen: Pues surte más efecto dirigirse o protestar con firmeza, pero con buenos modos, que larzarse a dar palos de ciego y caiga quien caiga. Garantizado.

Ramón de Mielina ha dit...

yo pensaba que asertiva era la persona que sabía ponerse en el lugar de la otra persona en una dicusión pero que sabía hacer a la otra persona ponerse en el suyo propio... o al menos eso nos enseñaban en los cursos de empresa... me parece interesantísimo que los niños aprendan estas cosas desde pequeños porque cuando uno es mayor cuesta el doble de trabajo cambiar.

Joselu ha dit...

¿Y qué hace la persona asertiva cuando se encuentra enfrente a una bestia parda que reacciona con violencia y agresividad ante el talante razonable y firme del asertivo? Es una buena cuestión sobre todo en situaciones en que personas asertivas han ido a hacer reflexionar sobre su conducta de denigrante y violenta hacia la mujer que estaba a su lado. La respuesta ha sido la violencia, la paliza, la cuchillada. La asertividad es un gran aprendizaje pero para ejercerla con personas dispuestas a entenderla. Un cordial saludo.

Miguel ha dit...

Ramon de Mielina: Efectivamente, estas técnicas sociales suelen enseñarse como estrategias, pero no se enseñan para vivir mejor. Por eso en la enseñanza obligatoria, que a la postre tiene que ser una escuela para aprender a vivir, no estaría nada mal que se hiciera más incidencia en estos temas.

Miguel ha dit...

Joselu: Tienes toda la razón del mundo. Con bestias no se puede dialogar. Intentarlo es un fracaso. Pero si respondemos con las mismas armas en tono agresivo, el resultado suele ser catastrófico. Por eso yo creo que siempre se ha de intentar zanjar el asunto razonando con firmeza.

Amig@mi@ ha dit...

Uff, llegué siguiendo tu link en mi blog y me encantó lo que vi.
He llegado en un pli-plas hasta el post del Meme. Enhorabuena, tienes un blog la mar de interesante y "que engancha".

Un abrazo

pablo11 ha dit...

Sempre agresiu!!
Ja ja.
Que pena que ya se aja acabat les classes de autoestima!
Però el Dijous hi haurà ordinador?
Ay que bè!!

Natacha ha dit...

Es la clave del éxito de muchas empresas de la vida.
la asertividad se coloca en el maravilloso y certero punto medio. Ese que casi siempre tiene la virtud de estar en el sitio justo.
No es tan difícil ser asertivo, es cuestión de empatía también...
Trabajo con niños especiales y es una de las cosas que hago más fuerza con ellos.
Un beso, cielo
Natacha

María ha dit...

Hola Miguel,
Pues yo creo que soy asertiva, lo único que llevo mal, es el punto 5 de tú decálogo. A veces, me encantaría que saliera ese malo malísimo que todos llevamos dentro y dijera por mi: -que no,no y NO.
¿Qué afortunados son los alumnos de tu cole, teniendo la oportunidad de aprender todas estas cosas tan interesantes?
Podías exportar vuestras iniciativas
Un abrazo.

Marga Fuentes ha dit...

Una vez que se aprende la teoría, ya sólo es cuestión de ponerla en práctica día a día, sabiendo que cuesta y estando atentos a rectificar siempre que haya que hacerlo. Y un día, se hace el milagro y ya no hay marcha atrás.
Es fascinante este tema.
Gracias por traerlo a tu blog.
Un beso y un abrazo, Miguel

Miguel ha dit...

Amig@mi@: Gracias por tus amables palabras. Me encanta que te guste este espacio.

Pablo11: Me alegra que alumnos como tú se pasen por aqui. Esto demuestra que tienes ganas de aprender.

Natacha: Ya lo dijo el filósofo: la virtud está en el justo medio. Y este punto es dificilísimo de alcanzar.

María: Pues una receta buena para ello es proponerse decir "no" tres veces al día por lo menos. Pruébalo.

Marga Fuentes: La verdad es que la teoría es una cosa y la práctica, otra. Y a andar se aprende andando.

Lujo ha dit...

Hola Hola Miguel,
Espero que todo ande muy bien en la cotidianidad :)
Ni te imaginas lo agradecida que estoy que hayas compartido estos puntos que explicó la psicóloga a los alumnos. Los he leído con mucha atención y me han hecho reflexionar. Aiiiiis, ¡cuántas personas deberían tomar nota!. Lo terrible es cuando te encuentras un interlocutor que, directamente, se niega a razonar. En fin, ....en este mundo hay que "lidiar" con todo tipo de personas.
Muy muy muyyyyy buena entrada!!!
Cuidaros mucho por casa.
Abrazotes para ti y la family.
Achuchones para Marta.
Pd: Espero que prontito esté recuperada del todo.

Miguel ha dit...

Lujo: Es cierto lo que dices, a veces nos toca lidiar con personas que se niegan a razonar, y entonces, por muy asertivo que seas...

Perséfone ha dit...

Me ha parecido genial la explicación de este concepto que todos deberíamos tener como algo básico.

Mil gracias por ofrecernos esta entrada.

Un abrazo.

Marinel ha dit...

Muy interesante Miguel.
Hay una amiga en la red,que es psicóloga y ya habló de esto en su blog.
Me gustó mucho saber si era o no asertiva y cómo saberlo.
Desde luego, no me considero pasiva ni violenta, así que me quedo con ese decálogo y esa opción de ser asertiva,que creo es la que más me identifica.
Aunque he de reocnocer,que hay momentos de pasividad y momentos de rebeldía,sin llegar a la violencia,claro...pero enfadarme también me enfado.
Besos.

Miguel ha dit...

Perséfone: Me alegro de que hayas podido sacar cosas positivas de este post.

Marinel: Claro que nos enfadamos. Todos nos enfadamos. Pero es bueno saber que hay maneras de enfadarse que son positivas y otras que no conducen a nada. El encontrar el justo medio sería de lo que se trata el ser asertivo.

Seguidors