La meva llista de blogs

Canto a la nimiedad



Algunas veces la vida se pone de nuestra parte. Sin ninguna condición previa ni presupuesto alguno, la vida, hay días que se sienta delante de nosotros y nos brinda una sonrisa franca y sincera. Y entonces uno se contagia de esta euforia gratuita que se le ofrece y mira hacia todas partes con ojos brillantes y risueños.
En casa alguien ha abierto la puerta del balcón y se oye corretear a los coches que rugen de pura alegría sobre el pulido asfalto. No quiero cerrar la puerta del balcón. Voy a salir al balcón y voy a mirar el cielo donde duerme el arco iris. Hoy el cielo es azul como en aquellos cuadros que pintaba aquel pintor valenciano. La calle es luminosa y amena. Los viandantes no saben que yo, desde mi atalaya, miro pasar la vida con complacencia y parsimonia. Por eso, ajenos a mi presencia, van a la suya. Me dejo bañar por los rayos del sol. Hoy el sol es más cálido que el de hace unos días, y su fulgor es más claro y nítido que ayer. Por eso las flores se lo agradecen cantando silenciosas y joviales cancioncillas. El aire que se respira es liviano y sabe a azahar. Los pajarillos miran con sus ojillos de metal a los caminantes y éstos les devuelven la mirada sin volverse.
Hoy podría estar horas y horas pensando en cosas nimias, en aconteceres, en proyectos que nunca llevaré a cabo, en aquel mar que me salpicaba con sus agujas espumosas, en el canto monocorde de una cigarra que oí un día sentado bajo un pino, en definitiva, me sentaré a charlar con mi vida y le contaré lo feliz que es vivir.

26 comentaris:

VERÓNICA MARSÁ ha dit...

Ay Miguel... Muuuucho te envidio. Yo ando justo en la parte opuesta. Soy ese viandante que ha llevado la bandera de la justicia y la verdad a cuestas durante muchos años y se ha dado cuenta de que esa no era la forma correcta de actuar socialmente. La mediocridad, la cobardía que no la prudencia, la hipocresía, el no hacerse notar y cosas semejantes de las que suelo hablar con Martuli, no forman parte de mis principios y NO SABES LO CARO QUE SE PAGA.
Bueno, perdón. Tu pones un post amable, soleado, simpático y lleno de pequeños y deliciosos detalles y yo lo saco de contexto. Tienes razón, miro por la ventana de la Biblioteca de Benicassim, donde estoy, y veo las Agujas de Santa Águeda, magníficas... los olivos balanceándose por la suave brisa... No me consuelan pero ayudan adistendir. Un abrazo de finde.

Clares ha dit...

Miguel, tienes una bonhomía admirable y un entusiasmo de vivir que se contagia. Da gusto, tal como estoy hoy, recién salida de las fiebres y los dolores, encontrar un escrito como el tuyo. Es verdad, muchas veces lo que nos da conciencia de la felicidad es lo cotidiano, lo nimio, aquello que creemos normal, y realmente no lo es, si lo miramos bien. Que la vida haya dispuesto tanta belleza y tanta armonía, que se desarrolle con sus cambios y sus vaivenes, no es lo normal, es lo extraordinario que por repetido sólo en raras ocasiones nos hace tomar conciencia.

Lujo ha dit...

Hola Miguel,
¡Qué lindo lo que escribiste!. Tienes toda la razón.
Estoy segura que estoy como una regadera ;P "pero como es de nacimiento, no me estoba" ;P. Te lo comento , (ejem, que no se entere nadie ;P ), porque muchas veces doy gracias "a lo que sea" por las pequeñas cosas bonitas que me rodean.
A pesar que acontecen penas.....no hay que olvidar nuestras pequeñas victorias y "particulares" paraísos.
Estoy atenta a las noticias sobre Marta. Espero que vaya mejorando día a día.
Cuidaros lo máximo posible y mucho más.
Muy buen fin de semana!
Abrazotes para ti y la family.
Pd: Achuchones exclusivos para Marta.

Adrisol ha dit...

me encantan tus entradas porque son tan positivas y armoniosas!!

te felicito por ser tan activo y mirar la vida desde un hermoso lugar..........

un super abrazo, amigo y buen fin de semana

Arwen ha dit...

Me ha gustado mucho la entrada Miguel, hasta lo mas natural que es salir a comtemplar la calle por el balcon lo conviertes en un acto magico mi querido amigo...me llenas de paz y sosiego con tus escritos y me gustaria que vieras la naturaleza como la veo yo cada dia porque tengo la suerte de vivir en la montaña y la verdad es precioso salir y ver la belleza de nuestra tierra Valenciana...te mando un abrazo muy fuerte para ti y otro para mi querida amiga Marta que es un solete igual que su papa de algun lado tiene que venir tan buena casta..y que espero que se este recuperando muy bien.

PD: todavia me estoy riendo del comentario de nuestra amiga Lujo...es un encanto de mujer jajajajajaj

Miguel ha dit...

Verónica: Las Agujas de Santa Águeda, quien las puso ahí nos regaló un icono de energía positiva. Yo cada vez que las miro siento que mi alma está viva. Haces un comentario sesuso e inteligente y no te quito la razón. Pero la vida es mucho, mucho más que esto. Es simplemente sentarse y ver el día magnífico que hace hoy.

Clares: Es cierto que a veces lo raro es lo simple, lo cotidiano, y las personas nos empeñamos en buscar esos momentos en lugares y momentos recónditos. Si no hay más que salir al balcón...

Lujo: Marta está mejor, y ya con ganas de que este martes (a ver si es verdad) le quiten la escayola. Gracias. Efectivamente, no hay que olvidar esos paraísos que a veces constituyen nuestras habituales situaciones de cada día. Sólo hay que saber apreciarlos.

Adrisol: Gracias por tus palabras que me animan a ser así como soy.

Arwen: Gracias por preocupartre de Marta, está mejor, pronto reiniciará sus correrías por los blogs. Qué bien que tengas la naturaleza tan cerca de tu casa. El aire suave de nuestra tierra seguro que te trae buenas vibraciones.

Lujo ha dit...

Re-Hola Miguel,
Ais,¡qué emoción!. Me alegra una barbaridad esas risas que han surgido en vuestra casa por el post "testosterona/dedos/hombres/mujeres".
Pobre Marta ;) ,..., ha descubierto que tiene predilección genética hacia los hombres más rudos y masculinos jijiji. Me imagino las bromas ;)
Muchos achuchones para Marta. Ya le queda menos para estar "en forma". Ojalá el martes la escayola desaparezca...
Cuidaros!
Buen fin de semana!
Abrazotes para toda la Family!

fernando ha dit...

Antes de nada, quiero felicitarte por tu bella prosa

Tienes razón. Esos pequeños placeres y momentos nos hacen la vida mucho más llevadera. Deberíamos aprender a apreciar más las cosas nimias pues no todos los días se pueden esperar grandes cosas.

un abrazo.

Yolanda ha dit...

Me encanta tu post, tan grande en su sencillez, tan lleno de poesía, tan positivo. Realmente es un don fijarse en las pequeñas cosas, en las de cada día, y disfrutar de ellas. Nos acostumbramos a verlas y no las apreciamos lo suficiente. La salida del sol ya es en sí misma un milagro, como la eclosión d elas flores en primavera o la circulación de la sangre por nuestro cuerpo. Detrás de cada acto hay todo un proceso en el que no reparamos lo suficiente. Hay que arir los balcones, como tú, y respirar la vida que nos rodea.
Un abrazo, colega.

hormiguita ana ha dit...

qué bobos somos por no saber o no querer pararnos a observar y disfrutar las cosas más simples de la vida.... siempre con prisas, siempre corriendo... sin darnos cuenta que podemos ser felices con tan sólo unos minutos de tranquilad observando cualquier cosa, por nimia que sea, y dejarnos llevar...

Miguel ha dit...

Lujo: Sí, estuvimos un rato riéndonos, pero lo más fuerte fue que mi hija confesó que sí, que le gustan los tíos machotes. Risa general.

Fernando: Pues sí. No todos los días se descubre América ni se inventa una vacuna contra una enefermedad mortal. Tenemos que conformarnos con vivir la vida con el bagaje pobre y humilde de nuestras cosas cotidianas, que no es poco.

Yolanda: A veces la vida nos parece unas oposiciones dificilísimas que nos podremos ganarlas. Y no es tan complicado. La vida sólo hay que vivirla. Con esto basta. Respirar, mirar, pensar, querer...

Hormiguita Ana: A veces, lo que nos pasa es que nos exigimos demasiado y pensamos que si no salimos de nuestro humilde anonimato, la vida no tiene sentido para nosotros, que somos unos fracasados. Y no es esto, es mucho más fácil. La vida hay que vivirla y ya está. Con esto basta.

María ha dit...

Tienes toda la razón, algunas veces, los días ordinarios, en el recuerdo, son los más extraordinarios. Lo extraordinario, es saber apreciarlo en el momento en el que lo estás viviendo.
A veces , hacemos montañas de un grano de arena... Suerte, que al día siguiente, reconoces, que es un grano y no la montaña que equivocadamente "te habías creado"...( me estoy liando, pero, yo me entiendo)...
¡Vamos!, que estoy contigo.
Que la vida es muy hermosa, y aunque a veces las nubes no nos dejen ver el sol...o por el contrario la luz sea tan cegadora que no nos deje recordar... que tarde o temprano vendrán las nubes, unas y otras hacen, que la vida siga siendo hermosa.
Un abrazo.

Miguel ha dit...

María: Todo es cuestión de ver lo positivo de cada momento, detrás de un nubarrón siempre está el sol agazapado.

hormiguita ana ha dit...

por cierto, se me olvidó decirte..... me encaaaaaanta el pensamiento que tienes en la cabecera del blgo:

"La humanidad masculina se divide en dos grupos: arena o acantilado. La mujer es siempre el océano."

PRECIOSO! GENIAL!

besotes!

Natacha ha dit...

Esa actitud debería acompañarnos cada día. Aunque las cosas se tuerzan... la vida es eso, cosas chicas que son tan grandes... que pueden darnos la felicidad.
Un beso y disfrutalo.
Natacha.

Sibyla ha dit...

Qué sabio eres MIGUEL, sabes disfrutar de las cosas nimias que nos rodean, cosas sencillas y simples, que no por ello menos importantes a la hora de reportarnos bienestar y salud mental y emocional...en definitiva nos ayudan a ser un poquito más feliz.

Alabo ese canto!

Un abrazo:)

Miguel ha dit...

Hormiguita ana: Yo admiro a las mujeres. Por eso este encabezamiento.

Natacha: No podemos dejar de lado las minuncias que cada día nos ofrece la vida. Son tan importantes como los grandes logros.

Sibyla: La vida está hecha de cosas grandes y cosas pequeñas, pero las piedras gruesas se sostienen con muchas piedras pequeñas, si faltan éstas, todo se viene abajo.

Perséfone ha dit...

Preciosa y optimista entrada. Firmaría sin pesarlo dos veces cualquier contrato en el que se me ofreciera que todos los días fueran iguales que el que describes.

Un abrazo.

Miguel ha dit...

Perséfone: Yo pienso que los días son del color del cristal con se se miran.

Lujo ha dit...

Hola Miguel,
Tú si que eres un Sol de Primavera y olé.¡¡Vales un Imperio! y contigo se aplica aquello de "porque yo lo valgo" Olé y olé por ti.
Gracias por tenerme en estima y cada una de tus palabras.
Lo mejor es sonreír,...una forma de espantar "la mala onda".
Espero que Marta se esté recuperando y lo lleve un poquito mejor. Seguro que antes de lo que piensa estará recuperada.
Abrazotes para ti y la family!
Cuidaros!!.
Pd: Achuchones para Marta!

Miguel ha dit...

Lujo: Gracias por tu comentario. Me reiterio en lo dicho. Por cierto, Marta tendrá que estar una semana más con el brazo escayolado. Lo lleva regular, porque tiene unas ganas de liberarse de esto y retomar la vida con normalidad...

Franziska ha dit...

Es cierto que, a veces, hay que encararse con días díficiles, que si estamos atentos a las malas noticias podemos llenar un saco hasta rebosar pero no es menos cierto que, si queremos, -y yo creo que por nuestro propio bien, debemos- podemos encontrar todos los días un ratito, siquiera, para asomarnos al balcón de las ideas agradables.

K4RMIN4 ha dit...

Muy lindas tus palabras, cargadas totalmente de buenas vibraciones; me da gusto saberte tan feliz.

Un abrazo

Adrisol ha dit...

pasaba a dejarte un abrazo, querido amigo!!!!!!!!!!!

que estés bien..............

Joselu ha dit...

He creado un wiki para hacerle un homenaje a Mario Benedetti. Me encantaría que te unieras y participaras poniendo tu voz a alguno de sus poemas. Está en HOMENAJE A MARIO BENEDETTI. Un abrazo. Por la poesía.

Miguel ha dit...

Franziska: Ese balcón nunca debemos cerrarlo, siempre tiene que estar entreabierto para asomarnos en los momentos difícilies o cuando nos venga en gana.

K4armin4: Me considero una persona feliz. Pero hemos de estar atentos a las tormentas que enmascaran y pueden entrubiar nuestras buenas vibraciones.

Adrisol: Eres un encanto de persona, recibe mi más cálido abrazo.

Joselu: Gracias por la invitación. Corro a clikar en el enlace.

Seguidors