La meva llista de blogs

Las nuevas tecnologías entran en la enseñanza


Acabamos de empezar el curso. Estos primeros días son días de reencuentros y caras nuevas. De nuevas ilusiones y viejas estrategias. De retos y propuestas. De esperanza, en definitiva.
Cada año hay insospechadas novedades. De todo tipo y de todos los colores.
El primer día, a la hora del recreo entré en la sala de profesores y vi una nota que había escrito la jefa de estudios que decía: “el viernes a las 11 reunión del equipo docente de primero E”. Nos reunimos y nos comunicó que había una niña en este curso que estaba enferma de cáncer. Que seguía un tratamiento bastante agresivo y que no podía venir a clase. Entonces sacó un ordenador portátil y nos dijo que esto sería nuestra herramienta para podernos poner en contacto con ella. Ante la expectación y el asombro de todos y todas los que estábamos allí, sacó una cámara y la aplicó al ordenador. Y nos dijo que con esta cámara seguiría desde su casa nuestras explicaciones y evoluciones en el aula. Que como tenía acoplados unos altavoces nos oiría y nos vería perfectamente desde su casa a través de la pantalla de su ordenador. Podríamos enfocar hacia la pizarra o a nosotros. A los compañeros nos aconsejó que no les enfocásemos por aquello de que son menores de edad. Total, que desde su casa podría seguir perfectamente nuestras explicaciones.  
Me quedé gratamente sorprendido y dispuesto la semana que viene a iniciar la clase con el ordenador. Me quedé pensando entonces en las nuevas tecnologías. Esto hace poco tiempo (muy poco tiempo) habría parecido cosa de brujas, y hoy es una realidad. Y la tecnología no para, sigue. ¡Bien por los avances tecnológicos! 

31 comentaris:

Joselu ha dit...

Me congratulo de ello. Me surgen, no obstante, numerosos interrogantes sobre el enfoque de la cámara que será fijo, a una distancia determinada. Según por dónde te muevas estarás fuera de foco. ¿Registrará la pizarra con claridad? No sé. Aquí en Catalunya existen las llamadas atenciones domiciliarias en que un profesor va a casa del alumno un número de horas a la semana y le da una serie de materias para que no pierda el ritmo. Habrá que ver si es operativo seguir desde casa tantas horas de clase con los tiempos muertos que se producen cuando están trabajando individualmente o en equipo. Me gusta la tecnología pero no acabo de verlo claro. Pero eso lo veréis con el desarrollo del curso y su grado de presencia en las actividades del aula. Me gustará saber sobre cómo va evolucionando. Me alegro de que estos casos sean tratados de una forma u otra y que no se les deje descolgados.

Un abrazo.

TORO SALVAJE ha dit...

Me parece una iniciativa genial.
El progreso en una de sus mejores manifestaciones.
Ojalá se cure pronto.

Saludos.

Lore ha dit...

En este caso, ¡bendito sea el progreso y bien por los avances tecnológicos!
que no siempre suelen ser tan enormemente positivos como es en este caso, y que los niños afectados puedan seguir sus estudios sin tener que perder quizás años de ellos, debido a su problema.

Un abrazo enorme Miguel.

Gemma ha dit...

Miguel, eso es fantástico y mira casi que me emociono y todo...ya nos irás contando como le va. Yo por mi experiencia te puedo decir que en la Notaría tenemos muchos programas informáticos unos internos para trabajar y otros para informar al Estado de todas las operaciones que hacemos, bueno, pues este último programa requiere estar muy al día y lo cambian a menudo, hay Notarías que están empezando o que no tienen tiempo de hacer cursos, y hay la opción de hacer un vídeo chat, yo he dado clases y también he sido alumna y la verdad es que funciona muy bien, sin necesidad de desplazamientos, así que estoy convencida que tendréis que poner mucho de vuestra parte porque no es lo mismo una hora que todas las lectivas del curso pero pienso que con ganas se puede hacer perfectamente todo, que la tecnología es fabulosa para esto y para muchas cosas más...mis mejores deseos Miguel, estos chicos que no necesitan hospitalización diaria, que acuden al hospital para hacer el tratamiento necesitan seguir conectados al plan de estudios, no pueden quedarse atrás. Yo trabajé hace años en una planta de oncología y los chicos iban a la escuela del hospital, no es lo mismo que estar en casa, aunque lo llevaban bien, pienso que es mucho menos traumático poder estar en casa y si la escuela entra a sus habitaciones domésticas esto es sencillamente, fantástico. Ya nos irás contando. Espero que sea un verdadero éxito.

Un beso, Miguel.

Juan Navarro ha dit...

Cuando se hacen tantas, tantas cosas contra la enseñanza lo llena a uno de esperanza leer iniciativas como la que cuentas. Una sociedad que margina, que desprecia al inocente, aquí se muestra solidaria. Me alegro.

Nelita ha dit...

Hola Miguel la verdad que la tecnología es fantástica, mi esposo y yo estamos en una empresa multinacional y los cursos los hacemos a través de internet o sea que son talleres virtuales, también tenemos talleres presenciales,
nuestra empresa tiene un programa y todos los que quieren hacer los cursos para capacitarse lo hacen, te envian mail para la hora y dia con tiempo, y se escucha y se ve todo sin problema. Porque le digo esto por la niña que está enfermita que desde su casa pueda hacer el curso sin necesidad de moverse.
Nosotros que somos de Uruguay hacemos los cursos juntos con Argentina y Chile, no importa la cantidad de personas que lo estén haciendo a la vez, es impresionante la tecnología,es como si estuviera la Universidad en tu casa. Todo se puede asi que adelante con ese proyecto tambien lo pueden hacer x Skype con la camarita en la pizarra y lo que habla el prof sale x los parlantes mucha suerte y dusculpe mi atrevimiento pero quería aportar lo que estamos haciendo en Uruguay y si que funciona.
Miguel yo soy docente hace 50 años y se lo que se siente en esos casos.
saludos nelita

Anna Jorba Ricart ha dit...

La educación en las escuelas ha cambiado mucho y apruebo el uso de las tecnologias...
en este excepcional caso es una verdadera suerte la comunicación con esta niña...al fin y al cabo es como nosotros,los blogueros nos comunicamos, virtualmente.
Buen principio de curso.

Novicia Dalila ha dit...

A mí me parece fantástico. Estas cosas me reconcilian con las máquinas y les veo el lado bueno, buenísimo.
Espero que nos sigas contando cómo va esta iniciativa, Miguel.

Un beso

Miguel ha dit...

Joselu: Yo lo enfoncaré hacia la pizarra, que creo se verá con cierta nitidez. Pero haré mucho incapié oral sobre todo lo que hay en la pizarra. Pero, no obstante aún es pronto para calibrar los resultados.

Toro: Efectivamente. El progreso al servicio de las personas.

Lore: A mi me parece fabuloso que alguien como esta niña, con una enfermedad que le impide asistir a clase, pueda asistir virtualmente a nuestras explicaciones.

Gemma: Gracias por tu comentario. Siempre que la tecnología se ponga al servicio de las personas, estermos adelantando. Ya os contaré más adelante cómo nos ha ido.

Juan Navarro: Pues sí. A veces se nos presenta la cara amable de las instituciones.

Nelita: Gracias por tus palabras. Yo supongo que algo haremos. A lo mejor al principio nos cuesta un poco, pero al final será un éxito.

Anna: Sí, es como nuestra comunicación a través de los blogs. Pero esta vez con otra finalidad.

Novi: Sí, estas cosas nos reconcilian con los avances tecnológicos. Ya os contaré.

Joselu ha dit...

El problema, Miguel, es que la pizarra sólo es una parte de la clase y, a veces, mínima. Yo escribo tangencialmente en la pizarra, pero lo fundamental es el hecho físico de estar allí en que se mezclan diversos estímulos y soportes que tienen como eje al profesor y la interrelación con los alumnos. Son inseparables. Si quieres que te diga la verdad, pienso que es una majadería, y que lo que este muchacho necesita es un profesor en su casa. Puedo equivocarme y me lo harás saber, pero no me convence.

Un cordial saludo.

Miguel ha dit...

Joselu: Bueno, yo también te diré que tengo mis dudas sobre este método. Pero dicen que hace más quien quiere que quien puede. Por lo tanto, si (con todas las limitaciones físicas que tú quieras, que las admito) esta alumna más o menos advierte por dónde vamos y qué estamos explicando, con la ayuda del libro, a lo mejor, ya no se queda a cero. Porque, querido Joselu, lo que nunca discutiré es que donde esté un profesor físicamente... todas las tecnologías son secundarias.

Lourdes ha dit...

Hombre, cuando las nuevas tecnologías ayudan a las personas, es que se están utilizando bien.
Pues mira, me mola!
:)


Besos, Miguel!!

Miguel ha dit...

Lourdes: Ya te contaré cuando llevemos unas semanas cómo va el asunto. Pero en un principio esto promete.

Luis Antonio ha dit...

Nada puede sustituir a la clase presencial, pero aplaudo esa iniciativa y reconozco que las nuevas tecnologías - a veces encumbradas a los altares o denostadas al fuego eterno - pueden ser instrumentos muy eficaces.

Ya nos contarás...

Un abrazo, Miguel

V ha dit...

Ojalá funcione, y ojalá ella pueda deshacerse de tanto trasto e ir a clase. Eso sobre todo.

Un beso, Miguel.

Miguel ha dit...

Luís Antonio: Pues sí, nada puede sustituir a la presencia física del profesor, pero por lo menos esta iniciativa parece prometedora...

V: Pues sí, lo que realmente interesa es que se recupere y pueda venir a clase a estar con sus compañeros y compañeras.

María ha dit...

Gracias a la tecnología, tu alumna, podrá asistir a las clases sin estar presente, me parece maravilloso, porque así no perderá las explicaciones, y porque no pueda asistir a clase por su enfermedad, ella también tiene derecho a estudiar, a aprender, y a tener su clase en casa, la verdad es que es sorprendente esto de los avances tecnológicos, y lo aplaudo.

Un beso y feliz nuevo curso, Miguel.

Belén ha dit...

Por esos niños si que merece gastarse el dinero, no para las dietas de los políticos...

Besicos

Vane ha dit...

Pues sí, muy bien por los avances tecnológicos, así la niña no tendrá que perder clase y podrá recuperarse en su casa.
besines

Miguel ha dit...

María: Pues sí, gracias a estos avances la niña ya no perderá el cien por cien de las clases.

Belén: Pues sí. Para esto sí que vale la pena invertir dinero.

Vane: Efectivamente, así podrá adelantar cosas de clase mientras se recupera.

Yolanda ha dit...

Colega, qué estupendo comienzo de curso. Es una desgracia la enfermedad, pero afortunadamente hoy podemos echar mano de recursos antes impensables para ayudar a un alumno en esas circunstancias. Yo utilizo la pizarra digital y el ordenador en algunas ocasiones, pero coincido plenamente contigo cuando dices que ningún aparato puede sustituir al profesor. Hace tiempo Elvira Lindo escribió un artículo titulado "La presencia", si no recuerdo mal, y decía también algo parecido. No sé si llegaremos a ser sustituidos paulatinammente por máquinas, como ha ocurrido con las taquilleras del metro, los empleados de los bancos, incluso las cajeras de Carrefour. Hace unos días comprobé cómo se puede pasar por caja habiendo escaneado cada artículo con un aparato que marca el precio total de lo que llevas. ¿Ventaja? Sin duda, pero, ¿y las personas? Esta niña agradecerá mucho más una presencia humana, aunque sea breve, que largas horas de contacto informático. Bienvenida sea la iniciativa, en todo caso.
Feliz curso (si nos dejan...) Un abrazo.

Miguel ha dit...

Yolanda: Pues eso, a ver que tal se desenvuelve esta experiencia, aunque lo que yo quiero de verdad, es que la niña venga a clase...

Angie ha dit...

Pues yo creo que esto, que me parece fantástico, debería combinarse con profesorado del SAED (Servicio de Apoyo Educativo Domiciliario: en general funciona con dos profes, cada uno da las materias de un ámbito). Atender a las clases través del ordenador, hará que la niña sienta que forma parte de ella; sin embargo, creo que la presencia física de profesorado en su aprendizaje es fundamental. Espero que no se les ocurra suplir la función que cumple este profesorado por clases simplemente asistidas por ordenador.

Besos, ya nos contarás. Quedo intrigada, y mucho.

Miguel ha dit...

Angie: La verdad es que tiene una profesora que es la que coordina todo el proceso y aunque no esté en el momento justo de la explicación, sí que va a su casa a resolver todas las dudas que se le presenten.

María ha dit...

es estupendo servirse de las nuevas tecnologías para ayudar a alguien como esta niña tuya, MIGUEL.

Sí que es verdad, que una cámara fija como me parece haber leído a JOSELU, puede hacerle muy monótona la recepción de las clases en casa ( a nosotros nos graban así en los juicios y si ya son un tostón en vivo y en directo en el CD que nos pasan, se hace insoportablemente aburrido) pero también es verdad que mejor que nada es y que tal cual está la administración de rata para contratar nuevo profesorado, la posibilidad ideal que sería compaginar esa cámara con un profe que fuera a su casa hoy casi es impensable...


Ojalá pronto se recupere y pueda volver a clase... Ese día le hacéis una peli y nos la pones, sería... ¡¡Fantástico!!


Un beso grande para ti y un besito para ella.



PD
Perdona que tarde tanto en venir a verte, no sé que pasa que no se me actualizan tus entradas... y se que me dan abajo del brogoroll sorry:-)

Miguel ha dit...

María: Pues sí, lo ideal sería que se compaginaran la tecnología con la presencia de un profesor itinerante, pero de momento es eso lo que hay. Ya veremos el resultado...

La chica de los sueños de cristal ha dit...

En este caso me alegro mucho de que existan las nuevas tecnologías. Esto sí es hacer la vida un poquito más llevadera. Y enhorabuena por la calidad humana que se encuentra en ese centro escolar, no en todos las hay. Un saludo

Miguel ha dit...

La chica de los sueños: Pues la verdad es que por lo menos, lo intentamos. Ya veremos el resultado.

LOLI ha dit...

Que bonito Migueeellll!!! Y que suerte de que te tenga de profe se lo va a pasar genial y va a aprender muchisimo.
VIVA LA TECNOLOGIA!!

OJALA SE CURE RAPIDO.

Oye y si los padres de los alumnos dan su permiso y por lo menos una vez a la semana pudieran hablar con su nueva compañera? Seguro que le haria ilusion a las dos partes,no?

Mil besos

Miguel ha dit...

Loli: Pues te diré que la cosa fuciona mejor de lo que me esperaba. Porque la niña, Rosa le llaman, tiene interés y pregunta lo que no entiende... y además tiene una compañera que es vecina suya y le acaba de explicar todo lo que no acaba de entender.

Myriam ha dit...

¡Benditas tecnologías! este es un excelente ejemplo del buen uso que pueden dárseles.

Y como ya he leído la entrada sobre ROSA, que me trajo hasta aquí, me alegro infinitamente del buen desenlace de su enfermedad.

Besos, Miguel

Seguidors