La meva llista de blogs

El extraño caso de los dobles



Andaba paseando por el centro de Castellón cuando me encontré con un viejo amigo. Nos saludamos efusivamente y de pronto me preguntó entre sorprendido y confuso:
-No sabía yo que eras aficionado a patinar… la verdad es que no lo haces nada mal…
Yo le corté:
-Pero ¡qué dices… si yo en mi vida me he puesto unos patines… ¡
Se me quedó mirando con perplejidad como no sabiendo qué decir…
-Pero si te vi el miércoles por la tarde patinando por el paseo marítimo de Benicàssim, te saludé, y tú me devolviste el saludo…
No sé quién de los dos estaba más extrañado.
-Mira, justo el miércoles por la tarde no salí de casa porque tenía muchas cosas que hacer, ya sabes, corregir exámenes y preparar clases… o sea que, querido amigo, te confundiste de todas, todas… y si te devolvió el saludo, sería por compromiso.
-Que no, que no, que eras tú, joder, que te conozco de hace mucho y no me puedo equivocar en eso.
-Pues ya ves. El miércoles no fui a patinar. Además, yo no sé patinar. Ya me explicarás…
Mi amigo se puso muy serio y dio el tema por zanjado; aunque sé yo que no estaba convencido ni poco ni mucho de lo que yo le había dicho. Nos dimos un abrazo cargado de escepticismo y nos despedimos.
Yo me quedé pensativo, pero tranquilo. Estaba seguro que mi amigo se había confundido. La verdad es que siempre ha sido un despistado…
Pero lo peor ocurrió cuando llegué a casa.
Mi mujer me recibió con una cara larga y un gesto raro. Y de sopetón me espetó:
-¿Quién era esa chica con la que ibas esta mañana a eso de las doce por delante de la escuela?
-¿¿¿Qué??? Pero si a esa hora yo estaba dando clase a los de segundo C. Hasta las doce y media no acabo. Y luego tengo el camino de vuelta. A la una llegaba a casa. ¿Qué estás diciendo…?
-Pues yo te vi- me respondió lacónica mi mujer.
Me quedé callado sin palabras para contestarle.
-Lo raro es que llevabas unos pantalones y una camisa que no sé de dónde los has sacado…
La conversación acabó tan de improviso como había empezado, porque yo no tenía argumentos para negar nada, ni ella para rebatir mis coartadas. Además le conté lo de los patines… y nos quedamos los dos muy pensativos.


Pasaron unos días y le conté la experiencia a un compañero que además de psicólogo tiene conocimientos de parasipscología. Y enseguida, sin dudar, dio su veredicto: No eras tú, era tu doble.
-¿Qué…? ¿Mi doble…?


¿No os ha pasado nunca algo parecido a eso? ¿Existen los dobles?



33 comentaris:

Bertha ha dit...

Sí, se dice que hay otra mitad de uno.-Yo tengo una hija que cuando iba a buscarla al colegio era tan parecida a otra compañera que costaba distingirlas.Después con los años ya no se parecen tanto pero podrian ser perfectamente hermanas...

Que mosca o que bochorno que te confundan con alguien(me pongo en el rol de tu señora),Pero date cuenta que muchísimas personas me refiero al famoseo tienen su doble casi perfecto.

Un abrazo.

Gemma ha dit...

jajaj, el puntito celoso de tu mujer da mucho juego...yo le hubiera dicho: pero bueno, qué poco te fijas en mí que no has reparado todavía en esos pantalones hasta hoy jajaja

Sí me pasó una vez, y fue muy incómodo porque ella no paraba de llamarme por otro nombre que no era el mío, y yo le decía que no, que yo no era la mencionada y cuanto más se lo negaba más se enfadaba, fue una situación muy extraña, al final le dije, pero cómo puedes confundir incluso la voz? mientras le mostraba mi DNI para tranquilizarla porque realmente la mujer estaba perpleja...muy fuerte, estuve unos días queriendo encontrar a mi doble hasta que me olvidé del tema por completo. Yo también estaba un poco ofuscada porque la veía tan convencida, que la verdad, dudé de si de noche me había dado por el sonambulismo...

:D

Un beso.

Joselu ha dit...

Un espléndido relato.

En cuanto a si existen o no los dobles, supongo que sí. La fisonomía humana tiene muchas variantes pero tiende a repetirse. No es difícil que por azar surjan similitudes inquietantes. Nos creemos únicos pero tal vez no lo seamos tanto. En todo caso, no me gustaría que descubrieran a mi doble, qué agobio…

Un abrazo.

Marinel ha dit...

Pues mira tú que sí,que me ha pasado y no una sino varias veces.
La primera me pilló por sorpresa y la señora que se sorprendió al verme,me dio dos besos y un efusivo abrazo preguntándome por seres a los que no había visto en mi vida,se fue mosqueada por mis reiteradas negativas.
Yo perpleja, pero deduje que si hacía tiempo que no veía a la chica,pues...
Pero años más tarde me confundieron de nuevo y esta vez con una chica de un pueblo cercano y esta era su prima que había estado con ella de boda la semana anterior!
En fin...es algo increíble,pero parece ser que tenemos dobles y como comprobé,no uno sino varios...
Besos.

Miguel ha dit...

Bertha: Pues sí, algo de eso hay. Hay personas que casi podríamos decir que son nuestro doble, aunque en realidad no es más que una simple coincidencia.

Gemma: Hay quien dice que sí, que los dobles existen de verdad. Pero yo estoy por creer que es mera casualidad.

Joselu: Dicen los que están al corriente de esto que los dobles existen, pero no tienen por qué vivir en la misma ciudad que uno, a lo mejor viven en la otra parte del mundo. Pero la verdad es que yo creo que todo son meras similitudes.

Marinel: Sí, sí, no somos únicos. Hay gente que es tan parecida a nosotros que parece nuestro doble, pero de ahí a pensar en medias naranjas y cosas por el estilo va mucha diferencia. Son simples casualidades, bueno, eso pienso yo.

Lourdes ha dit...

Uff, qué mal rollo... Otra como yo!
Quita, quita...
:)


Besos!!

Yolanda ha dit...

¡Qué divertido, Miguel! A lo mejor es cierto que todos tenemos un doble en alguna parte del mundo, somos tantos millones que no podemos aspirar a ser únicos y originales.
Que yo sepa, nadie me ha confundido con otra muy parecida a mí, pero lo que sí es curioso es que muchas personas a las que trato habitualmente me llaman Begoña en vez de Yolanda, ¡siempre la misma confusión, nunca otro nombre! Debe de ser cierto lo que me decía un profesor del instituto cuando era una cría: "Tú tienes cara de llamarte Begoña", y mis compañeros me llamaban así, Begoñita. ¿Sería una maldición?
Y lo que me resulta muy cortante es encontrarme con alguien a quien sé que conozco pero no recuerdo su nombre ni su relación conmigo: ¿una madre? ¿una dependienta? ¿una antigua colega? Lo paso fatal, hablo de generalidades para tratar de averiguar quién es. Ay, esta cabeza...
Disfruta del sol que seguro te llega antes que a mí. Un abrazo, colega.

Miguel ha dit...

Lou: Otra como tú, qué guai...

Yolanda: A lo mejor lo de los dobles es verdad. Tantas casualidades... Pero lo que pasa también es que hay gente que es muy mala fisonomista y confunde los caracteres.

LOLI ha dit...

Pues si Miguel yo no tengo una sino dos...

La primera vez fue un hombre que me dio dos besos y yo como soy tan despistada pensaba ¿Quien será? porque la verdad que conozco tanta gente que se me olvidan los nombres,caras y etc...pero cuando me preguntó que tal estaban mis padres,que como iba el bar y demás ya vi que se confundia,se lo dije e incluso le dije que mi padre murió cuando yo tenia 14 años,que no tengo madre desde hacia años y el hombre perplejo "pues sois iguales".
Ultimamente me confunden con otra chica de aqui del pueblo que todavia no conozco,la cosa es que tiene 15 años menos que yo...fijate que guay jajajaja.

Espero que no hagan trastadas por ahí ;)

BESAZOS.

Luis Antonio ha dit...

Lo de que tu mujer no te identifique me deja la mosca detrás de la oreja...

Puedes explicarme lo de la chica acompañante...que no le diré nada a tu mujer...Jaja.

La coartada del doble no cuela, ¿eh?

Un abrazo

Gloria ha dit...

Dicen que todos tenemos un doble pululando por ahí, lo malo es que se lo pase mejor que nosotros y luego los "verdaderos" paguemos las consecuencias.
Por cierto menos mal que tenias coartada que si no....
Saluditosss!

VANESSA ha dit...

Sí, me pasó también una vez, que la madre de una amiga mía me dijo q me había visto y se puso de lejos a llamarme y yo no miraba. Y luego me lo dijo, y era imposible q fuera yo porque no estaba en el sitio q decía ese día.
También me ha pasado al revés. Que yo estaba en el extranjero y vi a una persona q pensaba q era el doble de un conocido mío, pues no esperaba ver allí a nadie conocido, y resultó q era él realmente.
Besoss

Miguel ha dit...

Loli: Bueno, Loli, pues va a resultar que lo de los dobles va en serio. Que te confundan con una que tiene quince años menos que tú quiere decir que te conservas bien...

Luís Antonio: Ja, ja, ja... pero no me negarás que es una buena excusa. Mi doble es el que hace las trastadas, no yo...

Gloria: No, si yo ya lo tengo claro. Una vez interiorizado que yo tengo un doble por ahí, cuando hago algo malo, digo que no he sido yo, que fue mi doble, y ya está.

Vanessa: A lo mejor es que eso de los dobles, por muy extraño que parezca, de una manera u otra, existen.

Belén ha dit...

Yo algo he oído pero no sé si me lo creo o no... hay demasiada diversidad, no crees?

Besicos

Tropiezos y trapecios ha dit...

Dicen que sí, que todos tenemos un doble en algún lugar. Algunos no lo encuentran nunca y otros, casualidades de la vida, viven en la misma ciudad :-)

Un saludo.

Oski

Miguel ha dit...

Belén: Oye, yo estoy por creer que algo hay... Demasiadas casualidades...

Osky: No es normal, dicen lo que saben de esto que vivan en la misma ciudad, pero a veces, ya ves...

Novicia Dalila ha dit...

Lo mío es mucho peor, Miguel.
Estaba yo en COU y un compañero me dijo: "Ya sé a qué te dedicas cuando no estudias, eh???". Y yo, intrigada y pensando que era de cachondeo le dije: "anda, que me espías???". Y ahí quedó la cosa y no le di más vueltas, hasta que al día siguiente se presentó en clase con una baraja de tías en pelotas y me enseñó una clavadita a mí. Pero clavadita eh???. No sé si llegó nunca a creerse que no era yo. Hasta yo misma casi me lo creo y todo... :P
Dicen que todos tenemos un doble en algún lugar... el tuyo además vive donde tú. ¡¡¡Ojalá algún día os encontreis¡¡¡¡ Si eso pasa, nos lo tienes que contar :D

Un beso, Miguel

Miguel ha dit...

Novi: ja, ja, ja... Eso puede servir para un guión de cine... La verdad es que tiene su aquel eso de los dobles. Pero lo tuyo fue muy fuerte...

TORO SALVAJE ha dit...

Si que existen, o al menos gente que se parece muchísimo.
Doy fe.

Saludos.

Raúl ha dit...

Parece extraído de una pesadilla psicodélica. De hecho, no hace demasiado leí un relato estructurado desde esa misma premisa, pero dándole una vuelta de tuerca aún más ácida; un hombre, disoluto, mujeriego y jugador, negaba sin embargo ser él quien visitaba esos antros, argumentando que en realidad era un doble suyo que quería perjudicarle.

Miguel ha dit...

Raúl: Pues estamos de acuerdo, lo que pasa es que esto a veces puede resultar engorroso.

Raúl: Pues sí que puede dar juego esa coyuntura. De hecho, podría, como el presente post, ser una buena excusa para irse por ahí de picos pardos.

Angie ha dit...

Pues a mí me pasó algo así hace poco. Estaba en una cafetería y me quedé mirando a una chica que estaba sentada a una mesa porque me era muy familiar. Ella debió percibir que la miraba de forma diferente así que se me quedó mirando. Como me miraba pensé que era la persona que yo conocía así que me acerqué a ella y cuando estaba allí le pregunté si nos conocíamos. Para entonces ya me había dado cuenta de que no era ella. No ella no tenía una barrigota enorme y maravillosa de preñada. le tuve que explicar toda la historia. Vamos, como gemelas univitelinas.

Besos, Miguel, y haz el favor de dejar de hacer trastadas y vestir como es debido, que vas a volver loca a tu mujer.

Antonio ha dit...

Amigo Miguel, no sé si existirán los dobles, pero como se entere de esto uno que yo me sé, sí que te hará trabajar el doble :)

María ha dit...

Jajaja ¡¡ vaya día tuviste MIGUEL!!

Yo dobles no sé, pero confusiones miles.

Soy terriblemente despistada, recuerdo un día que estaba en una ciudad a unos 150km de donde vivo, por la mañana me crucé con una mujer que me resultó conocidísima, la saludé y me respondió muy efusiva la saludo... no es raro que salude a gente y no me de cuenta quien es exactamente, por la tarde me la volví a encontrar y otra vez lo mismo y yo...jajaja devanándome los sesos intentando recordar quien era, a última hora de la tarde otra vez y la persona que me acompañaba venga a preguntarme quien era y yo... que nada, ni idea... no conseguía recordar, de regreso a casa de pronto en le coche como quien ve la luz pegué un grito y ¿sabes quien decidí que era? jajaja una presentadora de las noticias de la TV gallega jajaja te juro que salvo ella, no me encajó hasta hoy, que nadie... claro que también puede ser que sea otro desastre como yo y en realidad no nos conocernos de nada.. pero como yo la saludaba muy expresiva pues ella jajaja ¡¡igual!! :-)


Aaaayyy esta vida como es de curiosa.


Por cierto jajaja ¿tu mujer se quedó tranquila? jajaja



Un beso graande MIGUEL.

Miguel ha dit...

Angie: Es que a veces, eso de los dobles puede llamar a confusión. Pero otras es una simple coartada.

Antonio: Pues ya ahora trabajo lo mismo y cobro menos. Y el año que viene aún será peor.

María: Pues sí María, esas cosas pasan. Pero esos dobles son puñeteros y a veces se inmiscuyen en nuestras vidas. Por otra parte, mi mujer, creo, que se fía de mí. Y es que yo, creo, soy de fiar... bueno, eso pienso...

María ha dit...

Yo no tengo ninguna duda MIGUEL, me fiaría de ti a ojos cerrados, así que tu mujer que te conoce más, con muchísimo más motivo :-)

A mi me parece más probable que nos traicionen nuestros sentidos o percepciones que la realidad. Durante años me parecieron idénticas dos hermanas mellizas amigas de mi hija, pero eso sólo me ocurría a mi, para el resto, eran absolutamente diferentes:-)


Más besos MIGUEL y feliz finde ... por si acaso... paséate con una pancarta con tu nombre bien grande cuando salgas, no vaya a ser jajaja

Miguel ha dit...

María: Mi mujer es gemela. Y mi cuñada y mi mujer, de jovencitas (cuando éramos novios) se parecían mucho. Ahora, no. Ahora no se parecen casi. Y debo confesar que antes, en los primeros días de mi noviazgo, cada vez que quería besar a mi mujer me aseguraba...ja,ja,ja...

Un beso muy grande María.

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* © ha dit...

Siempre un grato placer el visitarte. Gracias por compartir!

Abrazos de luz.

VivianS ha dit...

Ay Miguel…¡Esperemos que no robe un banco!
Bueno, busquémosle la parte positiva al asunto, tu doble es un Sr. Muy educado (devolvió el saludo) y tiene suerte con las mujeres (no quedarás como un solitario)
A mi me ha pasado con mi madre (está viva) y he visto a una señora en otra ciudad que es su doble, tuve que mirarla varias veces y quedé impactada.
¿Mi doble adónde andará? Espero que sepa cocinar.
Un beso
Buen fin de semana junto a tu familia.

Miguel ha dit...

Beatriz: Gracias por tu visita. Recibo el abrazo de luz.

VivianS: Ja,ja,ja, claro que sabrá cocinar. Los dobles son muy cumplidos...

Myriam ha dit...

jajajajaja que dos anécdotas más divertidas y que bien contadas, Miguel. Me he reído un buen rato.

¡Ay si yo te contara! específicAmente doble, no me topé con ninguno, peor anécdotas como la que te cuenta maría, tengo unas cuantas.

Besos

Miguel ha dit...

Myriam: Es que los dobles... haberlos..."hailos..."

Ciamor ha dit...

Pues sí, Miguel, a mí también me ha ocurrido algo parecido, con mi vecina,una amiga, mi compañera de trabajo, e incluso con mi hermana, que me cercioraba que estaba en un sitio en el cual en ese momento yo no estaba, y por mucho que en que insistía, algunos han dudado, otros sí, aunque supongo que al final me han creido, sé además que mi doble se llama María, pero no hemos llegado a coincidir las dos juntas, sé que más o menos es de mi edad, y la verdad me gustaría tropezar con ella y tomarnos un café y contar las anécdotas que me nos han ocurrido, porque seguro que si a mí me ha puesto en aprieto, supongo que a ella también le habrá ocurrido.

Seguidors