La meva llista de blogs

Depende...


Un bar. Hay una chica sentada a la barra en un taburete. No parece que se esté tomando nada.  Entra un señor de mediana edad. Se acerca a ella y se pone a hablarle

-Pues ahí donde usted me ve, señorita, yo no aparento la edad que tengo.
-No, si en cuanto le he visto entrar en el bar me he dicho: "Este señor aparenta menos edad de la que tiene"
-La gente no sabe la edad que tengo porque a mí no me gusta presumir. Por cierto, ¿tendría usted la bondad de decirme cuántos años tiene?
-Hoy mismo cumplo 25 años.
-¡Qué barbaridad! ¡Yo a su edad tenía 40!
-¡No es posible!
-¡Sí, es que cogí una gripe... me subió la fiebre y no había manera de bajármela. ¡Ni con aspirinas se me bajaba la fiebre!
-Pobrecito. Me da usted pena.
-¿...Y viene mucho por aquí, señorita?
-Solo los días que cumplo años.
-¿Y cumple años usted muchas veces?
-Pocas. Solo una vez al año. Justo el día de mi cumpleaños.
-¡Qué feliz coincidencia!
-Y aquí estoy yo a ver si alguien me invita a una copa...
-¡Oh, perdone señorita! No me había fijado. ¿Le apetece una copa?
-¿Pretende usted ligar conmigo...?
- Eso depende...
-¿Y de qué depende, si se puede saber?
-De lo alta que sea usted. Porque a mí no me gustan las chicas bajitas. ¿Por cierto, cuánto mide usted? 
-Eso depende...
-¿Y de qué depende, si se puede saber?
-De si estoy sentada o de pie. Mire. Ahora estoy sentada, pues si me levanto mido mucho más... ¿Quiere que me levante?
-Si no le sirve de molestia...

La chica se levanta del taburete

-¿Eh, qué le parece?
-No está nada mal. Tenía usted razón. De pie es mucho más alta...
-Eso también depende.
-¿Y de qué depende, si se puede saber?
-De los tacones. Si me pongo tacones soy más alta.
-Me ha convencido totalmente. ¿Quiere usted casarse conmigo?
-Eso depende
-¿Y de qué depende, si se puede saber?

La chica se sienta

-Pues de la edad que usted tenga.
-Eso depende.
-¿Y de qué depende, si se puede saber?
-De la edad que aparento.
-Usted no aparenta tener ninguna edad.
-Pues entonces no me caso con usted.
-Pues yo no me voy a poner tacones.
-Y yo no le voy a invitar a una copa.
-Pues adiós muy buenas.
-Adiós muy buenas...

El señor da media vuelta y sale del bar. La chica llama al camarero.

15 comentaris:

Lourdes ha dit...

¿Pues sabes tú que me encantan estos relatos con esas conversaciones tan incoherentemente coherentes? jajajajajajajajaj

María ha dit...

jajajaja pero MIGUEEEEL ¿ y esto? jajaja parece una de esas charlas maravillosamente desquiciadas de GROUCHO, lo que más me ha gustado es es de que yo a su edad tenía 40 jajaja mil gracias .. me voy partida de la risa a seguir con mis papelorios ; )

Muuuchos muchos besos súper profe, no dejes d darnos eats clases por favor ; )

Miguel ha dit...

Lou: A mí también me gustan mucho. Este humor lo descubrí con Tip y Coll. Después supe que ellos bebieron de Groucho Marx y de Mihura, Poncela... Total, del teatro de lo absurdo. A mí me encanta. Y por eso de vez en cuando me invento alguna historieta para reírme yo solo...

María: Muchas gracias por compartir esta risa. Yo, es que, aunque no te lo creas, cuando se me ocurren estos desatinos, me desternillo de risa. Este se me ocurrió la semana pasada en un examen de mis alumnos. No podía contener la risa. Y algunos alumnos levantaban la mirada de su examen y me miraban con extrañeza.Tuve que pedir disculpas y aclarar que aquellas risas contenidas eran cosas mías... La verdad es que me gusta mucho inventar este tipo de escenas. Otra día pondré otra...

TORO SALVAJE ha dit...

Efectivamente me recuerda a los hermanos Marx, y a Tip y Coll...

Muy bueno.

Saludos.

Miguel ha dit...

Mi intención era esta. Revivir, recordad a estos genios que nos han enseñado una forma de reír.

Bertha ha dit...

Este humor sin fuste es bastante divertido.

Me ha gustado.

Un abrazo.

Miguel ha dit...

Bertha: A mí me encanta.

RECOMENZAR ha dit...

Me haces sonreir cuando escribis y comentas
sos magico

Miguel ha dit...

Recomenzar: Gracias por este comentario. A mí también me gusta ir por tu blog. Tiene algo mágico...

Marinel ha dit...

Vaya Miguel, que grata sorpresa este lío de diálogo que recuerda esos grandes cómicos de antaño!
Mi enhorabuena.
Besos.

Miguel ha dit...

Marinel: Este tipo de escritos están inspirados en ellos. En el humor puro. En el humor que surge de la vida sin meterse con nadie. Este es el humor que a mí me gusta y este es el humor que de vez en cuando quiero compartir con vosotros.

Luis Antonio ha dit...

Casi siempre atribuimos el "depende" a los demás, incluso cuando es cosa nuestra...

Un abrazo

Miguel ha dit...

Luís Antonio: La verdad es que todo depende....

Toni Trilles ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Toni Trilles ha dit...

Genial!, Miguel solo cambiaría el final: "la chica llama al dependiente, perdón al camarero"

Seguidors